Pla d'Eficiència Energètica

Conducciones eficientes

Actuaciones realizadas

castellano castellano català

¿Qué hay que tener presente cuando compramos un vehículo?

Es recomendable adquirir un vehículo que se adapte a nuestras necesidades en lo que concierne a dimensiones, capacidad y potencia. Hay que saber que, a más potencia, más consumo, que un coche grande nos aumenta los gastos, y que para una misma potencia un vehículo diésel consume menos que uno de gasolina. En caso de uso frecuente del coche, la adquisición de un vehículo con motor diésel es la mejor opción.

Es importante conocer qué coches son de bajo consumo energético. El Real Decreto 837/2002 obliga cualquier coche expuesto para su venta a que facilite la información sobre consumo y emisiones de CO2 a través de los indicativos siguientes:

  • Una etiqueta obligatoria colocada de forma visible, con los datos oficiales del consumo de combustible y emisiones de CO2, que haga referencia al modelo y al tipo de carburante.
  • Todos los catálogos de venta deben incluir información oficial sobre el consumo de carburante y las emisiones de referencia.
  • También puede encontrarse una etiqueta voluntaria en la que se compara el consumo oficial de carburante del coche con otros modelos de características similares. Los coches que consumen menos combustible están clasificados como A, B y C (color verde); los que consumen más pertenecen a las clases E, F y G (color rojo), y los de clase D (color amarillo) tienen un consumo medio.

El IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía) edita, en colaboración con los fabricantes e importadores de vehículos, una guía anual de consumo de combustibles y emisiones de CO2, publicada en Internet y a disposición de todos los consumidores. descargar

Conducimos el ahorro energético


En las Illes Balears, en un solo año se consume en transporte terrestre cerca de un 30% del consumo final de la energía total. El desarrollo social y económico ha posibilitado un aumento de la movilidad de las personas, lo que, en general, ha contribuido a mejorar nuestra calidad de vida. Pero este crecimiento ha hecho aumentar la dependencia de los derivados del petróleo en todo el mundo y está produciendo los mayores problemas medioambientales y sociales de la historia.

El uso del coche comporta importantes impactos ambientales, como la congestión en las ciudades, la emisión de contaminantes, el aumento de la siniestralidad en las carreteras y unos niveles de ruido muy elevados en las áreas urbanas.

Principales puntos de actuación

Ante esta situación, podemos actuar de manera decidida y reducir el consumo de energía y las emisiones de contaminantes de la forma siguiente:

  • Haciendo uso de los vehículos de manera racional: la reducción de la dependencia de los coches y el uso más habitual de otros medios de transporte nos permitirán mejorar nuestra calidad de vida y fomentaremos la movilidad sostenible.
  • Haciendo uso de las tecnologías más limpias y eficientes.
  • Haciendo una conducción eficiente.

Fomento de la movilidad sostenible

La movilidad sostenible consiste en maximizar los desplazamientos a pie, en bicicleta o en transporte público, en detrimento de los desplazamientos con vehículo privado. De hecho, el coche no proporciona un ahorro de tiempo significativo cuando se hacen trayectos cortos.

Yendo a pie garantizamos una mayor eficiencia energética de movilidad y una mayor calidad de vida y, al mismo tiempo, descongestionamos la ciudad, hacemos ejercicio y prevenimos el estrés.

La bicicleta es un vehículo ideal para desplazamientos cortos; pueden hacerse 3 km en 10 minutos a un ritmo suave. Además, supone un ahorro económico, ahorramos energía y reducimos la contaminación, proporcionando un ejercicio agradable y saludable.

El uso del transporte público facilita el acceso a los núcleos centrales de las ciudades, consume hasta 15 veces menos que un coche, contribuye a rebajar la contaminación atmosférica y también la contaminación acústica de nuestra ciudad.

En el caso de que no sea viable la utilización del transporte público, podemos optar por compartir coche con otros compañeros de trabajo o de estudios. Esta medida reduce la congestión del tráfico, la contaminación ambiental, el gasto energético y económico y, asimismo, se favorecen nuestras relaciones sociales.

Algunas ideas para una conducción eficiente

Rutas

Escogeremos las rutas más cortas y con menos tráfico

Trayectos cortos

Evitaremos coger el coche cuando ello sea posible. En trayectos urbanos, nuestro vehículo puede llegar a consumir 20 l/100 km (más del doble que por carretera).

Arranque

Arrancaremos el motor sin pisar el acelerador y utilizaremos la primera marcha sólo para el inicio del movimiento.

Conducción

Conduciremos ágilmente, pero con suavidad. Las conducciones agresivas pueden causar un aumento del consumo de hasta un 40%. Evitaremos los frenazos y las aceleraciones bruscas.

Cambio de marchas

Utilizaremos las marchas más largas en cada momento. En motores de gasolina, cambiaremos cuando se llegue a 2.000-2.500 rpm, y a 1.500-2.000 rpm en el caso de los diéseles.

Velocidad

Respetaremos los límites de velocidad. Conducir a velocidades altas hace aumentar el consumo de combustible por kilómetro recorrido.

Ante un obstáculo

Levantaremos el pie del acelerador y dejaremos rodar el vehículo por su inercia con la marcha que llevamos engranada en aquel momento.

Paros

No estaremos parados con el motor en marcha durante periodos más largos de dos minutos.

Ventilación

Cerraremos las ventanas al conducir por carretera y así conseguiremos una menor resistencia.

Aire acondicionado

Lo utilizaremos sólo cuando sea imprescindible. Es mejor si utilizamos el sistema de aire acondicionado en posición de recirculación de aire.

Accesorios

Retiraremos cualquier artículo innecesario. Cuanto más peso lleve el coche, más nos aumentará el consumo.

Neumáticos

Mantendremos su presión correcta y la alineación adecuada.

Puesta a punto

Haremos un mantenimiento periódico del vehículo.

Y recuerde que circulando con cualquier marcha, sin pisar el acelerador y por encima de 1.500 rpm, o unos 20 km/h, el consumo es nulo (válido para coches fabricados a partir de 1993).


El contenido de esta aplicación contiene información actualizada a julio de 2006
Más información en pie.caib.es  dgener.caib.es

Camí de Son Rapinya, nº12, Urbanització Son Moix Blanc, PALMA 07013
Teléfono: 971 784132 Fax: 971 177495 energia@caib.es

créditos
Documento XHTML 1.0 válido Documento CSS estandar Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI