LOGO CAIB
Contingut
14 febrer 2020Conselleria d'Administracions Públiques i Modernització

El Govern y la Generalitat de Catalunya impulsan la colaboración en memoria democrática NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

El Govern y la Generalitat de Catalunya impulsan la colaboración en memoria democrática

La secretaria autonómica de Memoria Democrática trabajará con la Generalitat para localizar, recuperar y devolver a las familias los cuerpos de treinta víctimas baleares desaparecidas en Cataluña

El secretario autonómico de Memoria Democrática, Jesús Jurado y el director general de Memoria Democrática, Marc Herrera se han reunido este viernes con Gemma Domènech, directora de Memoria Democrática de la Conselleria de Justicia de la Generalitat de Catalunya. El encuentro se celebra después de que el Govern de les Illes Balears y la Generalitat hayan prorrogado el Protocolo de colaboración entre ambas administraciones en materia de memoria democrática.

A través de este Protocolo, el Govern y la Generalitat recogen la voluntad de colaborar en la preservación de la memoria democrática, teniendo en cuenta la existencia de intensos lazos históricos, culturales y lingüísticos. Lazos que aconsejan establecer un sistema de coordinación y colaboración entre ambos gobiernos para avanzar conjuntamente en las políticas de localización, recuperación e identificación de restos de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura franquista.

Una de las líneas de trabajo que se han planteado en la reunión de hoy por parte del secretario autonómico, Jesús Jurado es la voluntad del Govern de les Illes Balears de localizar, identificar y devolver a sus familias los cuerpos de víctimas baleares del fascismo desaparecidas en Cataluña. «Sabemos que hay familias que se han dirigido a la Generalitat para solicitar información sobre familiares desaparecidos», ha explicado Jurado, «por lo tanto sería muy importante para nosotros poder trabajar con la Generalitat y dar respuesta a las familias de estas víctimas ».

El Censo de personas desaparecidas de la Guerra Civil y la Dictadura de la Generalitat de Catalunya incluye el nombre de 41 personas procedentes de Baleares muertas durante este periodo en diferentes frentes en la Península. Una treintena de estas personas desaparecieron en territorio catalán.

En el encuentro, celebrado este mediodía en el Velódromo de les Illes Balears, se ha decidido crear un grupo de trabajo con personal técnico del Govern de les Illes Balears y de la Generalitat de Catalunya que permita compartir información y avanzar en la divulgación y tareas de recuperación de la memoria democrática en ambos territorios.

El desembarco de Bayo

Uno de los lazos históricos a que se refiere el Protocolo es el desembarco de las tropas republicanas de Bayo en el Levante de Mallorca el 16 de agosto de 1936, que provocó numerosas víctimas de guerra en los dos bandos de la contienda. Como consecuencia de estos hechos, hay al menos cuatro fosas -en Portocristo, Manacor y Sa Coma, San Llorenç- que contienen cuerpos de soldados muertos en el campo de batalla o por la represión, en buena parte soldados catalanes que participaron en el expedición del capitán Bayo, tal y como recoge la investigación llevada a cabo por el historiador Antoni Tugores.

El Protocolo de colaboración prevé que se impulsen acciones de reparación, dignificación y reconocimiento de todas las personas -procedentes de las Islas Baleares, de Cataluña o de otros lugares- que perdieron la vida en este desembarco y en otros episodios que se produjeron durante el periodo de la Guerra Civil. Se comtempla, al mismo tiempo, la colaboración en los programas de exhumación e identificación de personas desaparecidas que desarrollan ambos gobiernos.

El secretario autonómico de Memoria Democrática, Jesús Jurado ha cifrado en 183 personas el número de milicianos muertos en el desembarco de Bayo de los que se tiene constancia a día de hoy. De estos, 161 eran catalanes. Una lista inicial fruto del trabajo realizado por el grupo de trabajo Batalla de Mallorca, y que pronto incluirá otros 59 nombres que elevarían a 242 el número de bajas constatadas.

A día de hoy, la Generalitat de Catalunya dispone de información de 11 familias que reclaman los restos de familiares desaparecidos en el combate. Por ello, dentro del grupo de trabajo que se ha decidido crear entre ambas administraciones, la Generalitat trabajará para ampliar el número de familiares que reclaman la recuperación de víctimas de este desembarco. Por su parte, la secretaría autonómica de Memoria Democrática actualizará el estudio histórico de la fosa de la playa de Sa Coma. Actuaciones necesarias antes de iniciar la apertura de la fosa y que deben permitir fijar un presupuesto aproximado de esta actuación, así como un calendario de ejecución.

El encuentro con la directora de Memoria Democrática de la Generalitat y su equipo ha concluido con una visita al Muro de la Memoria del cementerio de Palma.