LOGO CAIB
Contingut
6 maig 2022Conselleria d'Afers Socials i Esports

Asuntos Sociales inicia las obras de la nueva residencia pública de Son Dureta para personas mayores en situación de dependencia NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad
El coste del equipamiento asciende a 10,4 millones de euros financiados con fondos europeos

Asuntos Sociales inicia las obras de la nueva residencia pública de Son Dureta para personas mayores en situación de dependencia

Dispondrá de 120 plazas y dará trabajo a un centenar de trabajadores cuando esté en marcha

La Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes ha iniciado las obras de la nueva residencia pública que se construye en la zona oeste del antiguo recinto del Hospital de Son Dureta de Palma y que dispondrá de 120 plazas para personas mayores en situación de dependencia. Coincidiendo con el inicio de las obras del nuevo equipamiento, la consellera Fina Santiago, el director general de Planificación y Equipamientos, Juanma Rosa, y el director general de Atención a la Dependencia, Gori Molina, se han desplazado al terreno, donde in situ los arquitectos han explicado el proyecto arquitectónico. También ha asistido Juanma Martínez, gerente del Consorcio de Recursos Sociosanitarios de las Illes Balears.

Se trata de un edificio de planta rectangular sobre una superficie de 5.900 metros cuadrados, que consta de tres plantas, una de las cuales, proyectada para tener acceso directo al bosque de Bellver. El equipamiento está configurado en seis módulos de convivencia con el objetivo que cada uno se asemeje lo más posible a un hogar y ofrecer una atención lo más personalizada posible.

El coste del equipamiento asciende a 10,4 millones de euros, que se financian a través de los fondos europeos de Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR).

La residencia, que contará con 120 plazas, dará trabajo a un centenar de trabajadores cuando esté en funcionamiento.

La empresa adjudicataria de las obras tiene un plazo de ejecución de 18 meses.

El proyecto, como ha dicho la consellera Fina Santiago, "se integra en el modelo que proponía Europa para estos fondos: servicios sostenibles energéticamente y que modifiquen la economía europea. Es una residencia para las personas, de espacios en módulos que facilitan la convivencia, que responde a la estrategia de sostenibilidad e introduce la economía de los cuidados, que no sólo permite la cohesión social sino que genera puestos de trabajo. Estas 120 plazas generarán al menos 100 puestos de trabajo directos, estables, no deslocalizados y de cualificación profesional. Es el modelo hacia el que debemos ir".