Sanidad vegetal

 
Meloidogyne sp. (nematodo agallador) 

 

Los nemátodos son gusanos microscópicos no segmentados que constituyen el grupo más abundante de animales multicelulares en el suelo.

Ocupan la mayoría de hábitats. Algunos de ellos son parásitos de plantas, causando importantes daños en los cultivos.

Cultivos susceptibles de daño:

  • Tienen un rango muy amplio de hospedadores.

Biología

Generalmente pasan el invierno en el suelo en forma de huevos.

En primavera a medida que las temperatura del suelo aumenta, los juveniles de segundo estadio J2s, eclosionan, emigran por la tierra y penetran en las raíces de las plantas hospedadoras, donde se establecen en lugares de alimentación.

Durante el crecimiento, los juveniles engordan y mudan hasta convertirse en hembras adultas o machos. Las hembras son redondeadas e inmóviles, los machos son filiformes y generalmente abandonan la raíz porque no se alimentan.

Las hembras producen hasta 3000 huevos dentro de una masa gelatinosa. Generalmente los nemátodos agalladores completan su ciclo en menos de un mes dependiendo de la temperatura del suelo y por tanto pueden tener varias generaciones durante un cultivo.

 Síntomas

Como otros muchos nemátodos no causan síntomas característicos en las hojas o parte aérea de la planta.

Las plantas infectadas por Meloidogyne spp. muestran amarilleo, marchitamiento y reducciones de la producción.

La infección de las raíces produce engrosamientos característicos o agallas que pueden ser de distintos tamaños dependiendo del número de hembras que alberguen.

 Control

En primer lugar, es necesaria la prevención de la entrada del nematodo, pues una vez éste se ha establecido es virtualmente imposible erradicarlo, por ello es importante el uso de semilla, plantones certificados y material de propagación limpio de nemátodos.

Aquellas parcelas en las que se encuentre Meloidogyne deberían de mantenerse al margen de la producción hortícola por un período de entre 2 y 4 años.

Pueden utilizarse cultivos no hospedadores o resistentes para reducir las poblaciones. Las malas hierbas deben ser eliminadas para evitar que sean hospedares alternativos para los nemátodos.

En general, aquellas parcelas donde se vayan a cultivar hortícolas susceptibles al nemátodo deberían ser analizadas regularmente para la estudiar la presencia de nemátodos agalladors. Si los niveles detectados están por encima del umbral económico de daño se recomienda el uso de un nematicida o métodos de control alternativos como la solarización i biofumigación del suelo.

 

Imágenes

Documentación adicional

Català - Castellano