Responsabilidad Social Corporativa


DIÁLOGO CON LOS GRUPOS DE INTERÉS

Nuestra misión es escuchar la voz de las personas al servicio de las que estamos. Coliderar un proceso de cambio y transformación no tiene sentido si no se hace escuchando aquello que nos tiene que decir la ciudadanía para la cual cambiamos.


Uno de nuestros principales hitos es poner al alcance de toda la Administración los instrumentos y las herramientas para una gestión transparente y ética, de la cual se puedan rendir cuentas a la ciudadanía. Si este es el Gobierno del diálogo, la transparencia es el medio de diálogo más adecuado para una gobierno que quiere hablar con todo el mundo para mostrar su acción y gestión, y de qué manera las ejerce.


Por este motivo, debemos utilizar nuestra situación privilegiada como canales de entrada de la ciudadanía para poner el énfasis en la escucha activa. Esto nos debe permitir saber en todo momento como podemos mejorar la atención a la ciudadanía y que nuestros servicios se adapten cada día más y mejor a sus necesidades.


Al mismo tiempo, debemos lograr el coliderazgo y la coordinación de la mejora continua de los procedimientos y su simplificación, así como la modernización de la Administración con la implantación de la administración electrónica.
Tenemos un propósito general: asentar una base sólida para llegar a ser un gobierno abierto. Por esto, debemos aportar todos los medios necesarios para ser mejores cada día, saber escuchar las conversaciones del siglo XXI, tener en cuenta lo que nos solicita la ciudadanía, ser éticos y ser muy transparentes en todo aquello que hacemos.


La implantación de medidas dirigidas a simplificar los procedimientos administrativos y liberar a la ciudadanía de cargas administrativas para mejorar la calidad del servicio; reducir la burocracia, y contribuir a la total implantación de la administración electrónica, se ha convertido en una necesidad, que debe ser constante y viva. Por ello, es necesario adaptar la  regulación normativa al nuevo marco normativo y ser  reiterativo en la necesidad de aplicar medidas de simplificación documental.


Con la misma finalidad de garantizar más calidad de servicios y de facilitar las relaciones de la ciudadanía con la Administración, deben mantenerse actualizados y hacerse las adaptaciones necesarias del inventario de procedimientos y del catálogo de servicios, que se encuentran a disposición de la ciudadanía en la sede electrónica, de manera que la información que se haga llegar a la ciudadanía sea correcta, completa y actualizada.


Por otra parte, en el marco del objetivo general del Gobierno de las  Illes Balears de impulsar la mejora de los servicios públicos, la gestión por procesos tiene una importancia capital, atendiendo que constituye la herramienta para reconocer y mejorar los procesos de cada unao de los servicios de la Administración de la Comunidad Autónoma y es el eje transversal del resto de acciones que se deben llevar a cabo en  una organización para conseguir la excelencia y crear valor. Por ello, es necesario, por un lado impulsar y coordinar el grupo de expertos para actualizar los procesos transversales y de las secretarias generales, ya elaborados y, por otro,  impulsar y dar soporte en la elaboración de los procesos específicos de consejería, teniendo en cuenta las medidas de simplificación documental y de reducción de cargas a la ciudadanía.


La exposición de motivos de la Ley 39/2015 prevé la transformación de las oficinas de registro tradicionales en oficinas de asistencia en materia de registros, a les cuales  atribuye un papel fundamental en el diseño de las nuevas administraciones, y que se  concreta en la asignación de una serie de nuevas atribuciones. Estas novedades van dirigidas a asistir y facilitar a la ciudadanía la relación con las administraciones públicas a través de medios electrónicos en lo que se refiere a la identificación y firma   electrónica; posibilitar la digitalitzación de los documentos en papel que se presenten y expedir copias auténticas de estos; a otorgar poderes apud acta mediante la comparecencia en las oficinas para nombrar representantes en un procedimiento administrativo en el que sean interesados, y a recibir notificaciones por comparecencia espontánea en las oficinas, entre otras.
Otra novedad será la posibilidad que tendrá la ciudadanía de darse de alta en el sistema Cl@ve en las oficinas de asistencia y obtener el PIN para poder relacionarse electrónicamente con las administraciones públicas.


Desde el Servicio de Atención y Información a la Ciudadanía coordinaremos esta transformación de las  oficinas de asistencia en materia de registro para que se implanten de manera correcta.
Como en el eje 1, estableceremos una estrategia específica de formación y conscienciación en todos los ámbitos de la Administración en relación con la implantación progresiva de la administración electrónica, la mejora continua de los servicios y de la atención a la ciudadanía.
No tenemos miedo de rendir cuenta ni de corregir  nuestras actuaciones cuando, después de escuchar a la  ciudadanía, entendemos que aquello que emprendemos no es lo que se espera que hagamos. Mostrar lo que hacemos y que la ciudadanía pueda opinar nos hace querer ser mejores cada día.
No tememos la asunción de responsabilidades y no evitamos debates políticos potencialmente complicados.


Tenemos vocación de planificación a largo plazo. Un hecho inusual en nuestros días. Con esto pretendemos proporcionar más dignidad en nuestro trabajo, más credibilidad, incrementar la confianza depositada en nosotros y ser más transparentes.


Los retos que nos marca la sociedad en red nos hacen emprender el camino hacia el gobierno abierto, lo que implica que tanto el Gobierno como sus miembros deben garantizar la transparencia, la participación y la colaboración ciudadana en los asuntos públicos. Para conseguir estos objetivos, debemos informar de manera clara y comprensible de los servicios, planes, programas y actividades que desarrollamos. Hemos de implantar más mecanismos y espacios para la escucha de la ciudadanía, aprovechando sobretodo las nuevas tecnologías, y facilitar la rendición de cuentas.


Asimismo, continuaremos promoviendo (como ya hemos hecho en las asambleas ciudadanas en muchos pueblos y ciudades de nuestra geografia, con la presidenta y los miembros del Gobierno, explicando la gestión, compartiendo impresiones de primera mano y escuchando a la ciudadanía) la colaboración y la participación de entidades ciudadanas, empresas y otros agentes sociales en la acción de gobierno.


Tenemos las puertas abierta para que los habitantes de las Illes Balears conozcan todo lo que hacemos, puedan participar de lo que haremos, enriquezcan el diálogo para que podamos ser cada día mejores y formules todas las preguntas que consideren pertinentes, y obtengan siempre respuesta.