vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4609165

Aranzadi entrega al Govern los restos de las 65 víctimas exhumadas en Porreres

El equipo técnico de Aranzadi finaliza así las tareas de excavación y exhumación llevadas a cabo desde principios de febrero en las fosas localizadas en la zona central del cementerio municipal de Porreres.

Los responsables de Aranzadi han entregado este sábado a los responsables de Memoria Democrática del Govern los restos de las 65 víctimas exhumadas en Porreres desde que el pasado 8 de febrero se iniciasen las tareas de excavación y exhumación en la zona central del cementerio.

Estos restos los custodiará, a partir de ahora, la Dirección General de Memoria Democrática del Govern de les Illes Balears y quedarán depositadas en instalaciones de la Empresa Funeraria Municipal de Palma, en Bon Sosec, según se establece en un convenio firmado entre el Ayuntamiento de Palma y la Secretaría Autonómica de Sectores Productivos y Memoria Democrática, a la espera de que se realicen los análisis genéticos que puedan llevar a una posible identificación.

Un mes de excavaciones

El pasado 8 de febrero el equipo técnico de Aranzadi iniciaba la segunda fase de las tareas de excavación y exhumación en el cementerio de Porreres, obteniendo como resultado la recuperación de 44 víctimas de la represión franquista, procedentes de cinco fosas ubicadas en la parte central del cementerio. Una cifra que se ha incrementado con la localización de 21 víctimas más, fruto de las nuevas prospecciones realizadas posteriormente en las fosas excavadas en el año 2016, que han dejado al descubierto enterramientos a mayor profundidad en tres de las fosas documentadas hace cuatro años.

En total, Aranzadi ha recuperado en esta segunda intervención 65 víctimas que se suman a las 49 recuperadas en el año 2016, y que sitúan en 114 el número de víctimas exhumadas en el cementerio municipal de Porreres de un total de 13 fosas. Datos que se aproximan a las documentadas históricamente por el investigador Bartomeu Garí.

Estos últimos días las tareas se han centrado en la realización de los análisis antropológicos de los restos localizados y en la toma de muestras individualizadas para su posterior análisis genético, que consiste en la comparación entre las muestras dadas por familiares y las muestras obtenidas de los restos de cara a una posible identificación positiva. Un trabajo, el del análisis genético, que se realizará en los próximos meses en las instalaciones del laboratorio BIOMICs de la Universidad del País Vasco de Vitoria-Gasteiz.