vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 5064960

El Gobierno apoya a un proyecto estratégico para aprovechar y revalorar la pulpa de garrova que podría beneficiar más de 1.000 familias en Mallorca

El Gobierno ha dado este jueves su apoyo al proyecto estratégico y de diversificación para convertir la pulpa de garrova en nuevos productos, una iniciativa de las cooperativas agroalimentarias que supondría la construcción de una planta a Consejo para procesar la garrova en Mallorca y obtener harina, azúcar, fibra alimentaria y tanins para su comercialización y uso en diferentes industrias, como la alimentaria, la farmacéutica o la vinícola.

La presidenta del Gobierno, Francina Armengol, la consejera de Agricultura, Pesca y Alimentación, Mae de Concha, y el consejero de Fondos Europeos, Universidad y Cultura, Miquel Company, se han reunido con algunos representantes de las cooperativas impulsoras de la propuesta. Se trata de Unión Nuts SCL, de la SCL de Campo Mallorquín, y de cooperativas agroalimentarias de las Islas Baleares.

Este proyecto se podría financiar con fondos europeos a través del POR TÉ Agroalimentario del Gobierno de España pero también se estudian otras vías de financiación a través otros mecanismos.

Según la consejera De Concha, se trata de un proyecto que «apuesta por la diversificación y la economía circular, puesto que se aprovecha la totalidad del producto». « No podemos dejar escapar este proyecto de cabeza de las maneras, es una gran oportunidad también por el relevo generacional, y relacionado con la innovación y la promoción».

El proyecto, que tiene un coste de aproximadamente seis millones de euros, tiene como objetivo dar valor añadido a la pulpa de garrova para mejorar la rentabilidad del cultivo, garantizar la sostenibilidad del sector agrario y facilitar la incorporación de jóvenes agricultores. Actualmente, de la garrova se aprovecha entre un 10 y un 15% a través de la semilla, y el objetivo es aprovechar también el 80% restante, correspondiendo a la pulpa. Supone la creación de una planta para trocear la garrova en Consell, donde se obtendrían productos que pueden usarse como sucedáneos de chocolate y cacao, repostería, productos farmacéuticos para reducir el colesterol, como colorante del sector vinícola, etc.

La planta podría llegar a trocear unas 15.000 toneladas de garrova al año y beneficiar, sólo en Mallorca, más de 1.000 familias de manera directa o indirecta, según los cálculos de las cooperativas agroalimentarias. Los impulsores de la iniciativa también han planteado el proyecto desde el punto de vista de la sostenibilidad, planificando el funcionamiento de la planta a través del hidrógeno verde que se genere a la nueva planta de Lloseta.

Según el presidente de Campo Mallorquín, Miquel Vado, «queremos que la garrova en conjunto valga mucho y por eso apostamos para llevar esta planta en Mallorca, que será muy importante para las familias, la sociedad, nuestra isla y economía». Según el gerente de Unión Nuts SCCL, Ferran Huguet, «dará valor a la garrova a través de productos novedosos y saludables».

España es el primer productor mundial de garrova, con unas 43.000 toneladas anuales (aproximadamente el 50% de la producción mundial). Con respecto a España, las Islas Baleares son quienes lidera la producción, con un 36%. Es un cultivos por los cuales apuesta la consejería de Agricultura, Pesca y Alimentación. De hecho, ha puesto en marcha el Plan de reestructuración de los frutos secos 2021-2027 que, en parte, se nutre de fondos europeos. El mes de octubre de 2021 se convocó una ayuda por valor de 2,3 millones de euros para nuevas plantaciones y replantacions de almendro y garrover, e injertos de garrover.

Las empresas y entidades promotoras del proyecto son, por parte de las Baleares, Camp Mallorquín, Frutos Secos , la cooperativa agrícola de Sant Antoni (Ibiza) y los Servicios de Mejoramiento Agrario y Pesquera (SEMILLA); por parte de Cataluña, Unión Nuts SCCL, Comercial Algarroba SCCL y el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (IRTA); y por parte de la Comunidad Valenciana, Unión Frutos SCCL.