vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 5035203

De Concha destaca «los hitos históricos como la PAC y las medidas estructurales» puestas en marcha por el futuro del sector primario

La consejera de Agricultura, Pesca y Alimentación, Mae de Concha, ha explicado este miércoles las cuentas de la consejería para el 2022 en el debate de presupuestos al Pleno del Parlamento. De Concha ha defendido los presupuestos que por el próximo año aumentan un 20% en la parte del presupuesto ordinario, puesto que pasan de 49,4 millones de euros a 59 millones de euros, y suben un 13% en el conjunto de la consejería , con FOGAIBA y SEMILLA, y se sitúan en los 184 millones de euros, de los cuales 110 son inversiones. La consejera De Concha ha explicado que «esta legislatura hemos venido a jugar, con un equipo preparado y con un proyecto ilusionante por el sector primario y agroalimentario de las Islas Baleares». Durante su intervención, ha destacado los «hitos históricos como la PAC y las medidas estructurales como la de la leche» puestas en marcha por el futuro del sector primario.

De Concha ha explicado que las cuentas para el año 2022 incorporan una nueva línea de ayudas para las explotaciones agrarias por los costes eléctricos dotada con 500.000 euros aproximadamente, gracias en parte a la aceptación de enmiendas presentadas por los grupos políticos. Se trata de unas ayudas nuevas ante el encarecimiento de las energías fósiles y los grandes desequilibrios en la competencia con el producto exterior. También, a través de las enmiendas, se incorporarán dos guardas de reservas marinas más para tareas de vigilancia, y 100 mil euros más para aumentar las transferencias capital del FOGAIBA destinadas en el Programa de Desarrollo Rural.

La consejera De Concha también ha centrado su discurso en los objetivos conseguidos este 2021 y los planes para 2022. La consejera ha hecho referencia a la nueva Política Agraria Común (PAC ) para el periodo 2023-2027, que reconocerá , al fin, los sobrecostes de la insularidad para el sector primario de las Islas Baleares. Según la consejera, «es una de los hitos históricos que hemos conseguido, las Baleares serán una región específica, con los beneficios enormes que supondrán por los labradores y chalanes, y permitirá que se pueda compensar la insularidad, también la doble y la triple, y competir en igualdad de condiciones con el del resto de España». Las ayudas del pago básico que reciben los labradores y chalanes de las Islas serán un 50,38% por encima de la media nacional. En concepto de pago básico, la previsión es recibir 8 millones de euros más respecto de la PAC anterior. Menorca, Ibiza y Formentera, afectadas por la doble y la triple insularidad, recibirán un aumento respecto de la media nacional, por este concepto, de un 63% y un 103%, respectivamente. Las pequeñas y medianas explotaciones, el 85% del total de las que hay en las Islas, también se verán beneficiadas y recibirán 4 millones de euros más. De Concha se ha referido al trabajo conjunta que se ha hecho con el sector primario para conseguir este hito, que también implicará ventajas por los jóvenes y las mujeres que se incorporen.

De Concha también ha hecho mención a las «medidas estructurales» que se pondrán en marcha el 2022 por apuntalar sectores como el de la leche de Menorca. La consejería destinará más de un millón y medio de euros para compensar los sobrecostes de la insularidad y para garantizar una renta digna por los chalanes, así como medidas de mejoramiento de comercialización y modernización del sector. «Es una reforma estructural que ha implicado tiempo, consenso y muchos datos, y finalmente hemos conseguido llegar al acuerdo», ha explicado.

La consejera también se ha referido a otros mejoramientos históricas como la liquidación del patrimonio de las cámaras agrícolas, que finaliza este mes de diciembre y que permitirá «fortalecer las organizaciones agrarias». En este sentido, ha explicado que el patrimonio en efectivo, más de 600.000 euros, ya se ha repartido entre Unión de Labradores de Mallorca, Unión de Labradores de Menorca, UPA-aia, ASAJA, FAGME y AGRAME. Actualmente, sólo carecen las firmas para la cesión de los inmuebles a las tres organizaciones de Mallorca.

En vista el presupuesto por el 2022 ha destacado los 49,1 millones de euros de la dirección general de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, casi 9 millones de euros más que este año; los 2,46 millones de euros de la dirección general de Pesca y Medio Marí, y 1,3 millones de euros de la dirección general de Políticas para Soberanía Alimentaria, que aumenta en 580 mil euros, porque , a partir del 2022, cuenta con el Instituto de Calidad Agroalimentaria, IQUA, imprescindible para la aplicación de la ley de la Cadena Alimentaria, que tiene que velar por la transparencia en todos los eslabones del conjunto de la cadena y que penaliza las prácticas desleales.