LOGO CAIB
25 de septiembre de 2017Presidència

El Govern inicia la exhumación de la fosa de Montuïri, donde habría los cuerpos de cuatro vecinos de Campos

\ La presidenta del Govern y la consellera Fanny Tur visitan la fosa
Es la segunda fosa que se interviene después de la primera fase de Porreres y desde la Ley parlamentaria, y la tercera con la de Sant Joan

El Govern de les Illes Balears ha iniciado esta mañana las obras de excavación del lugar del cementerio de Montuïri donde se estima que hay la fosa en la que habría enterrados los cuerpos de cuatro campaneros que supuestamente habrían sido sepultados durante la Guerra Civil española.

Después de la primera fase de la exhumación de Porreres (2016), el inicio de la exhumación de Montuïri se convierte en la segunda fosa que se exhuma por parte del Govern de les Illes Balears desde que el Parlament aprobó por unanimidad de todos los partidos políticos la Ley 10/2016, de 13 de junio, para la Recuperación de Personas Desaparecidas durante la Guerra Civil y el Franquismo. Y es la tercera que se exhuma si se tiene en cuenta la de Sant Joan, exhumada en el 2014.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha agradecido el “trabajo inmenso” de la asociación ‘Memòria de Mallorca’ a favor de la recuperación de la memoria histórica. Armengol también ha puesto en valor el trabajo de los voluntarios y del grupo de profesionales que han iniciado la excavación y ha recordado la exhumación de la fosa de Sant Joan, la primera que se excavó en Mallorca (2014), ya que estableció un precedente. “Cuando abrimos una fosa, cerramos una herida y espero que podamos cerrar la de estas cuatro familias de Campos”, ha dicho. Por su parte, la consellera de Cultura, Participación y Deportes, Fanny Tur, ha indicado que “la democracia no estará completa mientras tengamos fosas comunes por abrir”. Asimismo, ha añadido que “detrás de una apertura de fosas está el trabajo de mucha gente muy implicada”. 

El inicio de la exhumación de la fosa de Montuïri responde al cumplimiento del Plan de Actuaciones para el 2017 aprobado el pasado 27 de abril por la Comisión Técnica de Personas Desaparecidas y Fosas, creada por la Conselleria de Cultura, Participación y Deportes, la institución competente.

Es una actuación impulsada por la Conselleria en el marco de sus competencias. El Ayuntamiento de Campos colabora pagando los gastos de la identificación de los restos porque presumiblemente eran vecinos de Campos; el de Montuïri, con la logística.

La presidenta de las Illes Balears, Francina Armengol, ha visitado la fosa acompañada de Fanny Tur, consellera de Cultura, Participación y Deportes; Manel Santana, director general de Participación y Memoria Democrática; el alcalde de Montuïri, Joan Verger, y representantes de Memòria de Mallorca. 

Sociedad de Ciencias Aranzadi, entidad que ya intervino la fosa de Porreres, se hace cargo de ejecutar esta nueva intervención a partir de un contrato menor valorado en 16.000 €. La entidad es pionera en la investigación arqueológica y en la conservación, protección y difusión del patrimonio histórico y arqueológico.

La directora de las excavaciones ha dado todo tipo de detalles a los representantes institucionales sobre los trabajos que desde las ocho de la mañana, hora de inicio de los trabajos, ha estado haciendo el equipo desplazado, así como de los que previsiblemente realizarán durante cuatro días, que es el tiempo que se prevé que duren los trabajos. 

Una vez se haya exhumado la de Montuïri, las prioridades siguientes de la Comisión Técnica de Fosas y Personas Desaparecidas serán la fosa de Sant Ferran (Formentera) y la segunda fase de Porreres. En la de Sant Ferran, que está previsto que se abra a mediados de noviembre, podrían estar los restos humanos de cinco formenterenses desaparecidos y probablemente asesinados a raíz de los hechos de la Guerra Civil. La fosa se encuentra en el cementerio parroquial, por lo cual se ha llegado a un acuerdo con el Obispado de Ibiza y Formentera para intervenir este espacio.

Con respecto a Porreres, a estas alturas ya se tiene un proyecto técnico de derribo y reconstrucción del bloque de nichos y las dos capillas que están situadas encima del lugar que no se pudo intervenir en la primera fase de las obras de exhumación. Este proyecto va acompañado de un estudio geotécnico, que también ya se ha elaborado. La situación hoy por hoy pasa por llegar a cerrar un acuerdo con los propietarios de los nichos sin desestimar la vía del diálogo.