Consum
 Portada    Català    Castellà    
 

Introducción

La página web que le presentamos a continuación pretende servir eficazmente a la política de protección a consumidores y usuarios que desarrolla la Dirección General de Salud Pública y Consumo, en el marco general de la Ley 7/2014, de 23 de julio, de protección de las personas consumidoras y usuarias de las Illes Balears.

Dicha Ley obliga a los poderes públicos a conseguir una efectiva protección de los consumidores, especialmente en lo referente a la protección de la salud y seguridad, protección de los legítimos intereses económicos y sociales, protección jurídica, reparación de daños y perjuicios y derecho a la información sobre productos y servicios. Además, contempla que los poderes públicos garantizarán el derecho a la educación y formación en temas de consumo, creando los mecanismos necesarios para garantizar los derechos a la participación y representación de las asociaciones de consumidores y usuarios.

En consecuencia, la Dirección General de Salud Pública y Consumo lleva a cabo actuaciones tendentes a garantizar los derechos de los consumidores y usuarios de nuestra Comunidad.

Se realizan controles de mercado, mediante el Servicio de Control de Mercado y Red de Alerta, tanto de productos como de servicios, en todo el ámbito territorial de las Baleares. Se efectúa la retirada de muestras para su posterior análisis tanto de productos alimentarios como industriales. Se comprueba la eficacia de la red de alerta de productos alimenticios o industriales peligrosos para la salud o la seguridad. Se lleva a cabo el control de las actividades comerciales con el fin de detectar aquellas que puedan llevar aparejadas infracciones administrativas en materia de defensa de los intereses de los consumidores, intentando que sean corregidas, sin perjuicio de las actuaciones administrativas sancionadoras.

Para prevenir, informar y formar a los consumidores y usuarios, y atender sus consultas, denuncias y reclamaciones se realizan campañas divulgativas e informativas y se ofrece una red pública de oficinas de atención e información a los consumidores. Se desarrollan complementariamente actuaciones formativas y de edición de documentos y publicaciones y se ponen en servicio las posibilidades que ofrecen la telefonía, los medios de comunicación y las nuevas tecnologías: servicio de atención telefónica, revista de consumo, página web…

Con el fin de potenciar la resolución de conflictos que afecten a los consumidores es necesario el Sistema de Arbitraje de Consumo. Se trata de un sistema gratuito, ágil y eficaz, idóneo para la protección de los legítimos intereses económicos y sociales y la reparación de los daños y perjuicios.

Para ayudar a consolidar el asociacionismo de consumo y la participación social de una manera efectiva, la Dirección General de Salud Pública y Consumo viabiliza programas específicos y adecuados de ayuda al asociacionismo, participación, cooperación y reflexión colectiva, impulsando, paralelamente, el desarrollo de las funciones del Consejo Balear de Consumo.

En cuanto al desarrollo normativo, se realiza progresivamente una labor de actividad normativa.

Para finalizar, sólo cabe expresar que estamos seguros de que con el servicio de http://portalconsum.caib.es se da un paso importante en el campo de la mejora de los servicios de atención a la ciudadanía y, con esa convicción, le animamos a navegar por sus contenidos, que, sin lugar a duda, le facilitarán el acceso a las informaciones que necesite y le ayudarán a formular las consultas que desee.

 

Consum