¿Quiénes somos?

La Oficina: defendemos los derechos del menor

La Oficina de Defensa de los Derechos del Menor (ODDM) es un órgano que vela por la defensa y la promoción de los derechos del menor que se encuentre dentro del territorio de la comunidad autónoma de las Islas Baleares.

Un órgano necesario

La salvaguarda de los derechos de las personas menores de edad y la sensibilización de la población ante situaciones de indefensión del menor exige un órgano específico y autónomo en el marco del organigrama administrativo. Las funciones de la ODDM se convierten, por su importancia, en obligaciones transversales que no pueden sobrecargar de trabajo los órganos de la Administración autonómica que tienen encomendada de manera directa la acción social o el ejercicio de las acciones protectoras concretas sobre los menores, y que no pueden confundírse con sus actuaciones cotidianas o interferir en ellas.

De aquí la necesidad de la existencia de la Oficina de Defensa de los Derechos del Menor.

La dirección: portavoz de niños y jóvenes

La dirección de la Oficina de Defensa de los Derechos del Menor es ejercida por un alto cargo de la Administración del Gobierno de las Islas Baleares, nombrado por el Consejo de Gobierno y adscrito a la Consejería de Família y Servicios Sociales.
Su función principal es la de luchar por los derechos de los niños y de los jóvenes. Representa sus intereses y sus necesidades para que todo el mundo los respete.

El equipo técnico: un sitio amigo donde acudir

En la Oficina hay un equipo técnico de personas preparadas para asesorar a ciudadanos y entidades, atender las denuncias y quejas, y verificar las situaciones de abuso que tengan que ver con temas relacionados con los derechos de los menores.