LOGO CAIB
Contingut
19 juny 2020Conselleria de Medi Ambient i Territori

Una tortuga marina pone huevos por primera vez en Menorca NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

Una tortuga marina pone huevos por primera vez en Menorca

Especialistas han excavado el nido y han extraído 132 huevos que han sido trasladados para preservar su seguridad

 

Un ejemplar de tortuga marina (Caretta caretta) ha puesto huevos, este viernes, en la playa de Punta Prima, en el municipio de Sant Lluís, en Menorca. Se trata de la primera vez que se registra un acontecimiento de este tipo a la isla y el tercero en las Illes Balears, después de las dos registradas en Eivissa el verano pasado.

La puesta se ha producido a primera hora de la mañana y un ciudadano ha alertado al 112, el organismo encargado de activar el protocolo de actuación. Inmediatamente, se han movilizado efectivos del SEPRONA y de los Agentes de Medio ambiente que han acordonado la zona para proteger los huevos, muy sensibles a las vibraciones. 

Una especialista del Palma Aquarium (entidad con la cual la conselleria de Medi ambient i Territori mantiene un convenio de colaboración en materia de conservación de tortugas marinas) se ha desplazado a la isla y, por la tarde, se ha procedido a excavar el nido del cual se han extraído 132 huevos. En las tareas ha colaborado personal del Centro de Recuperación de Fauna de Menorca y el Consorcio de Recuperación de Fauna de las Islas Baleares (COFIB) bajo la coordinación del Servicio de Protección de Especies de la conselleria que ha estado en contacto, durante todo el día, con reconocidos especialistas de Valencia, Barcelona y Madrid. El Consell de Menorca ha sido informado, en todo momento de las actuaciones, en las cuales ha colaborado activamente la policía local de Sant Lluís y Maó.

Estudios previos ya habían certificado que la playa de Punta Prima no es adecuada para acoger los huevos durante el periode de incubación especialmente en cuanto a la temperatura de la arena. Por tanto, los huevos han sido divididos en tres grupos: el primer grupo ha sido depositado, con la colaboración de los Agentes de Medio ambiente, en una playa al norte de la isla que no será revelada por motivos de seguridad. Un segundo grupo será depositado en incubadoras en el Centro de recuperación de fauna del GOB (con el cual el COFIB mantiene un convenio de colaboración) y el resto serán trasladados a Mallorca.

Se trata de la tercera vez que se registra una nidificación en las Illes Balears de esta especie, catalogada como vulnerable. El verano pasado, se registraron dos en Eivissa que dieron como resultado la eclosión de 37 ejemplares los cuales están siendo criados, actualmente, en el Palma Aquarium, el Laboratorio de Investigaciones Marines y Acuicultura (LIMIA) de la conselleria d'Agricultura, Pesca i Alimentació y el Centro Oceanográfico de Valencia. 

La Caretta caretta se suele reproducir con éxito al este del mediterráneo. En el lado occidental, en cambio, no había evidencias de este hecho hasta principios del siglo XXI. Las primeras postas esporádicas se registraron en las provincias almerienses (2001), Valencia y Barcelona (2006) y nuevamente en Barcelona (2011). A partir de 2014, se han registrado de manera ininterrumpida alrededor de cincuenta acontecimientos (con éxito o intentos) de nidificación en las costas españolas. El cambio o expansión del área de nidificación de la tortuga marina hacia el mediterráneo occidental está más que probablemente motivado por el calentamiento del mar provocado por el cambio climático.

Esta especie se encuentra, en estos momento, en plena época de nidificación. Por lo tanto, es probable que se produzcan nuevas postas o intentos los próximos días. Desde la conselleria de Medi ambient i Territori se pide que, en caso de que una tortuga sea vista en una playa, nadie la toque ni se acerque a menos de quince metros. No se la debe fotografiar con flash y hay que llamar inmediatamente al 112 para que se pueda poner en marcha el protocolo de actuación. Se ruega, además, máxima precaución y prudencia a la hora de publicitar este tipo de acontecimientos a través de las redes sociales para garantizar que las tareas se efectúen bajo la menor presión posible y favorecer así que las posibilidades de sobrevivir de los huevos sean óptimas.