Salut Ambiental
home.gif Inicio     idioma.gif Català - Castellano   

 

Preguntas y respuestas sobre los Nitratos en el agua de Consumo

¿Qué son los nitratos?
Es una sal química derivada del nitrógeno que, en concentraciones bajas, se encuentra de forma natural en el agua y el suelo.

¿Cuál es la causa de la presencia de nitratos en el agua que consumimos?
La presencia de nitratos en las aguas de suministro público es debida a la contaminación de las aguas naturales por compuestos nitrogenados.
Se puede hablar de dos tipos principales de fuentes de contaminación de las aguas naturales por compuestos nitrogenados: la contaminación puntual y la dispersa. El primer caso se asocia a actividades de origen industrial, ganadero o urbano (vertido de residuos industriales, de aguas residuales urbanas o de efluentes orgánicos de las explotaciones ganaderas; lixiviación de vertederos, etc.) mientras que en el caso de la contaminación dispersa o difundida, la actividad agronómica es la causa principal.
Si bien las fuentes de contaminación puntual pueden ejercer un gran impacto sobre las aguas superficiales o sobre localizaciones concretas de las aguas subterráneas, las prácticas de abono con fertilizantes (orgánicos o inorgánicos) son generalmente las causantes de la contaminación generalizada de las aguas subterráneas.

¿Cómo estamos expuestos a los nitratos?
La ingestión de nitratos no es exclusiva del agua de bebida, ya que este compuesto se puede encontrar en muchos alimentos.
Algunas especias vegetales, especialmente las acelgas, las espinacas y la lechuga, tienen gran capacidad de acumulación de nitratos. El grado de acumulación no depende sólo del tipo y variedad genética sino también de la temperatura, la luz solar, el nitrógeno disponible y el tipo de cultivo.
Las sales sódicas y potásicas de los nitratos y de los nitritos se utilizan como aditivos conservantes de alimentos, especialmente de determinados productos cárnicos.
Algunos estudios realizados en diferentes comunidades indican que la ingesta media de nitratos a través de la dieta (excluida el agua de bebida) es de unos 50 mg/día.

¿Qué efectos perjudiciales para la salud comporta la ingesta de nitratos?
Desde hace tiempo se ha puesto de manifiesto que el principal efecto perjudicial para la salud derivado de la ingesta de nitratos y nitritos es la metahemoglobinemia, es decir, un incremento de metahemoglobina en la sangre, que es una hemoglobina modificada (oxidada) incapaz de fijar el oxígeno y provoca limitaciones de su transporte en los tejidos. En condiciones normales hay un mecanismo enzimático capaz de restablecer la alteración y reducir la metahemoglobina otra vez a hemoglobina.
Cuando la metahemoglobinemia es elevada, la primera manifestación clínica es la cianosis, generalmente asociada a una tonalidad azulada de la piel. Los nitritos presentes en el organismo, tanto si son ingeridos directamente como si provienen de la reducción de los nitratos, una vez absorbidos y presentes en la sangre son capaces de transformar la hemoglobina en metahemoglobina y pueden causar metahemoglobinemia.
En cuanto a la relación con el cáncer, los experimentos realizados parecen indicar que los nitratos no son directamente carcinogénicos para los animales y estudios más definitivos no han confirmado la relación entre la ingesta de nitratos y el cáncer.

¿Cuáles son los grupos de población que son más sensibles a los efectos adversos de los nitratos consumidos a través del agua de consumo?
El grupo poblacional que presenta más riesgo son los lactantes alimentados exclusivamente con leche artificial.
Entre el resto de la población, las personas que podrían sufrir efectos adversos son aquéllas que presentan alteraciones que provocan un aumento de la formación de nitritos, que tienen una hemoglobina anómala o que sufren carencias en el sistema enzimático encargado de transformar la metahemoglobina en hemoglobina. Entre estas personas hay:

- Las mujeres embarazadas.

- Las personas con hipoclorhidria gástrica natural o provocada por tratamientos antiácidos (úlcera péptica, gastritis crónica).

- Las personas con déficits hereditarios de metahemoglobina-reductasa o de NADH.

- Las personas con hemoglobina anómala.

¿Cuál es el nivel seguro de nitratos en el agua de consumo?
Con respecto a los efectos crónicos, el año 1995, el JECFA (FAO-OMS) confirmó la ingesta diaria admisible (IDA) de los nitratos en 0-3,65 mg/kg de peso corporal y día.
Por lo tanto, para una persona de 60 kg, la ingesta admisible para los nitratos en el caso más desfavorable es de 219 mg al día. Estas IDA, establecidas para los adultos, no se tienen que aplicar a niños menores de tres meses de edad porque la presencia de hemoglobina fetal en la sangre (más fácilmente oxidable en metahemoglobina), la acidez más baja de su estómago (que favorece la reducción de nitratos a nitritos) y las carencias en el sistema enzimático capaz de transformar la metahemoglobina en hemoglobina, los hacen más susceptibles de sufrir los efectos perjudiciales de la metahemoglobinemia.
Para prevenir los efectos agudos de la metahemoglobinemia en los bebés, el año 2004, la OMS confirmó un valor máximo orientativo de 50 mg/l de nitratos en el agua de consumo. Este valor fue establecido exclusivamente para prevenir la metahemoglobinemia, indicando que el grupo más vulnerable son los bebés menores de tres meses alimentados con leche artificial.
En la Directiva comunitaria que regula la calidad de las aguas destinadas al consumo humano los valores máximos admitidos son 50 mg/l de nitratos. En el Estado español la norma que transpone la mencionada directiva (RD 140/2033) también establece un valor paramétrico de 50 mg/l de nitratos.

