LOGO CAIB
21 de junio de 2018Conselleria de Territori, Energia i Mobilitat

La Consejería de Territorio, Energía y Movilidad ya ha autorizado seis nuevos proyectos de pequeños parques fotovoltaicos y tramita otros seis con una potencia total de 37 megavatios NNota Informativa

Foto de noticia

La Consejería de Territorio, Energía y Movilidad ya ha autorizado seis nuevos proyectos de pequeños parques fotovoltaicos y tramita otros seis con una potencia total de 37 megavatios

El objetivo es incentivar este tipo de instalaciones
La Consejería de Territorio, Energía y Movilidad, a través de la Dirección General de Energía, ya ha autorizado seis nuevos proyectos de pequeños parques fotovoltaicos y está tramitando otros seis con una potencia total de 37 megavatios (MW), de los cuales, nueve se encuentran en Mallorca y tres en Eivissa.
 
El consejero Marc Pons ha visitado hoy el parque fotovoltaico de la finca de Son Toni Amer, en Campos, acompañado del director general de Energía y Cambio Climático, Joan Groizard, y del promotor de la instalación, Miquel Galmés, y ha defendido la apuesta de este Govern por las energías limpias y por una transición energética que permita arrinconar combustibles fósiles e incrementar la instalación de renovables.
 
Marc Pons ha añadido que con este objetivo se dan pasos: hay una ley de cambio climático y transición energética en tramitación; se han establecido sistemas de ayudas directas a administraciones públicas, empresarios privados y particulares para instalar placas fotovoltaicas; y se incrementa la producción de renovables. Ya se han dedicado 6 millones de euros desde el comienzo de legislatura.
 
El objetivo a la hora de favorecer la tramitación de estos pequeños parques fotovoltaicos es disminuir las dimensiones de los nuevos proyectos, con la finalidad de que tengan las medidas más reducidas y, por lo tanto, estén más adaptados a la realidad balear. En la modificación de la Ley de Evaluación Ambiental que se realizó en 2016 se simplificaron las condiciones para facilitar los pequeños proyectos, de menos de cuatro hectáreas, situados en zonas calificadas ambientalmente como “de alta aptitud”, para incentivar estos proyectos frente a los grandes.
 
La cantidad global de generación de todos estos pequeños parques fotovoltaicos (37 MW) es similar a la de un gran parque. No obstante, hay que valorar que, si se mira por municipios, los nuevos parques fotovoltaicos empiezan a generar cantidades importantes del consumo del propio territorio. Por ejemplo, en el caso de Son Corcó, en Consell, con una potencia de 2,4 MW, se produce el 18,5 % de la energía que precisa el municipio.
 
Entre los años 2011 y 2015 sólo se instaló un solo megavatio de renovables (1 MW). Por lo tanto, con estos pequeños proyectos ya se han autorizado más que durante la legislatura pasada.
 
Actualmente, la Consejería de Territorio, Energía y Movilidad está esperando que el Ministerio de Transición Ecológica ponga en marcha la subasta específica de energía renovable para las Illes Balears, tal como se comprometió en febrero del año pasado cuando el ministro era Álvaro Nadal y el Gobierno del Estado era del Partido Popular.
 
Que haya una subasta de energías renovables especial para las Illes Balears con cuotas específicas permitirá el impulso de proyectos de dimensiones más reducidas, como los que hoy se han presentado, más adecuados a la realidad territorial de las islas. El Ministerio deberá autorizar la conexión de los proyectos a la red eléctrica.
 
Actualmente hay 38 parques solares de pequeñas dimensiones repartidos por el territorio de las islas, que no generan gran impacto por su distribución y medidas, y este es el modelo que quiere replicar la Consejería de Territorio, Energía y Movilidad. Con todos los parques (grandes y pequeños) que se están tramitando, se pasaría del 3 % al 10 % de renovables en las Illes Balears.
 
Pequeños parques autorizados: 17,6 megavatios de potencia
 
Alacantí: Llucmajor, 2,97 MW de potencia y generación del 3 % de la energía que necesita el municipio.
Son Corcó: Consell, 2,4 MW de potencia y generación del 18,5 % de la energía que necesita el municipio.
Son Pons: Bunyola, 2,96 MW de potencia y generación del 11,8 % de la energía que necesita el municipio.
Sa Tanca: Bunyola, 3,49 MW de potencia y generación del 14 % de la energía que necesita el municipio.
Bosc d’en Lleó: Sant Antoni de Portmany, 3,28 MW de potencia y generación del 2 % de la energía que necesita el municipio.
Mariano Lluquí: Sant Joan de Labritja, 2,5 MW de potencia y generación del 10 % de la energía que necesita el municipio.
 
Pequeños parques en tramitación: 19,236 megavatios de potencia
 
Can Xim: Llucmajor, 3,6 MW de potencia.
Na Rectora: Santanyí, 3,998 MW de potencia.
Can Tomàs: Sant Antoni de Portmany, 1,55 MG de potencia.
Son Moix: Manacor, 3,802 MW de potencia.
Buniferri: Llucmajor, 2,99 MW de potencia.
Sa Cometa: Ses Salines, 3,296 MW de potencia.
 
La tramitación de estos seis pequeños parques fotovoltaicos es una prueba más de que la apuesta de este Govern por el fomento de las energías renovables es firme. Se están tomando medidas tanto desde el Govern (ya se han instalado más de 10.000 metros cuadrados de placas solares en los edificios públicos) como para ayudar a los particulares y empresas a sumarse al uso de las renovables, desde la convicción de que el presente exige empezar a revertir el actual modelo energético si se quiere un futuro de calidad de vida para nuestras islas.