vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 5079234

Yllanes hace un llamamiento a 26 municipios de menos de 5.000 habitantes de las Illes Balears para que se beneficien de las ayudas destinadas a mejorar la eficiencia energética

El vicepresidente presenta las ayudas específicas a los municipios de menos de 5.000 habitantes y advierte de la necesidad de llegar a un punto de inflexión frente al cambio climático

El vicepresidente y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, ha presentado este miércoles las ayudas para la transición energética a 26 municipios de las Illes Balears de menos de 5.000 habitantes (o de menos de 20.000 habitantes con núcleos rurales de menos de 5.000), centradas en los ejes de ahorro y eficiencia energética, implementación de renovables y movilidad eléctrica.

En la presentación han participado representantes de la FELIB; de los consells insulars de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera; de Asinem, y de los ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes. Concretamente, los municipios incluidos que pueden optar a estas ayudas son Escorca, Estellencs, Banyalbufar, Deià, Fornalutx, Ariany, Búger, Costitx, Lloret de Vistalegre, Es Migjorn Gran, Mancor de la Vall, Santa Eugènia, Valldemossa, Puigpunyent, Sant Joan, Maria de la Salut, Llubí, Campanet, Petra, Montuïri, Sencelles, Vilafranca de Bonany, Sineu, Selva, Consell i Ferreries. Así mismo, los municipios con menos de 20.000 habitantes con entidades menores de 5.000 habitantes son Ses Salines, Es Mercadal, Sant Joan de Llabritja, Sant Lluís, Sant Llorenç des Cardessar, Formentera y Santanyí.  

Yllanes ha explicado que las subvenciones están divididas en dos líneas específicas. La primera es el programa DUS 5000 (Desarrollo Urbano Sostenible), dirigida a las entidades locales con el objetivo de impulsar actuaciones en el ámbito local para llevar a cabo acciones en cada uno de los ejes de la transición energética. «Estas ayudas incluyen subvenciones del 80 % en acciones como poner placas en cubiertas, mejorar la eficiencia de edificios o renovar la flota de vehículos, entre otros, y pueden llegar a ser del 100 % si se combinan diferentes actuaciones. Por lo tanto, es una buena herramienta que tienen los ayuntamientos y que cuenta con un presupuesto inicial de casi 800.000 €. Digo inicial porque si se agota se ampliará la cuantía, puesto que son unas ayudas dirigidas por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE)», ha destacado el vicepresidente.

Por otro lado, ha explicado que la segunda línea de subvención es la del programa PREE 5000 (Programa de Rehabilitación Energética de Edificios Existentes), que se dirige tanto a entidades locales como a particulares y empresas, y que tiene como objetivo renovar el parque edificado para hacerlo más eficiente y renovable, ahorrar energía y mejorar el confort climático. Hay que señalar que la convocatoria se abrió el pasado 27 de diciembre y cuenta con un presupuesto inicial de más de 0,5 M€.

«Para combatir el cambio climático necesitamos la involucración de todo el mundo y especialmente de las administraciones municipales, que son las más cercanas al territorio y las que conocen mejor las necesidades de la ciudadanía. Desde el ámbito local se empieza por poner las bases para un cambio de modelo hacia una sociedad más sostenible y respetuosa con el entorno», ha añadido el conseller, quien ha recordado que estos municipios también tienen ayudas adicionales para incrementar un 5 % las subvenciones de otras convocatorias, como las de paneles fotovoltaicos.

«Tenemos que ser conscientes del momento de emergencia climática que estamos viviendo. Estos próximos años son trascendentales tal como quedó de manifiesto en la COP 26 de Glasgow. Tenemos que conseguir llegar a un punto de inflexión», ha apuntado el vicepresidente, al tiempo que ha afirmado que «desde el Govern queremos acelerar el cumplimiento de todos los objetivos que nos hemos marcado derivados de los Acuerdos de París, la legislación europea, la ley estatal y la ley de cambio climático y transición energética autonómica».

Por su parte, el director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, ha destacado que estas ayudas han sido diseñadas por el Ministerio de Transición Ecológica ―a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia― para atender las necesidades especiales de municipios denominados de reto demográfico. «Aunque nuestro reto demográfico es muy diferente del que se plantea en el ámbito estatal, estas ayudas afectan a un total de 26 municipios de las Illes Balears, lo que supone el 39 % del total.»

«Quiero recordar que uno de los objetivos clave del Govern es la mejora de la eficiencia energética de los hogares y los  edificios de las Balears porque así dejaremos de consumir tanta energía, y estas ayudas son clave para lograr este objetivo y necesitamos la implicación de los municipios para poder agotar el presupuesto y pedir más al Estado», ha añadido.

PROGRAMA DE REHABILITACIÓN ENERGÉTICA DE EDIFICIOS EXISTENTES (PREE 5000) 

Malagrava, además, ha explicado que el objetivo del PREE es conseguir la reducción del consumo de energía primaria no renovable de un 30 % y mejorar la calificación energética en al menos una letra. En este sentido, ha apuntado que los beneficiarios serían particulares ―personas físicas, comunidades de vecinos, comunidades ciudadanas de energía―; empresas ―personas jurídicas propietarias, arrendatarias o concesionarias y empresas de servicios energéticos―, y administraciones ―entidades locales y su sector público instrumental.

En cuanto a las diversas actuaciones y la cuantía subvencionable, el director general ha explicado que la actuación 1 está centrada en la mejora de la envolvente térmica. «Se subvenciona hasta un 50 % en caso de edificios completos y hasta un 40 % en caso de viviendas o locales individuales», ha dicho. Así mismo, ha indicado que la actuación 2 está centrada en la mejora de la eficiencia energética y el uso de energías renovables en las instalaciones térmicas de calefacción, climatización, refrigeración, ventilación y agua caliente sanitaria. Malagrava en este punto ha indicado que se puede subvencionar hasta un 40 % en caso de edificios completos y hasta un 30 % en caso de viviendas o locales individuales».

En cuanto a la actuación 3, está centrada en la mejora de la eficiencia energética de instalaciones de iluminación y se subvenciona hasta un 20 %, tanto en el caso de edificios completos como de viviendas o locales individuales. 

DESARROLLO URBANO SOSTENIBLE (DUS 5000)

Con relación a las ayudas al Desarrollo Urbano Sostenible, Malagrava ha indicado que los beneficiarios son las entidades locales y su sector público instrumental, incluyendo los consells insulars, y que tienen como objetivos: la reducción de la demanda y el consumo energético en edificios e infraestructuras públicas; la generación eléctrica renovable para autoconsumo; la generación térmica renovable y de redes de calor y/o frío; la lucha contra la contaminación lumínica; el alumbrado eficiente e inteligente; Smart Rural y TIC, y la movilidad sostenible.

Enlaces