LOGO CAIB
29 març 2018| <9ªL> Conselleria de Medi Ambient, Agricultura i Pesca

La Conselleria de Medi Ambient, Agricultura i Pesca trabaja en la investigación del parásito que mata las nacras NNota Informativa

Foto de noticia

La Conselleria de Medi Ambient, Agricultura i Pesca trabaja en la investigación del parásito que mata las nacras

Actualmente sólo se conocen diez nacras vivas en todo el litoral de Baleares
El grupo técnico de trabajo sobre la nacra en las Islas Baleares integrado por el Instituto Español de Oceanografía (IEO), que es el coordinador en el ámbito nacional; el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA), y varios departamentos de la Conselleria de Medi Ambient, Agricultura i Pesca, tales como el Laboratorio de Investigaciones Marinas y Acuicultura (LIMIA) de Andratx, personal del Parque Nacional de Cabrera y del Servicio de Protección de Especies se han reunido en la sede de la Conselleria para abordar el trabajo de seguimiento y recuperación de esta especie, además de trabajar en una estrategia con relación al parásito que la mata.

Actualmente sólo se conocen diez nacras vivas en todo el litoral de Baleares, donde cientos de miles han muerto víctimas de la epidemia infecciosa que le afecta todo el Mediterráneo occidental. En los últimos meses, la catástrofe ha llegado también a las islas de Sicilia y en Córcega, además de la totalidad del litoral español.

Los expertos han valorado como urgente trasladar los ejemplares supervivientes a una localidad bien protegida, donde queden en situación favorable para que puedan fecundar.

Es especialmente positiva la supervivencia comprobada de un ejemplar de Cabrera, bautizado como "en Castellet", del que se tiene conocimientos contrastados que ha superado la enfermedad.

También se han analizado las novedades científicas de identificación del organismo patógeno responsable, tarea en la que despunta la labor del Laboratorio de Investigaciones Marinas y Acuicultura de Andratx, y los resultados de la aportación de observaciones por parte de voluntarios de la red "Observadores del Mar", que demuestra una gran implicación de particulares en el seguimiento del problema.