LOGO CAIB
Contingut
29 noviembre 2017| <9ªL> Conselleria de Medi Ambient, Agricultura i Pesca
Foto noticia

Se limitan los nuevos aprovechamientos de las aguas subterráneas

La nueva revisión anticipada del Plan Hidrológico de las Islas Baleares establece que no se permitirán nuevas extracciones de aguas subterráneas de las masas que sufren sobreexplotación, de las cuales actualmente se extrae más agua de la disponible. Por todas las Islas Baleares hay treinta masas de agua que se encuentran en esta situación, dieciséis en Mallorca, cuatro en Menorca, nueve en Eivissa y la única de Formentera.
 
En estas masas, de manera excepcional, se permitirán nuevos usos para el uso agrícola, profesional o urbano si no hay ninguna otra fuente alternativa. Aparte, también, se permitirán las reordenaciones de captaciones y la ejecución de sondeos para usos que no impliquen consumo de agua, como la geotermia para la refrigeración o la calefacción de edificios, por el ahorro energético que comporta. En el resto de demasiado el régimen de autorización seguirá siendo como hasta ahora.
 
Según la directora general de Recursos Hídrics, Joana Maria Garau, “esta sobreexplotación es producto de la falta de gestión de las aguas subterráneas los últimos años. No se trata de una situación que florece de golpe. El hecho de conceder nuevas extracciones no ayuda a la recuperación de estos acuíferos. Ahora damos el primer paso en la mejora de esta situación”.
 
El año 2011 en las Islas Baleares había registrados 22.738 aprovechamientos de aguas subterráneas. El mismo año se produjo un cambio normativo que relajaba los requerimientos de documentación necesarios para obtener el permiso de uso de estas aguas. Como consecuencia de eso, entre el 2011 y en el 2017 el número de aprovechamientos registrados se ha incrementado un 60%, y se ha llegado a los actuales 37.266, algunos de los cuales todavía se tramitan.
 
Ante esta situación, en la revisión anticipada del Plan Hidrológico se ha decidido prohibir las nuevas extracciones de las masas de agua con sobreexplotación y exigir una mayor justificación para los nuevos usos para el resto de lugares.
 
Actualmente hay 27.197 pozos autorizados en Mallorca, 2.265 en Menorca, 5.633 en Eivissa, 271 en Formentera y 1.900 sin coordenadas.
 
El 25 de agosto pasado el Consejo de Gobierno aprobó el trámite de información pública de la revisión anticipada del Plan Hidrológico de las Islas Baleares, de una duración de seis meses. Por lo tanto, hasta el 28 de febrero se pueden hacer aportaciones por medio del portal del agua (http://dma.caib.es).