vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 3057579

Govern y Ministerio de Hacienda reafirman el compromiso común para contar con un Régimen Especial de las Illes Balears antes de final de año

La consellera Catalina Cladera ha destacado que la propuesta de dotar un Fondo de insularidad que incluye el proyecto de nuevo REIB, ha sido “vista con buenos ojos por Montoro, como un mecanismo para reconocer la singularidad del territorio de las Illes Balears”.

Nueva reunión entre una delegación del Govern de las Illes Balears, encabezada por la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, y el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, por cuenta de la negociación de cara a la aprobación de una nueva Ley de Régimen Especial de las Islas Baleares, que sustituya a la actual en vigor, de 1998. Una reunión que ha “reafirmado la voluntad política conjunta de avanzar hacia un nuevo REIB”, según Cladera.

“El Ministro ha destacado la necesidad de poner en valor la singularidad del hecho insular” ha dicho Cladera, hecho por el cual “ve con buenos ojos dotar el Fondo de insularidad”, la herramienta que el proyecto del nuevo REIB prevé que dote de recursos al Govern para financiar infraestructuras que ayuden a compensar el hecho insular.El Ministerio ha propuesto que durante el próximo trimestre se convoquen varias reuniones entre el Govern con los secretarios de Estado de Presupuestos, Hacienda y Función Pública. “Con hacienda negociaremos los aspectos fiscales del REIB, con presupuestos, toda la parte de compensaciones de transportes, energía y aspectos sectoriales; y con función pública, temas de compensación para funcionarios, un hecho fundamental para la correcta dotación de cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado a las Islas”.En este triple escenario, Cladera ha destacado que “es muy importante que podamos acordar cuanto antes la ampliación de la bonificación por descuento de residente del 50 al 75% en los desplazamientos aéreos y marítimos entre las islas y la península”.

Por otro lado, en lo concerniente a la aportación que el Estado tiene pendiente de hacer por el Convenio de carreteras, Cladera ha mostrado la disposición del Govern a establecer un nuevo calendario de pago, a través de la firma de un nuevo acuerdo que afiance el compromiso plasmado en el Protocolo de intenciones de diciembre de 2015. “Hasta el momento los PGE de 2017 sólo han previsto 15 de los 240 millones del total de la pendiente del Convenio de carreteras”, ha recordado Cladera. En el mismo escenario de renegociación y pacto entre el Estado y Baleares también se encuentran los 26 millones de euros en convenios estatutarios reintegrables, que tendrían que haber sido reinvertidos en otros proyectos en las Illes Balears.

Cladera ha destacado que la postura del Govern de las Illes Balears ante el Estado tiene el apoyo y la fuerza del “consenso social y político que se ha conseguido unir al respecto de una idea genérica de la mejora del trato financiero que recibe Baleares”.