Responsabilidad Social Corporativa


TRANSPARENCIA Y RENDICIÓN DE CUENTAS

La Guía de transparencia y rendición de cuentas en la Administración local  dice:


"La rendición de cuentas de una institución pública es el conjunto de mecanismos que permiten explicar, justificadamente, sus objetivos y resultados, respondiendo a las necesidades y a los intereses que le han otorgado legitimidad y se han visto concernidos por sus actuaciones.

En un marco democrático, la rendición de cuentas es una idea originaria e indisociable de la democracia misma. La concepción de la rendición de cuentas va más allá de la idea tradicional del control externo y posterior, y se configura a partir de analizar la realidad de los mecanismos de transparencia, participación, evaluación y control, en el complejo contexto de las decisiones y de las actuaciones de la institución pública y de las relaciones que ha establecido con terceros.

El Gobierno de las Illes Balears se rige por la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información y buen gobierno. Establece como prioridades el derecho de acceso a la información pública y la mejora continua de la transparencia como canal de diálogo con la ciudadanía para rendir cuentas de su actuación. En definitiva, busca que el Portal de Transparencia sea el canal de acceso de la ciudadanía toda la información del Gobierno. Además, vela por el cumplimiento y evalúa el nivel de transparencia de todas las administraciones de las Illes Balears.


Emprenderemos el camino hacia la apertura de los datos de los que dispone la Administración (datos abiertos) y la democracia electrónica.


Desde la CAIB apostamos por integrar la política ética y de responsabilidad social en la estrategia y fortalecer la prestación de servicios en todo el territorio del archipiélago de acuerdo con los valores de diálogo permanente, buen gobierno, escucha activa, sostenibilidad, ética, transparencia, mejora continua y equidad. Damos pasos para implantar de manera correcta una administración relacional y en red, más competitiva y responsable ante la sociedad.


Del trabajo realizado hasta ahora en materia de  transparencia y buen gobierno, es importante destacar algunos hitos:
— Un paso esencial en el cual ha avanzado este Gobierno y que evidenciado su compromiso es la aprobación del Código ético, al cual se han adherido todos sus cargos públicos y personal eventual. El cumplimiento del Código ético ha supuesto, entre otras cosas, la publicación de las declaraciones de bienes de todos los cargos públicos de la Administración autonómica, los cuadros de gastos que generan, los viajes que hacen y los obsequis que reciben, o la publicación de las agendas de todos los Consejeros.


— Además, se ha creado la Comisión de Ética Pública para velar por su cumplimiento.
La creación de un portal de transparencia, un canal de fácil acceso para la ciudadanía, en el que el ejecutivo pone a disposición de los ciudadanos los datos de las políticas y actuaciones públicas.


— En materia de derecho de acceso a la información pública que cualquier ciudadano pueda solicitar, se debe destacar la puesta en funcionamiento, a finales de 2015 y atendiendo a la entrada en vigor de la Ley de transparencia estatal, de toda una organización para poder garantizar la satisfacción de este derecho: se creó una unidad coordinadora en la Dirección General de Transparencia y Buen Gobierno que trabaja con laws unidades de información de cada una de las consejerías  (también creadas ad hoc). Posteriormente, en 2016, se creó el órgano de resolución para que la ciudadanía pueda reclamar en caso de no recibir una respuesta satisfactoria- dentro del plazo o en la forma oportuna.


— Entre los hitos conseguidos también es importante destacar que el organismo Transparencia Internacional (encargado de evaluar el nivel de transparencia de las comunidades autónomas), valoró a las Illes Balears —el mes de diciembre de 2015— con 98,1 punts sobre 100. De esta manera, mejoró en 5 puntos la valoración hecha dos años antes, en 2014, y dejó a las Balears en segundo lugar, sólo por detrás del País Vasco.


— Y respecto de la política de responsabilidad social corporativa, en julio de 2016 se constituyó el Consejo Asesor en esta materia, que actúa como órgano consultivo y asesor del Gobierno y se dedicará a la promoción y al fomento de la participación, colaboración y coordinación entre organizaciones y asociaciones del sector, agentes sociales y económicos y Administración pública.


Todas estas acciones necesitas la implicación, la asunción de responsabilidades y la complicidad tanto del Gobierno como de sus cargos públicos.


Emprenderemos el camino hacia la apertura de los datos de los que dispone la Administración (datos abiertos) y la democracia electrónica.