LOGO CAIB
6 de diciembre de 2017Conselleria de Salut

Son Espases supera las cien cirugías oncológicas peritoneales

La Unidad de Cirugía Oncológica Peritoneal del Servicio de Cirugía General y Digestiva de Son Espases ha consolidado el Programa de Cirugía Oncológica Peritoneal implantado en el 2014, superando el centenar de intervenciones de carcinomatosis peritoneal (CP). Se trata de una enfermedad producida por diferentes tipos de tumores malignos originados en el abdomen como el cáncer de colon, ovario o los apendiculares. Otros cánceres que también pueden producirla son el cáncer gástrico y el cáncer de páncreas.
 
El cáncer colorrectal es uno de los tumores malignos más frecuentes en las Illes Balears. Aproximadamente un 10 por ciento de los pacientes tiene una carcinomatosis peritoneal cuando se diagnostica el tumor y un 50 por ciento la desarrolla a lo largo de su vida. Por otra parte, el cáncer de ovario es un tumor que en el momento del diagnóstico ya presenta carcinomatosis peritoneal en el 70 por ciento de las pacientes. Estos datos reflejan la importancia de detectar precozmente la patología.
 
El tratamiento consiste en extirpar toda la masa tumoral y en la aplicación de quimioterapia dentro del abdomen a una temperatura entre 41 y 43 °C (quimioterapia intraperitoneal hipertérmica – HIPEC). La quimioterapia intraperitoneal permite utilizar altas dosis de citostáticos sin los efectos secundarios que se presentan cuando se administran por vía intravenosa. Esta técnica ha permitido que una enfermedad considerada hasta hace poco tiempo terminal aumente de forma significativa la esperanza de vida de los pacientes.
 
Todo el proceso es laborioso y complejo. La duración media de las intervenciones es de nueve horas, y requiere la participación de un equipo de profesionales multidisciplinar formado por oncólogos, gastroenterólogos, cirujanos, radiólogos, anestesistas, patólogos y personal de enfermería especializado. Gracias a este tratamiento se está consiguiendo, por una parte, aumentar la supervivencia de los pacientes con carcinomatosis peritoneal y, por otra parte, mejorar su calidad de vida.
 
Los estudios publicados hasta el día de hoy reflejan que los niveles de percepción de bienestar, así como la actividad física y funcional, se normalizan en la mayoría de los pacientes a los seis meses y aproximadamente el 85 por ciento de los pacientes tiene una actividad normal al año de la intervención. En la actualidad, se está trabajando en un estudio sobre la calidad de vida de los pacientes operados con esta técnica en el Hospital.