LOGO CAIB
Contingut
17 maig 2019| <9ªL> Conselleria de Salut

Consell de Govern: APROBADO EL DECRETO QUE REGULA LA FORMACIÓN SANITARIA ESPECIALIZADA EN EL ÁMBITO DE LAS ILLES BALEARS CConsell de Govern

Foto de noticia

Consell de Govern: APROBADO EL DECRETO QUE REGULA LA FORMACIÓN SANITARIA ESPECIALIZADA EN EL ÁMBITO DE LAS ILLES BALEARS

\ La nueva normativa profesionaliza y reconoce la tarea de las figuras docentes en la formación de especialistas sanitarios
\ El objetivo de la norma es garantizar la calidad del sistema de formación de residentes  


El Consell de Govern ha aprobado hoy el decreto por el que se regula la ordenación del sistema de formación sanitaria especializada en el ámbito de la comunidad autónoma de las Illes Balears, con el objetivo de mejorar la organización y el funcionamiento de la docencia y garantizar la calidad del sistema de formación de especialistas residentes.

El objetivo de esta norma es regular la ordenación del sistema de formación sanitaria especializada en las Illes Balears, de conformidad con lo que establece el Real Decreto 183/2008, de 8 de febrero, por el que se determinan y clasifican las especialidades en ciencias de la salud, y se desarrollan determinados aspectos del sistema de formación sanitaria especializada.

Entre los aspectos que regula están los siguientes: el procedimiento de selección de los jefes de estudio; la composición y el funcionamiento de las comisiones de docencia y de la Comisión de Formación Sanitaria Especializada de las Illes Balears; el nombramiento y la dedicación de los tutores, así como su evaluación y reconocimiento; las funciones y el reconocimiento de otras figuras docentes, y el plan marco de la calidad docente y el sistema de evaluación de las unidades docentes.

Profesionalización y reconocimiento de las figuras docentes
Mediante la aprobación de este decreto, se pretende definir medidas que aseguren la calidad de la formación de los especialistas sanitarios, incluyendo la profesionalización y el reconocimiento de los profesionales que participan en la docencia y velando para garantizar una formación de calidad de estos futuros especialistas.

Así, el decreto regula la figura del tutor, «pieza fundamental en la formación de los futuros especialistas», e incluye su funciones, procedimiento de nombramiento y revocación, y de evaluación. Además, el decreto establece la obligación de garantizar que los tutores dispongan de una dedicación específica para las funciones de tutoría dentro de su jornada laboral ordinaria, que no puede ser inferior a 120 horas anuales.

Finalmente, se prevén una serie de medidas para reconocer e incentivar la tarea docente que realizan los tutores, como son el reconocimiento específico en la carrera profesional y en los procesos de selección y provisión; la preferencia en la participación en actividades formativas en el ámbito de sus competencias docentes; un incentivo económico individual anual fijado en 1.200 euros y vinculado a un informe positivo anual del jefe de estudios, y tres días de docencia adicionales.  

En cuanto a los jefes de estudios, establece su dependencia funcional de la Dirección General de Acreditación, Docencia e Investigación en Salud, y se definen sus funciones y procedimiento de selección y nombramiento, así como su sistema de evaluación y dedicación, que deberá ser de un mínimo del 20 % de la jornada laboral y un máximo del total de la jornada en función del número de residentes que conformen la unidad docente y de la complejidad del centro o unidad.

El decreto también regula otras figuras docentes que participan en la formación de los especialistas sanitarios, como son el coordinador de formación sanitaria especializada de las Illes Balears; el coordinador docente; el colaborador docente; el jefe asistencial; el personal técnico de apoyo a la formación, y el jefe de residentes.

Marco de calidad de la formación sanitaria especializada
Por otra parte, la disposición normativa también define la obligatoriedad de establecer un plan marco de calidad docente que permita evaluar periódicamente los centros y las unidades docentes mediante la monitorización de los indicadores básicos de manera centralizada y promover la comparación entre unidades docentes, además de incorporar una encuesta anual de satisfacción de los residentes.