¿Qué se tiene que hacer para evitar los efectos perjudiciales?
El grupo de más riesgo son los lactantes alimentados con leche artificial. En caso de que se tengan que preparar biberones para los bebés se tiene que utilizar agua de la mejor calidad posible, con garantía microbiológica y con contenidos de nitratos inferiores a 50 mg/l.
Cualquier persona incluida en los grupos poblacionales de riesgo tendría que abstenerse de beber y preparar alimentos en agua que supere los 50 mg/l de nitratos. En caso de duda, sería conveniente consultarlo con el médico de cabecera.
El contenido elevado de nitratos en las aguas de abastecimiento no limita la utilización para otros usos domésticos que no impliquen la ingestión, como ducharse, lavar la ropa o lavar los utensilios de cocina.

¿Si hago hervir el agua, los nitratos desaparecen?
No, al hervir el agua los nitratos no desaparecen.

¿Podemos cocer los alimentos en casa, en agua con nitratos?
La ebullición del agua provoca la concentración de las sales disueltas. Al cocinar los alimentos, especialmente los caldos, aumenta la concentración de nitratos. Por lo tanto, es recomendable que las personas incluidas en los grupos de riesgo (bebés, mujeres embarazadas, personas con enfermedades de estómago en tratamiento, etc.) no utilicen agua de la red que supere los 50 mg/l para cocer alimentos. El resto de las personas pueden utilizar el agua para cocinar.

¿Podemos limpiar los alimentos (verduras, fruta, etc.) con el agua con nitratos?
Todo el mundo puede lavar los alimentos con agua de la red, porque la cantidad de nitratos que puede quedar retenida en los alimentos es mínima.

¿Me puedo duchar con esta agua?
Aunque el agua tenga elevados contenidos de nitratos, se puede utilizar para ducharse, lavar la ropa o los utensilios de cocina, sin riesgo para la salud.

¿Cómo se puede saber si el agua de la red de suministro supera el valor paramétrico admitido de nitratos?
El suministro de aguas de consumo es competencia municipal. El ayuntamiento puede prestar el servicio directamente o a través de una empresa gestora. En cualquier caso, el ayuntamiento tiene que garantizar el suministro de agua apta para el consumo.
Las entidades gestoras del suministro están obligadas a realizar autocontrol de la calidad del agua que distribuyen. La periodicidad de las determinaciones de nitratos depende del caudal distribuido en cada zona de suministro.
Podéis conocer los niveles de nitratos del agua de vuestra zona de suministro consultando al Ayuntamiento o directamente a la entidad gestora del servicio municipal.

¿Se pueden eliminar los nitratos en casa?
Los nitratos no se eliminan por filtración física o ebullición. Hay sistemas de tratamiento específicos de eliminación de nitratos, cuya instalación puede resultar adecuada para los tratamientos de redes públicas, pero hay que valorar su idoneidad en redes de distribución particulares, por sus características técnicas y por el coste económico que representan. No todos los aparatos que hay en el mercado pensados para ser instalados en las casas están diseñados para la eliminación de nitratos.

¿Qué hace la Dirección General de Salud Pública y Participación, actualmente, ante un exceso de nitratos en el agua de consumo humano?
Las actuaciones de la Dirección General de Salud Pública y Participación relacionadas con la presencia de nitratos en las aguas de consumo se centran en el control analítico de las aguas y en actuaciones específicas con el fin de minimizar el riesgo.
Aparte del autocontrol analítico que tienen que realizar los ayuntamientos o las entidades gestoras del suministro de agua para dar cumplimiento al Real decreto 140/2003, la Dirección General de Salud Pública realiza analíticas completas de forma periódica.
Actualmente, los resultados de los análisis efectuados en las redes de distribución son envíados a las entidades gestoras cuando se detecta algún problema, como el hecho de superar el valor paramétrico admisible de nitratos, mediante un informe técnico que insta a los responsables del suministro a efectuar las actuaciones oportunas, informando también de estas actuaciones a los ayuntamientos cuando la gestión del abastecimiento se realiza de forma indirecta.

Dirección General de Salud Pública y Participación - Servicio de Salud Ambiental
C/ Jesús, 38-A. - 07010 Palma
Teléfono: 971 17 73 83