vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 1992280

El Gobierno promueve un acuerdo entre FELIB y ENDESA para garantizar la luz y el gas a los hogares con menos recursos de Baleares

La consejera de Familia y Servicios Sociales, Sandra Fernández, y el consejero de Economía y Competitividad, Joaquín García, han asistido hoy a la firma del convenio entre la Federación de Entidades Locales de las Illes Balears (FELIB) y la empresa de gas y electricidad ENDESA para facilitar y agilizar las ayudas que los ayuntamientos destinan al pago de luz y gas a las personas en situación de vulnerabilidad económica y evitar, así, el corte de suministros y posibles intereses de demora por los impagos.

El acuerdo que ha sido suscrito por el presidente de la FELIB, Joan Albertí, y por el director general de Endesa en Baleares, Ernesto Bonnín, ha sido posible gracias al Govern, que ha actuado como impulsor de la iniciativa, después de reuniones y contactos de trabajo mantenidos por los dos consejeros con la Federación y la empresa eléctrica.
Según el convenio marco, la FELIB representa a los ayuntamientos asociados a la hora de establecer las relaciones de carácter general con ENDESA. Y los consistorios que se adhieran a él abonarán directamente a la empresa eléctrica las ayudas municipales destinadas a este concepto.


Por su parte, ENDESA facilitará los pagos de los ayuntamientos que se adhieran al acuerdo firmado hoy con el fin de evitar cortes de suministro sin intereses de demora, comisiones o similares. Por tanto, desde el momento en que la empresa reciba la comunicación municipal de que el titular del servicio es receptor de la ayuda, suspenderá el corte de luz o gas en el hogar.

A partir de las sucesivas firmas de adhesión al presente acuerdo, los ayuntamientos determinarán el pago de la deuda en concepto de suministro de energía de los usuarios de servicios sociales, según las valoraciones pertinentes elaboradas por los profesionales de los centros de Servicios Sociales. Así, abonarán las cantidades que determinen estos profesionales y avisarán a ENDESA de dicha circunstancia para que no se dé la orden de corte de suministro.

De este modo, las facturas energéticas que generen las familias con mayor riesgo de vulnerabilidad serán asumidas por el municipio, garantizándose así que no se procederá al corte del suministro.

Sandra Fernández ha explicado que este convenio es un ejemplo de los beneficios de la colaboración interadministrativa y ha añadido: “nuestro objetivo es que, con la mejora de los datos económicos que se está produciendo, no sean necesarios acuerdos de este tipo, pero todavía hay personas que lo están pasando mal”. Fernández ha recordado que uno de los objetivos de la financiación que reciben los ayuntamientos por parte del Gobierno de les Illes Balears a través del Plan de Prestaciones Básicas (PPB) es el de ayudar a las familias a afrontar este tipo de gastos básicos.

Por su parte, el presidente de la FELIB ha agradecido la confianza que el Gobierno ha puesto en los ayuntamientos, “que son los primeros que conocen las necesidades de sus vecinos y este convenio agiliza la respuesta a esas necesidades”, ha afirmado.

Bonnín ha hecho referencia a que en ENDESA “somos conscientes de lo vital que es nuestro suministro y con este convenio queremos dar un instrumento para asegurarlo y solucionar este tipo de problemas”.

De la misma manera que Gobierno de las Illes Balears, consejos insulares y ayuntamientos tienen en marcha medidas para garantizar la cobertura de las necesidades básicas de los ciudadanos que se encuentran en una situación de vulnerabilidad, con esta iniciativa se pretende que también quede cubierto el suministro de energía en los hogares, al margen de la situación económica que estén atravesando.

Este convenio firmado hoy se enmarca dentro de la Directiva 2009/72/CE de 13 de julio de 2009 sobre las normas comunes para el mercado interior de electricidad que obliga a los Estados Miembros de la Comunidad Europea a adoptar las medidas adecuadas para garantizar el suministro eléctrico a los consumidores más vulnerables.