LOGO CAIB
Contingut
10 diciembre 2018| <9ªL> Conselleria de Medi Ambient, Agricultura i Pesca
Foto de noticia

El Consell de Govern aprobará, el próximo viernes 14 de diciembre, el Decreto por el cual se establece la reserva marina de la costa nordeste de Ibiza-Tagomago. Así lo ha anunciado, este lunes, el conseller de Medi Ambient, Agricultura i Pesca, Vicenç Vidal, en una rueda de prensa conjunta con el presidente del Consell d'Eivissa, Vicent Torres.
 
La nueva reserva marina comprende 3.756 hectáreas, entre la punta des Jonc, s’Argamassa y las aguas interiores que limitan con el islote de Tagomago. Esta área marina presenta un valor ecológico y pesquero considerable. La creación de la nueva reserva producirá un incremento sustancial de las poblaciones de peces comerciales dentro de los límites y los alrededores de esta. Eso favorecerá el sector pesquero artesanal de Ibiza y las actividades económicas relacionadas con la observación de los peces y la pesca recreativa de superficie.
 
En este sentido, cabe recordar que la iniciativa de crear una reserva marina en la zona parte de la Cofradía de Pescadores de Ibiza, que contó con el apoyo del Consell Insular. La institución encomendó un estudio científico que confirmó que el área que ahora se protege tiene una importancia capital para la flota de artes menores de Ibiza e incluye una serie de “puntos calientes” de biodiversidad marina donde coinciden la actividad pesquera profesional, la recreativa y otras actividades económicas, en particular el buceo turístico.
 
El estudio científico señala también que las capturas de pescas experimentales son significativamente más bajas que las de la reserva marina dels Freus d'Eivissa i Formentera, aunque las localidades muestreadas presentan características ambientales similares.

Con el fin de recuperar poblaciones de peces próximas a las potenciales, es necesario, por lo tanto, regular las actividades que se practican para garantizar la conservación de la riqueza biológica y de los recursos marinos vivos.
Hay que añadir que el área tiene una gran diversidad de comunidades de algas, así como importantes praderas de posidonia que, ligado a la estructura del fondo marino, hacen que esta tenga unas posibilidades de recuperación realmente estimulantes.
 
Dentro de la reserva marina se establece una zona de reserva integral, sin ningún tipo de pesca, en un área de 250 ha en torno a la llosa del Figueral. Esta zona se establece siguiendo las recomendaciones del estudio científico que la define como un “punto caliente” de biodiversidad favorable a la concentración de especies depredadoras, como el dentón, la "cirviola" o las diferentes especies de mero, entre otros. Estas poblaciones experimentarán un gran desarrollo en ausencia de pesca, dado que se favorecerá la preservación y regeneración de los recursos marinos de la zona.
 
Cuando el Decreto entre en vigor, en las Islas Baleares habrá unas 63.500 hectáreas protegidas por reservas marinas. En esta legislatura se ha constituido la Reserva Marina del Freu de sa Dragonera, con 708 hectáreas, y la Reserva de la Punta de sa Creu, a Formentera, con 1059 hectáreas. Asimismo, se han modificado las normativas de las reservas marinas del Levante de Mallorca y dels Freus d'Eivissa i Formentera, y se ha devuelto la protección máxima a s’Espardell. Por otra parte, actualmente se tramita la Reserva Marina de l'Illa de l'Aire, en Menorca.
 
Durante la rueda de prensa, el director general de Pesca i Medi Marí , Joan Mercant, ha presentado la aplicación móvil “El diario de pesca recreativa”. Se trata de un proyecto financiado con fondo del impuesto de turismo sostenible (ITS) que facilita la declaración de las capturas obtenidas en una reserva marina. La aplicación también contiene información de interés para los pescadores, como las tallas mínimas de los peces, las limitaciones de captura o las especies no capturables. Además, permitirá al pescador disponer de un registro histórico de sus salidas y las capturas obtenidas.
 
Actualmente, la aplicación sólo funciona para las reservas marinas del Levante de Mallorca y de la Punta de sa Creu, en Formentera. Una vez se apruebe el Decreto que establece la nueva reserva marina de la costa nordeste de Ibiza-Tagomago, esta será incorporada inmediatamente a la aplicación. El resto de reservas marinas de las Islas Baleares se irán incorporando de manera progresiva. El uso de la aplicación es voluntario y, por lo tanto, se mantiene la opción de seguir haciendo las declaraciones de capturas en papel.