LOGO CAIB
Contingut
3 maig 2020Conselleria de Medi Ambient i Territori

COVID-19: La generación de residuos municipales en las Illes Balears disminuye un 14% desde la declaración del estado de alarma NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

COVID-19: La generación de residuos municipales en las Illes Balears disminuye un 14% desde la declaración del estado de alarma

La recogida selectiva de cartón y papel es la que más cae, un 19%

Las condiciones del confinamiento impuesto a raíz de la declaración del Estado de alarma, el pasado 14 de marzo, han supuesto una reducción de la generación de residuos municipales en las Illes Balears, según los datos recopilados por la conselleria de Medi Ambient i Territori aportados por los consells insulares. 

Así, hasta el 20 de abril, en las Illes Balears se han generado 59.038 toneladas de residuos municipales, un 14% menos que en las mismas fechas del año pasado, cuando se recogieron 78.666 toneladas. Por islas, se observa una disminución más acusada en las Pitiüses. Así, en Eivissa la caída ha sido del 22% mientras que en Formentera lo ha sido del 18%. Menorca, con un 6%, es la isla con una menor reducción de los residuos municipales mientras que Mallorca registra una caída del 14%.

Estos datos reflejan la recogida de residuos en términos absolutos. Sin embargo, la recogida selectiva registra, también, cifras inferiores a las del año pasado. En concreto, ha disminuido un 11% en líneas generales.

Por fracciones, la caída más acusada la protagonizan el papel y el cartón (19%) seguido de la materia orgánica (12%) y los envases de vidrios (11%). Los envases ligeros, en cambio, han experimentado un incremento del 2%. En cuanto a la fracción rechazo se han generado 17.209 toneladas menos, una cifra que supone una reducción del 15%.

El director general de Residus i Educació Ambiental, Sebastià Sansó, vincula esta caída al cierre de los sectores turístico y de la restauración. En este sentido, considera «necesario que las medidas de reactivación de la economía prevean la diversificación y circularización de la economía balear» para poder afrontar futuras crisis y seguir avanzando hacia «un escenario que implique la disminución en la generación de residuos sin que eso implique una situación tan crítica como la que la comunidad está afrontando».