Volver

Servicio de Juventud

actividades

 

La Comunidad Autónoma de las Islas Baleares tiene la competencia exclusiva en materia de ocio y juventud, tal como se desprende de los artículos 30.12 y 30.13 del Estatuto de autonomía de las Illes Balears.

El artículo 70 del Estatuto de autonomía de las Illess Balears atribuye a los consejos insulares, como propias, las competencias en materia de ocio (apartado 9) y juventud (apartado 16), incluida la potestad reglamentaria (artículo 72 del Estatuto de autonomía).

Mediante la Ley 21/2006, de 15 de diciembre, se atribuyen las competencias en materia de juventud y ocio a los consejos insulares de Menorca y de Ibiza y Formentera.

Por lo que respecta a Mallorca, las competencias en materia de juventud y ocio, en estos momentos, las tiene la Comunidad Autónoma de las Illes Balears.

A raíz de la nueva situación de las competencias, los consejos insulares de Menorca y de Ibiza y Formentera, han hecho uso de su potestad normativa y han dictado, o tienen previsto hacerlo, normas reglamentarias que regulan las actividades de tiempo libre en los ámbitos territoriales respectivos.

Las actividades de tiempo libre infantiles y juveniles se encuentran reguladas en el capítulo V del título IV de la Ley 10/2006, de 26 de julio, integral de la juventud.

Asimismo, el Decreto 18/2011, de 11 de marzo, establece los principios generales que rigen las actividades de tiempo libre infantiles y juveniles que se lleven a cabo en el ámbito territorial de las Illes Balears y, además, regula las normas complementarias de aplicación a las actividades de tiempo libre infantiles y juveniles que se lleven a cabo en las islas de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera, mientras no dispongan de la normativa propia que cada consejo insular fijé dentro del ámbito territorial respectivo.

La Directiva 2006/123/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de diciembre de 2006, relativa a los servicios en el mercado interior, obliga a los estados miembros de la Unión Europea a eliminar, simplificar o sustituir requisitos innecesarios por elementos que no dificulten el establecimiento de entidades o de personas de otros estados miembros. La finalidad es impulsar la mejora de la regulación del sector de servicios, reduciendo las trabas injustificadas o desproporcionadas, configurando un entorno más transparente y que incentive la creación de empresas.

A este efecto, la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de régimen jurídico de las administraciones publicas y del procedimiento administrativo común, se ha modificado para adaptarse a esta Directiva y ha introducido los conceptos de comunicación previa y de declaración responsable, mediante la adición del artículo 71 bis, añadido por la Ley 25/2009, de 22 de diciembre, de modificación de varias leyes para su adaptación a la Ley sobre el libre acceso a las actividades de servicios y a su ejercicio.

Por lo que respecta a las Illes Balears, el proceso para llevar a cabo la transposición del contenido de esta Directiva comunitaria a la normativa autonómica se ha plasmado en la Ley 12/2010, de 12 de noviembre, de modificación de varias leyes para la transposición a las Islas Baleares de la Directiva 2006/123/CE. Concretamente, el título III de esta Ley es el que modifica la Ley 10/2006 para adaptarla al nuevo marco normativo introducido por la Directiva mencionada.

A la vista del nuevo marco normativo, se ha establecido el régimen de declaración responsable en las actividades de tiempo libre infantiles y juveniles.

La resolución de la consejera de Asuntos Sociales, Promoción e inmigración de 19 de mayo de 2011 por la que se adoptan medidas provisionales durante la tramitación del procedimiento de modificación del Decreto 18/2011, aprueba el modelo de declaración responsable y el cuadro del equipo dirigente que se debe adjuntar con anterioridad al inicio de la actividad.

El Decreto 18/2011, entre otras cuestiones, define lo que se entiende por actividad de tiempo libre infantil o juvenil: aquella en la que participan menores de edad en un número superior a nueve, que tenga la finalidad de favorecer la participación social, la diversión, la formación, el descanso y las relaciones de los participantes, y que tenga una duración mínima de tres días consecutivos, independientemente de quien la organice o la lleve a cabo sea una persona física o jurídica, pública o privada, y con o sin ánimo de lucro.

 

Ver normativa y documentos de interés

 

Para más información: activitatstll@dgjovent.caib.es