LOGO CAIB
Contingut
30 octubre 2019Conselleria de Medi Ambient i Territori

La colaboración entre Medio Ambiente y el sector privado reduce la mortalidad de la avifauna a los tendidos eléctricos NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

La colaboración entre Medio Ambiente y el sector privado reduce la mortalidad de la avifauna a los tendidos eléctricos

Profesionales y técnicos implicados analizan el contexto y la efectividad de las acciones para paliarla

El Servicio de Protección de Especies de la Conselleria de Medi Ambient i Territori, el Centro de Recuperación de Fauna de las Islas Baleares (COFIB) y el cuerpo de agentes de medio ambiente (AMA) han participado este miércoles en la jornada «El impacto de los tendidos eléctricos en el avifauna balear», organizada por la Fundación Natura Parc, AQUILA-a-LIFE, y la UIB, con el apoyo de Red Eléctrica.

En la jornada, se ha hecho una diagnosis del problema y se han explicado las actuaciones coordinadas que se hacen desde todos los sectores implicados para paliarlo. Hay que tener en cuenta que la electrocución es la primera causa de muerte no natural en algunas rapaces, por lo cual los esfuerzos se centran a corregir el tendido eléctrico.

Los Agentes de Medio Ambiente han informado que, desde el año 1999, se han revisado unos 390 km de tendido eléctrico entre Mallorca, Menorca y Eivissa, una tarea en la cual el cuerpo ha participado activamente. Las inspecciones han permitido identificar y documentar todos los soportes peligrosos detectados. Gracias a un convenio de colaboración entre el Govern y GESA-ENDESA estos soportes se han podido corregir.

Desde el COFIB han explicado que, desde 2003, recogen los datos de aves que entran en el centro de Mallorca por electrocución. Las especies que más sufren son el águila de Bonelli (un 54,55 % de las que entran al centro lo hacen por electrocución), seguido del cuervo (52,75 %) y el águila calzada (25,52 %). Además de estas tres especies, las que más entran por esta causa son el águila pescadora (10,34 %), el milano (9,13 %) y el cernícalo (5,91 %).

Respecto al total de aves que han entrado al centro de Mallorca, hasta septiembre de 2019 ha habido 16, mientras que en 2018 fueron 49. Hay que tener en cuenta que, con la puesta en marcha del proyecto Life-Bonelli (2013-2017), se impulsaron más medios para arreglar las líneas y para detectar los casos en que el tendido no estaba en buenas condiciones.

Año

2013

2014

2015

2016

2017

2018

2019

Total

7

12

16

30

34

49

16

En cuanto a Menorca, los datos de las cuales se dispone son desde 2012. En estos siete años, se han recogido un total de 16 aves por electrocución: 2 en 2019, 5 en 2018, 4 en 2017, 2 en 2016 y 3 en 2015. La especie que más ha entrado ha sido el milano (7), seguido del cernícalo (6).

En el caso de Eivissa y Formentera, hay que remarcar que sólo se han registrado dos casos de electrocución desde 2012 —un cernícalo en Eivissa y un halcón peregrino en Formentera. Las especies más afectadas en otras islas son ausentes o en densidad muy baja a las Pitiüses, a excepción del cernícalo.

La Conselleria de Medi Ambient i Territori colabora estrechamente con Endesa para corregir los apoyos peligrosos de tendidos eléctricos. En esta detección, los agentes de medio ambiente han participado activamente. En los casos de electrocuciones, no sólo actúan de manera preventiva con estas inspecciones, sino también cuando se activa una incidencia.

Desde 2017, las inspecciones se han concentrado en áreas prioritarias delimitadas por la concentración local de avifauna. El cuerpo de los agentes también se encarga de avisar a la empresa, una vez tienen los resultados de la necropsia, de la torre donde ha muerto el ejemplar para que actúe de manera prioritaria.

Las actuaciones conjuntas entre instituciones y Endesa se hacen desde 1998 y ya se han corregido más de 2.500 apoyos. No sólo hay una planificación sobre la red que se tiene que arreglar, sino que, cuando se da aviso que un ave se ha electrocutado en algún punto, el personal técnico se desplaza directamente y lo arregla de manera prioritaria. Además, los dos agentes se reúnen anualmente para mejorar la coordinación.