LOGO CAIB
Contingut
28 maig 2021Conselleria de Salut i Consum

Salud refuerza las actuaciones en tabaquismo y recupera en los centros de salud el tratamiento en grupo para dejar de fumar NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad
Más de 1.400 personas han concluido el tratamiento con fármacos para dejar de fumar que financia la sanidad pública

Salud refuerza las actuaciones en tabaquismo y recupera en los centros de salud el tratamiento en grupo para dejar de fumar

El 31 de mayo se celebra el Día Mundial sin Tabaco, este año marcado por la pandemia de SARS-CoV-2

En las Illes Balears el tabaquismo es responsable del 38 % de las muertes en los hombres y del 25 % en las mujeres, principalmente por enfermedades cardiovasculares y por diferentes tipos de cáncer. Esta adicción supone un reto importante para el sistema sanitario y tiene consecuencias económicas y sociales importantes, dado que genera costes directos elevados, alta mortalidad y morbilidad y costes indirectos, pérdida de productividad y sufrimiento de las víctimas y familiares, entre otros.

Por este motivo, para la Conselleria de Salud y Consumo es una prioridad luchar contra el tabaquismo y reactivar y reforzar la tarea preventiva y de tratamiento integral desde varios ámbitos, no únicamente el sanitario, así como recuperar y difundir la oferta de recursos para dejar de fumar que ofrecen los centros de salud y que, debido a la pandemia de COVID-19, no se han podido desarrollar al cien por cien.

Así lo han explicado hoy la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, y la directora general de Salud Pública y Participación, Maria Antònia Font, en una rueda de prensa previa a la celebración del Día Mundial sin Tabaco. Este año la pandemia de SARS-CoV-2 no ha permitido desplegar las actividades divulgativas a pie de calle que se hacen habitualmente.

Durante la rueda de prensa, Gómez ha recordado que el tabaco no sólo provoca cáncer, sino también otras patologías graves, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, que perjudica notablemente y durante muchos años la calidad de vida de las personas que la sufren.

Por ello es importante que toda la sociedad y las instituciones se impliquen en la lucha contra el tabaco y, en este sentido, ha indicado que el Ministerio de Sanidad, junto con las comunidades autónomas, está trabajando en un Plan Integral de Tabaquismo que, cuando esté terminado, se podrá adaptar a la singularidad de las Illes Balears.

Para Gómez también es imprescindible hacer llegar a la ciudadanía todos aquellos recursos para dejar de fumar de los que dispone la Dirección General de Salud Pública y Participación y toda la red de centros de salud.

La consellera ha recordado que el riesgo de sufrir cáncer debido al tabaco disminuye proporcionalmente cuando se deja de fumar, sobre todo después de los cinco primeros años, y si es antes de los treinta años evita el 90 % de la mortalidad por cáncer pulmón.

De ahí la importancia de dar a conocer todos los recursos. Con este objetivo, la Dirección General de Salud Pública y Participación ha puesto en marcha la web tabaquisme.caib.es, dedicada exclusivamente a temas relacionados con el tabaco, desde información general y específica hasta material diverso de sensibilización.

En cuanto a los recursos de tipo asistencial, Gómez ha recordado que el 1 de enero de 2020 se produjo un hito importante, pues entró en vigor la financiación de dos fármacos para dejar de fumar, la vareniclina (Champix) y el bupropión (Zyntabac), y que de las 6.680 personas fumadoras que empezaron el tratamiento, fue completado por un total de 1.457. En total se prescribieron 11.722 envases.

A pesar de la pandemia, los centros de salud han realizado seguimiento y tratamiento por vía telefónica o por otros medios tecnológicos en sustitución de las visitas presenciales. Se detectó y diagnosticó el tabaquismo a un 53,56 % de las personas que habían realizado al menos una visita o consulta a centros de salud de las Balears, y de estas, a un 41,13 % se le hizo algún tipo de intervención para dejar de fumar.

El tabaco, la segunda droga con mayor prevalencia

La directora general de Salud Pública, Maria Antònia Font, ha indicado que el tabaco es la segunda droga con mayor prevalencia de consumo entre la población adulta de entre 15 y 64 años, después del alcohol. Según la última encuesta EDADES 2019-20 Illes Balears, la prevalencia de consumo de tabaco es del 46,3 % en el último año. Este consumo representa un 49,6 % en los hombres y un 43,2 % en las mujeres. En cuanto al consumo diario en los últimos treinta días, la prevalencia es de un 33,1 %.

