LOGO CAIB
Contingut
7 juny 2019| <9ªL> Conselleria de Cultura, Participació i Esports

Consell de Govern: SE CREA UN CENSO DE SÍMBOLOS, LEYENDAS Y MENCIONES FRANQUISTAS CConsell de Govern

Foto de noticia

Consell de Govern: SE CREA UN CENSO DE SÍMBOLOS, LEYENDAS Y MENCIONES FRANQUISTAS

\ El censo, elaborado por ley, contiene 92 símbolos repartidos por un total de 28 municipios de las Illes Balears
\ Mallorca es la isla que concentra más municipios con símbolos (25), mientras que Formentera es la única libre de vestigios


El Consell de Govern en funciones ha sido informado de la creación de un censo de símbolos, leyendas y menciones franquistas, por parte de la Conselleria de Cultura, Participación y Deportes del Govern de les Illes Balears, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 24 de la Ley 2/2018, de 13 de abril, de memoria y reconocimiento democráticos.

El censo incorpora un total de 92 símbolos —entre nombres de calles, distinciones y reconocimientos honoríficos, placas en bloques de viviendas y cruces de la Victoria— repartidos por 28 municipios de las Illes Balears: de Mallorca, hay 25 (Alaró, Alcúdia, Ariany, Bunyola, Calvià, Capdepera, Escorca, Inca, Llucmajor, Manacor, Mancor de la Vall, Marratxí, Muro, Palma, Pollença, Puigpunyent, Sa Pobla, Sant Joan, Santa Eugènia, Santa Margalida, Santanyí, Ses Salines, Son Servera, Sóller y Valldemossa ); de Eivissa, hay 2 (Eivissa y Sant Antoni de Portmany), y de Menorca, 1 (Es Castell). Por su parte, Formentera es la única isla libre de vestigios franquistas.

Por municipios, el reparto de vestigios franquistas es el siguiente: Alaró (2), Alcúdia (15), Ariany (1), Bunyola (1), Calvià (4), Capdepera (2), Eivissa Vila (1), Es Castell (2), Inca (5), Llucmajor (4), Manacor (2), Mancor de la Vall (1), Marratxí (4), Muro (1), Palma (24), Pollença (1), Puigpunyent (2), sa Pobla (2), Sant Antoni de Portamany (1), San Juan (2), Santa Eugènia (2), Santanyí (2), Ses Salines (1), Sóller (1), Son Servera (1), Valldemossa (5), Santa Margalida (1) y Santa Eulària des Riu (1).

El artículo mencionado más arriba establece que, cuando los símbolos, las leyendas o las menciones estén ubicados en lugares de titularidad estatal, se regirán por lo dispuesto en la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, por la que se reconocen y se amplían derechos y se establecen medidas a favor de quienes sufrieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la Dictadura, y que su destino no podrá ser más que el establecido por la Comisión Técnica de Expertos constituida a tales efectos.

El mismo artículo dice textualmente que se considera contrario a la memoria democrática «La exhibición pública de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones, como por ejemplo la guía de calles, inscripciones y otros elementos adosados a edificios públicos o situados en la vía pública, realizados en conmemoración, exaltación o enaltecimiento individual o colectivo de la revuelta militar de 1936 y del franquismo, de sus dirigentes o de las organizaciones que sustentaron el régimen dictatorial, se considera contraria a la Memoria Democrática y a la dignidad de las víctimas».

La creación del censo, por lo tanto, responde al mencionado artículo, que establece un plazo de 12 meses desde la entrada en vigor de la Ley 2/2018 para que la Comisión Técnica de Memoria y Reconocimiento Democráticos de las Illes Balears elabore un censo de símbolos, leyendas y menciones, que tendrán que ser retirados o eliminados, tal como establece la norma. El censo será presentado al Parlament y publicado en la página web creada a tal efecto.

Por lo tanto, y en cumplimiento de este precepto legal, la Conselleria de Cultura, Participación y Deportes ha elaborado el censo a partir de un trabajo de campo, por una parte, y de un trabajo de documentación, por otra. Esta tarea ha sido realizada por un grupo de historiadores dirigidos por el doctor Bartomeu Garí Salleras.

En la metodología para la elaboración del censo se han recorrido los diferentes lugares en que se tiene noticia de la existencia de símbolos franquistas —a modo de ejemplo, en nombres de calles, escudos o emblemas en edificios públicos o privados, cruces de los «caídos», entre otros, así como también la recogida de informaciones orales—, con el objetivo de recopilar la información necesaria para hacer el censo, como por ejemplo tomar nota de las dimensiones de los símbolos, del material, determinar su ubicación o recoger imágenes de ellos. Por otro lado, se ha hecho un trabajo de vaciado bibliográfico para encontrar referencias históricas de los diferentes símbolos y/o menciones, ya sea información referente a la fecha en que se colocaron o las circunstancias en que esto tuvo lugar.

El censo contiene, por un lado, un estudio en que se detalla el uso que se hizo durante el franquismo de los espacios públicos referido a los nombres de las calles y plazas y los nuevos monumentos instalados durante el período franquista (lápidas con inscripciones y símbolos, cruces a los «caídos»); y, por otro, cada municipio cuenta con una relación de los símbolos y las menciones que ha habido a lo largo del tiempo, de los que se han retirado y, finalmente, de los que todavía perduran.

La voluntad es la de disponer de un censo exhaustivo y completo. A partir de la tarea inicial descrita, todo lo que pueda surgir en cuanto a la temática en cuestión se incorporará a dicho documento maestro.