LOGO CAIB
Contingut
13 agost 2021Conselleria de Medi Ambient i Territori

Medio Ambiente crea una Mesa de trabajo para analizar las presiones antrópicas en la bahía de Pollença NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

Medio Ambiente crea una Mesa de trabajo para analizar las presiones antrópicas en la bahía de Pollença

La Agencia Balear del Agua sella el emisario marítimo-terrestre inutilizado

La Conselleria de Medio Ambiente y Territorio ha convocado, para septiembre, la primera Mesa de trabajo para analizar las presiones antrópicas que sufre la bahía de Pollença y que hacen referencia, especialmente, al fondeo y a los vertidos que los vecinos de la zona han ido denunciando en los últimos meses. La propuesta de esta Mesa surge a raíz de las diversas reuniones mantenidas desde el Govern con las entidades vecinales y conservacionistas, con el objetivo de poder determinar, entre otros asuntos, de dónde provienen estos vertidos y quién es el responsable para solucionar un problema que hace años que se repite.

A la Mesa asistirán representantes de diferentes administraciones implicadas en la materia, tanto municipales como autonómicas y estatales, así como de varias asociaciones y centros de investigación. Con esta representación se busca tener un punto común de encuentro entre todos los agentes implicados, dada la complejidad competencial de las materias a tratar. En cuanto a los vertidos, y de acuerdo con la información con la cual se cuenta hasta el momento, que constata que son difundidos, puntuales y de origen incierto, la tarea es larga y difícil.

Sea como fuere, y con el objetivo de eliminar ninguna posibilidad de conexiones irregulares, la Agencia Balear del agua (ABAQUA) ha sellado completamente el emisario que estaba conectado a una estación de bombeo de aguas residuales (EBAR), retirada el 2016. Con el sello tanto de la entrada como de la salida, se asegura que la canalización no tenga ningún punto externo de conexión que pueda utilizar el emisario para soltar aguas sucias a la mar.

Desde la Agencia, además, se descartó cualquier filtración de sus instalaciones hacia el emisario inutilizado, que se sitúa junto al puerto, con pruebas con fluoresceína y pasando una cámara por parte de la cañería, antes de condenar la cañería definitivamente.

Asimismo, hay que recordar que, en el convenio entre la ABAQUA y el Ayuntamiento de Pollença para la gestión de la depuradora, se establece la necesidad que el equipo municipal lleve a cabo un plan de saneamiento para mejorar la red de alcantarillado, una cláusula vinculante y dónde también se indica que se tiene que hacer en un plazo de un año y medio.

Además, desde la dirección general de Territorio y Paisaje se han mantenido en contacto constante con las asociaciones vecinales para hacer un seguimiento de la situación y enviar los Agentes de Medio ambiente si fuera necesario. Igualmente, la Dirección general de Recursos Hídricos también se ha implicado en la investigación de la procedencia de los vertidos.

Unos vertidos que no son la única presión antrópica que sufre la bahía de Pollença que, por otro lado, presenta una alta concentración de barcos y fondeos que también pueden estar afectando a la calidad de sus aguas y afectando a la posidonia. Hay que recordar, en este sentido, que la Conselleria de Medio Ambiente y Territorio colabora con Red Eléctrica y el IMEDEA en el proyecto Bosque Marino para la recuperación de dos hectáreas de pradera degradada de posidonia en Punta de l’Avançada.