LOGO CAIB
5 de diciembre de 2017Conselleria d'Hisenda i Administracions Públiques
Foto de noticia

Aprobada la nueva Ley de coordinación de Policía Local de las Illes Balears

La ley de modificación de la Ley de coordinación de Policía Local ha quedado aprobada definitivamente en el pleno del Parlament, después de recibir el apoyo de la mayoría de la cámara.

La norma ha llegado al pleno con un alto grado de consenso entre formaciones políticas, después de la fase de tramitación en comisión y ponencia que ha permitido incorporar 30 modificaciones sobre el Proyecto de ley original, un 55% de las enmiendas presentadas por los diferentes grupos. La reforma de la ley de coordinación de Policía Local ha tenido en cuenta un largo proceso de reflexión entre todos los interlocutores, profesionales, institucionales, académicos, técnicos y políticos, que tienen que ver con el servicio público de seguridad de proximidad, durante el último año y medio. Un consenso que, para Catalina Cladera, garantiza “la evolución de los cuerpos de Policía Local, adaptándolos a las necesidades reales de la ciudadanía”.

Así, la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas ha destacado el incremento de “la proximidad del servicio ciudadano que presta la Policía Local”, como uno de los principales logros de la reforma legislativa. La ley introduce conceptos de igualdad entre mujeres y hombres, atención a la diversidad, LGTBI y delitos de odio, tanto en la estructuración de las plantillas internas, como en la práctica diaria en la calle, donde se potencia el valor de la mediación de conflictos.

Cladera ha destacado que por primera vez se incluye en la norma reguladora de la Policía Local “un Código Ético, y una Comisión de Ética y Transparencia que lo modula”. Una ley municipalista, que aporta soluciones a problemas reales a los Cuerpos, y que brinda toda la asistencia del Govern a los municipios, con el Instituto de Seguridad Pública de las Islas Baleares reforzando su papel coordinador, y con la Escuela Balear de Administración Pública como catalizador de la formación y la gestión coordinada de los procesos de acceso al cuerpo.
Precisamente este aspecto relacionado con los procesos de acceso a los cuerpos de Policía Local también ha sido objeto de modificación en la nueva Ley: “hasta ahora la forma de acceder al servicio ha sido a través de plazas interinas, y esto ha cambiado” ha dicho Cladera, que ha apuntado que “a partir de ahora todos los nuevos agentes tendrán que ser funcionarios fijos de carrera, para evitar crear plazas interinas en lugares estructurales, más allá de las estrictamente necesarias por sustitución”. 

Este nuevo modelo de acceso permitirá incrementar la estabilidad de las plantillas y su arraigo al municipio donde prestarán servicio, y estos dos hechos incidirán directamente en la mejora del servicio. En este punto Cladera ha recordado “el trabajo del Govern para conseguir la regularización de las plazas interinas, unas 530, que hay actualmente en los cuerpos de Policía Local en Baleares”. 

En primer lugar se ha dispuesto el decreto 1/2017, aprobado el pasado mes de enero, que permite la convocatoria de procedimientos extraordinarios de contratación en los ayuntamientos que dispongan de plazas interinas dotadas, que podrán ser convertidas en plazas de funcionario de carrera con un formato de oposición, puesto que “no es legal otorgar este tipo de plaza de carrera a través de procedimientos de concurso”, ha afirmado Catalina Cladera.

La consejera ha recordado que “también hemos trabajado con el Estado en un plan de estabilización de interinos, que permite superar las limitaciones impuestas a los ayuntamientos en la contratación de nuevos agentes fijos de plantilla, por la tasa de reposición incluida en el paquete normativo estatal de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera. Estos dos procesos culminan con la realización de “macro-oposiciones a cuerpos de Policía Local en cinco municipios” -Palma, Calvià, Artà, Capdepera y Bunyola- en las que el Govern ofrece apoyo logístico, organizativo y de coordinación a cada ayuntamiento.

Cladera ha afirmado que la nueva “Ley de coordinación aporta soluciones al colectivo, a las necesidades del ayuntamientos, y a la demanda de servicio de atención ciudadana de nuestra sociedad”.

Principales novedades:
1. Proximidad con la ciudadanía, los criterios éticos y el fomento del carácter preventivo y asistencial y la mediación en la resolución de conflictos.
2. Será obligatorio que las plazas de la plantilla vacantes y dotadas presupuestariamente se ocupen por personal funcionario de carrera, tanto en los municipios con o sin cuerpo policial.
3. El Instituto de Seguridad Pública de las Islas Baleares aparece como un órgano de coordinación y la mediación y la promoción de buenas prácticas profesionales.
4. Mayor representación de los ayuntamientos en la Comisión de Coordinación de las Policías Locales de las Islas Baleares 
5. Los ayuntamientos puedan crear, en las categorías de policía, oficial y subinspector, los grados de policía de primera, oficial de primera y subinspector de primera en función de la trayectoria y actuación profesional del funcionario o funcionaría.
6. Introduce el concepto de ética profesional como principio de actuación y la obligación de aprobar un código ético dirigido a las policías locales de las Islas Baleares que se tutelará a través de la Comisión de Ética de las Policías Locales.
7. La modificación del sistema de selección introduce la oposición para acceder a la categoría de policía local. Superación de un periodo de prácticas (remuneradas) que incluyen el curso de capacitación correspondiente a la categoría a la que se accede.
8. Protección eficaz en materia de seguridad y salud en el ámbito laboral. Se establecerá la obligación en los ayuntamientos de incluir los cuerpos de la Policía Local a los planes de igualdad que se elaboren. Y se reconocerá la situación de segunda actividad con destino o sin.
9. Medidas de fomento de la igualdad entre hombres y mujeres en la ocupación pública, en las convocatorias para acceder a las diferentes categorías de la policía local. Segunda actividad con destino, regulada.

Principales enmiendas incorporadas:
  • Impulso en las actuaciones en materia de Policía tutor y de atención a las zonas turísticas.
  • Promoción de diferentes figuras de policía de proximidad para intervenir y resolver conflictos relativos a la convivencia entre los vecinos. 
  • Los agentes de policía puedan asumir algunos servicios determinados sin traer la arma reglamentaria. 
  • Desarrollo de protocolos de atención policial para garantizar los derechos de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales y intersexuales y, sobre todo, para erradicar los delitos de odio motivados por orientación sexual o identidades de género. 
  • Reconocimiento del régimen específico y singular de Formentera en el marco de esta Ley, y el apoyo administrativo, técnico y de gestión que prestará el Govern en materia de Policía Local. 
  • Acuerdo por la creación de la Escuela Pública de Formación Policial, el Observatorio de Seguridad de las Islas Baleares y el Comité de Ética y Transparencia en la actividad policial.