vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 5192139

La mallorquina Lara Fluxà participa en la Bienal de Arte de Venecia de la mano del Govern i el Institut Ramon Llull

La exposición ‘LLIM’ es podrà veure del 23 d’abril al 27 de novembre als Eventi Collateralli de la 59a edició de una de les cites artístiques més importants del món

La consejera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido, ha presentado hoy con el director del Instituto Ramon Lull (IRL), Pere Almeda, LLIM, el proyecto de la artista mallorquina Lara Fluxà para la Bienal de Arte de Venecia, fruto de la colaboración entre la Conselleria de Fondos Europeos, Universidad y Cultura y el Llull.

Garrido ha destacado «el orgullo de poder mostrar la obra de una creadora balear en la cita artística más importante de Italia y una de las más relevantes del mundo». Lara Fluxà es, según la consejera, «una prueba del gran talento artístico de estas Islas; un talento que el Gobierno de las Islas Baleares secunda con numerosas líneas y programas dirigidas a las artes visuales». De entre todas, ha querido remarcar la destinada a la creación «para favorecer el proceso primigenio de los proyectos: ayudas porque los artistas piensen, creen y planteen sus ideas». Son ayudas «dirigidas a artistas como Lara Fluxà, que después tienen la oportunidad de avanzar, evolucionar y conseguir logros tan relevantes como la participación en la Bienal de Venecia de la mano del Gobierno y el Instituto Ramon Llull».
Lara Fluxà mostrará en Venecia, del 23 de abril al 27 de noviembre, LLIM, un "organismo vivo" que utiliza el agua y el vidrio "para intervenir Venecia en sus sustratos pasados y presente", según el comisario del proyecto Oriol Fontdevila.

Pere Almeda ha destacado la importancia de la presencia continuada de la cultura catalana en la Bienal de Venecia, "un contexto internacional de primera magnitud y prescriptor en el arte contemporáneo" y ha añadido que "con el proyecto de Lara Fluxà apostamos por el talento emergente, y por esta obra que dialoga con lo que representa Venecia y reflexiona sobre la sostenibilidad y el cambio climático”.

”LLIM es una forma de organismo abierto y transparente que nos permite ver su interior y andar a través de él", ha explicado Lara Fluxà; un organismo que desplaza temporalmente las aguas del Canale di San Pietro por medio de un sistema tubular de vidrio.
“Lara trabaja con vidrio y agua en cuanto que sustancias fundamentales de la vida, en cuanto que materias que mutan de manera reversible, generando vínculos con otras sustancias de capacidad engendradora. El agua y el vidrio son también dos materiales idiosincrásicos que han determinado la historia de la ciudad”, según Fontdevila.

A su paso por el pabellón, el agua del canal va dejando residuos, lodos y sedimentos, es decir el LLIM que da título al trabajo. Durante los siete meses de la Bienal, la instalación irá asimilando el subsuelo de Venecia, incorporándolo al pabellón a través de las cañerías del organismo. Es por eso que Fluxà y Fontdevila lo consideran un "organismo vivo", que deja mucho de espacio "al experimento y la sorpresa". De hecho, el resultado de la circulación del agua por estos circuitos, no del todo estancos pero con una presencia mínima de oxígeno, se conocerá solo durante el transcurso de la Bienal y, a priori, no podemos saber si generará alguna forma de vida, microorganismos o bacterias.

Una instalación que se acompaña de una publicación

La intervención ideada por Lara Fluxà se compone de un conjunto de cisternas, cápsulas y conducciones vítreas que definen un paisaje de formas orgánicas. El agua circula permanentemente por el interior la instalación, donde entra en interacción con el petróleo y la leche, talmente se tratara de una performance interpretada por materiales. El movimiento que acciona el agua será ocasionado por la fuerza de la gravedad, así como auxiliado con la acción de bombas de agua y válvulas controladas por microprocesadores PLC.

LLIM se acompaña de una publicación que se distribuirá desde el mismo espacio expositivo y que despliega una narrativa que se compone con diferentes documentos visuales y textuales y que han sido necesarios en el proceso de engendrarse el organismo.

La publicación incluye dos cartas: de Jane Da Mosto, científica medioambiental, directora de la asociación We Are Here Venice, con que se abordan problemáticas asociadas con la gestión del limo en la laguna; y de Javier Peñafiel, artista visual, que reflexiona en el entorno de la noción de metabolismo refiriéndose a prácticas artísticas y arquitectónicas que han tenido lugar anteriormente en la ciudad.

Lara Fluxà (Palma, 1985) trabaja habitualmente a partir de elementos con poética propia que le son próximos, como el agua o el vidrio. Licenciada en Bellas artes y máster en Producciones Artísticas e Investigación por la Universitat de Barcelona, se ha especializado en el tratamiento del vidrio a partir de diferentes cursos sobre vidrio soplado en Segovia, Barcelona y la Bisbal. Sus obras cuestionan la debilidad del equilibrio de los ecosistemas.
El artista expuso por primera vez, mediante el estand del IEB, en la feria de ARC0 2020, la más destacada de España. Su obra se incluía en un proyecto de comisariado que, siguiendo las buenas prácticas, fue elegido por concurso público y con un jurado experto e independiente.
Ha colaborado también con instituciones como el centro Lo Patio, la Fundación Joan Miró, la Fundación Felícia Fuster, la Capilla de la Misericordia, el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo Es Baluard, el Casal Solleric de Palma, el Museo Marítimo de Barcelona y el Artes Santa Mònica.

A los Eventi Collaterali desde 2009

El Instituto Ramon Llull produce y organiza la participación a los Eventi Collaterali de la Bienal de Arte de Venecia desde el año 2009. Como cada año, para escoger la propuesta ganadora, nombró un comité de expertos, integrado por un presidente, tres vocales y una secretaria del Instituto Ramon Llull. La presidenta fue Hiuwai Chu (MACBA), y los vocales fueron Mabel Palacín (artista), Anna Pahissa, (Hangar) y Carles Guerra, comisario independiente.

La comisaria y escritora Cecilia Alemani (Milà, 1977) es la directora de esta edición que puerta por título The Milk of Dreams (La Leche de los sueños) y hace referencia en un libro de la pintora y escritora británica Leonora Carrington, en el que, como dice Alemani, “el artista surrealista describe un mundo mágico donde la vida es revisionada constantemente a través del prisma de la imaginación, y donde todo el mundo puede cambiar, transformarse y convertirse en algo y en alguien otro. En la Biennale 2022 participarán 213 artistas procedentes de 58 países.