Hay que también tener en cuenta el consumo de tabaco y nicotina con las nuevas formas de consumo (cigarrillos electrónicos y productos de tabaco calentado), así como el consumo de tabaco mediante los narguiles o cachimbas, que están entrando con mucha fuerza, sobre todo entre los jóvenes. Según EDADES 2019-20 Illes Balears, la prevalencia de consumo de tabaco en cachimbas en los últimos doce meses es del 4,4 % (6,5 % en hombres y 2,3 % en mujeres). En relación con los cigarrillos electrónicos, se ve una tendencia ascendente de su consumo respecto de la encuesta anterior.

Iniciativas de prevención de la Dirección General de Salud Pública

La Dirección General de Salud Pública y Participación actúa en diferentes ámbitos y lleva a cabo varias actividades. La prevención en el ámbito educativo se lleva a cabo a través de tres programas: «Buenos días, salud», en el que se trabaja la promoción de los hábitos saludables; «Respir@ire», programa digital especializado en prevención de consumo de tabaco, y «Decide», que se orienta a trabajar las habilidades sociales y la toma de decisiones. Durante el curso escolar 2019-2020 estos programas llegaron a 1.909 alumnos.

Además, como cada año, el 2020 se impartir el Curso de formación en prevención de las adicciones, dirigido a docentes de las Balears. En la última edición participaron treinta docentes.

Como actividad complementaria al abordaje que se lleva a cabo desde los centros educativos en la prevención del consumo, cada año se convoca el Concurso de Pósteres y Clipmetrajes de prevención del consumo de tabaco en jóvenes. Este año han participado quince centros educativos, con un total de 41 trabajos presentados entre las diversas categorías del concurso.

En cuanto a la prevención en el ámbito comunitario, Playas sin Humo es una iniciativa para sensibilizar a las personas que van a las playas sobre la importancia de mantener un ambiente saludable en el litoral de las Balears. Desde 2019, año en el que se inició este programa de salud y protección del medio ambiente, se han adherido doce municipios de las Illes Balears.

Impacto del tabaco sobre la salud en cifras

La Coordinación de la Estrategia de Cáncer recuerda que el tabaco origina entre el 20 % y 30 % de las muertes por cáncer en todo el mundo.

En España este año se diagnosticarán cerca de 30.000 nuevos cánceres de pulmón, 8.000 de cavidad oral y faringe, 3.000 de laringe y 2.400 de esófago, en su mayoría relacionados con el tabaquismo activo y pasivo. En cuanto a la mortalidad, se estima que unas 52.000 muertes son atribuibles cada año al tabaco, con un incremento acelerado en las mujeres.

Según datos del Registro de cáncer de Mallorca, los tumores relacionados con el tabaco representan el 58 % de los casos de cáncer en hombres y el 43 % en mujeres.
De todos los cánceres, es especialmente importante el de pulmón, ya que es el tercero en incidencia en ambos sexos y es la primera causa de mortalidad de todos los cánceres en los hombres y la segunda en las mujeres.

El riesgo de morir por cáncer de pulmón entre los fumadores es hasta nueve veces superior al de los no fumadores y siete veces superior al de las no fumadoras. Sin embargo, la mortalidad en las mujeres está experimentando un incremento debido al cambio social del consumo de tabaco entre estas y una ligera disminución entre los hombres. Paralelamente, esta tendencia social tiene un impacto idéntico en los otros tumores relacionados con el tabaco.

Por otro lado, en pacientes oncológicos el cese tabáquico tiene efectos positivos muy significativos, como por ejemplo la disminución del riesgo de aparición de segundos tumores o metástasis, el aumento del tiempo de supervivencia, la reducción de complicaciones quirúrgicas o del postoperatorio, la reducción de las complicaciones de la radioterapia y la mejora de la respuesta a esta, así como del perfil de toxicidad de algunos fármacos. También produce más tolerancia y resistencia al ejercicio y una mejora significativa de la calidad de vida.

Uno de los principales mensajes del Código europeo contra el cáncer, que la Dirección General de Salud Pública y Participación promueve, es que se evite el inicio, a cualquier edad, de todo tipo de tabaco y productos relacionados. Además, el tabaquismo pasivo también tiene efectos sobre la salud, similares al activo, por lo que no hay que olvidar que el hogar y los espacios cerrados de trabajo y ocio deben ser libres de humo.