LOGO CAIB
Contingut
7 octubre 2020Conselleria de Medi Ambient i Territori
Foto noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

El Parque Natural de Ses Salines acoge la primera liberación de tortugas marinas nacidas de una posta registrada en las Illes Balears


Personal del Servicio de Protección de Especies, del Parque Natural de Ses Salines de Eivissa y Formentera y del Consorcio de Recuperación de Fauna de las Islas Baleares (COFIB) han participado, este miércoles en la liberación de 26 de las tortugas marinas (Caretta caretta) nacidas el septiembre de 2019 fruto de la primera posta documentada de esta especie en las Illes Balears, en julio de aquel mismo año, en Platja d’en Bossa.

En el acto han participado también una decena de los voluntarios que ayudaron a custodiar el nido, que se trasladó a la playa des Cavallet por motivos de seguridad, así como técnicos del Palma Aquarium y el Oceanográfico de Valencia, instalaciones que se han hecho cargo de las tortugas, junto con el Laboratorio de Investigaciones Marinas y Acuicultura (LIMIA), desde su nacimiento.

Finalmente, la suelta ha contado también con la asistencia de científicos del Oceanográfico de Valencia que, junto con el equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en la Estación Biológica del Parque Nacional de Doñana, han asesorado a la conselleria de Medi Ambient i Territori durante todo el proceso.

Nueve de las tortugas nacidas de esta posta quedarán, por ahora, en Mallorca una vez los expertos que tienen cura de ellas les han diagnosticado deficiencias de tipo visual que desaconsejaban su puesta en libertad. Seis de las 26 que se han soltado han sido equipadas previamente con un dispositivo GPS que permitirá estudiar sus movimientos, biología y adaptación al medio.

El director general de Espacios Naturales y Biodiversidad, Llorenç Mas, ha calificado esta primera experiencia de custodia y cría de una posta de tortuga marina de «gran éxito» y ha querido agradecer el interés de todas las asociaciones, entidades y voluntarios que han participado así como la dedicación de los técnicos. Ha citado, en este sentido, la tarea hecha por los Agentes de Medio ambiente, los ayuntamientos de Eivissa y Sant Josep y el Centro de Recuperación de Especies Marinas (CREM).

Sin embargo, ha recordado que el fenómeno de las postas en el Mediterráneo occidental está vinculado al calentamiento del mar y al cambio climático. «Sea como fuere, es un nuevo reto en materia de conservación de la biodiversidad que la conselleria está dispuesto a asumir», ha asegurado enmarcando la experiencia de este año en un «proceso continuo de aprendizaje» para todos los implicados que, según ha recalcado «han hecho mucho trabajo durante todo un año hasta poder llegar al día de hoy».

Mas ha explicado que el acto de liberación se ha organizado teniendo en cuenta la situación extraordinaria generada por la COVID-19. Así, solo han asistido 10 de los 95 voluntarios que participaron en la custodia del nido, previo sorteo. El director general ha dado las explicaciones, de hecho, en una rueda de prensa previa celebrada en el centro de interpretación del Parque Natural de Ses Salines y Formentera, donde ha sido acompañado del conseller insular de Presidencia y Gestión Ambiental, Vicent Roig, el regidor de Medio ambiente del ayuntamiento de Eivissa, Jordi Salewski, y la regidora de Medio ambiente del ayuntamiento de Sant Josep, Monica Fernández.