vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4879252

El proyecto de nuevo Reglamento Orgánico de Centros ha pasado hoy por la Mesa Sectorial Educación

\ El documento potencia la autonomía y evaluación de los centros y favorece la coordinación del profesorado en los centros de secundaria

\ El nuevo ROC favorece la participación de la comunidad educativa y se recuperan las competencias del claustro y del consejo escolar

La Mesa Sectorial de Educación ha tratado hoy el Proyecto de decreto del nuevo Reglamento Orgánico de Centros (ROC). El primer borrador de este documento se publicó en la web de la Dirección General de Planificación, Ordenación y Centros (http://dgplacen.caib.es), y en el Portal de Participación Ciudadana (http://participaciociutadana.caib.es) del Govern de les IllesBalears y se sometió a información pública el 13 de abril de 2021.

Posteriormente se inició una ronda de reuniones sobre la propuesta de ROC con los diferentes colectivos que integran la comunidad educativa de Baleares para su debate y negociación. Así, se han consultado y se han recogido aportaciones de toda la comunidad educativa de la enseñanza pública: asociaciones de directores y asociaciones de docentes, sindicatos, asociaciones de padres y madres, y también de profesores a título individual o de centros educativos.

Hay que tener presente que el Reglamento vigente fue aprobado en 2002. Después de casi 20 años se ha considerado necesario abordar la elaboración de un nuevo marco regulador que posibilite nuevas formas de organización escolar que faciliten que los centros educativos puedan dar la respuesta más adecuada a las necesidades del alumnado y de la sociedad actual.

El nuevo Reglamento ha tenido en cuenta tanto la LOMLOE como las líneas generales de la nueva Ley de Educación de Baleares que actualmente se encuentra a punto de iniciar su trámite parlamentario. Además, integra en un único documento el reglamento de organización y funcionamiento de los centros de infantil y primaria con el de los de secundaria, incorpora las nuevas categorías de centros públicos como los colegios de educación infantil y primaria integrados con enseñanzas elementales de música (CEIPIEEM) y los colegios de educación infantil y primaria integrados con educación secundaria obligatoria (CEIPIESO) y se adapta a la implantación de la administración electrónica.

Uno de los aspectos más importantes del proyecto del nuevo ROC es que hace una apuesta clara por la autonomía de los centros educativos, tanto pedagógica, como de organización y de gestión, para poder llevar a cabo modelos de funcionamiento propios que permitan adoptar las actuaciones necesarias para favorecer el éxito educativo del alumnado, la disminución del abandono educativo temprano y la inclusión educativa. Esta autonomía va acompañada de una necesaria evaluación tanto interna como externa.

Por otro lado, el nuevo reglamento favorece la coordinación del profesorado en una organización más horizontal, especialmente en los centros de secundaria, en los cuales se da más peso a los equipos docentes respecto de los departamentos didácticos, de forma que se promuevan los planteamientos pedagógicos globalizados y el trabajo por ámbitos.

Finalmente, la propuesta de ROC favorece la participación de todos los miembros de la comunidad educativa y se recuperan las competencias del claustro y del consejo escolar.

 

Algunas novedades destacadas

  • Artículo 6, 8, 9, 12, 14,17, 19 y 23 – Estos artículos incorporan importantes novedades en lo que corresponde a la autonomía pedagógica, de organización y de gestión de los centros como que la Administración Educativa facilitará los recursos necesarios teniendo en cuenta el proyecto educativo, las características del centro y de su alumnado, con el objetivo de compensar las situaciones derivadas del contexto socioeconómico y educativo.

Se establece que la autonomía pedagógica podrá afectar el uso del tiempo y de los espacios, el agrupamiento del alumnado y los criterios de asignación de docencia al profesorado y que el proyecto educativo de los centros públicos se hará con la participación de todos los miembros de la comunidad educativa e incluirá el plan de contingencia del centro para situaciones de emergencia y el plan de dinamización de la participación de toda la comunidad educativa, con especial mención a la del alumnado. La autonomía organizativa supone que los centros podrán dotarse de una estructura propia de gobierno, organización, coordinación y participación de los diferentes agentes de la comunidad educativa, dentro de los límites que se establezcan reglamentariamente, orientada al desarrollo de su proyecto educativo.

En el apartado de autonomía de gestión se posibilita que los directores puedan hacer contratos menores o recibir delegación de la Administración para contratos no menores.

Otra de las novedades que incorpora el nuevo ROC es que en la educación primaria y en los niveles de 1.º a 3.º de educación secundaria obligatoria, se podrá agrupar las materias en ámbitos de conocimiento.

  • Artículo 19.- Hace referencia a un elemento inseparable de la autonomía de centros como es la evaluación. Así el nuevo ROC prevé que la actividad evaluadora será multinivel y se concretará en modalidades de evaluación interna, coevaluación o autoevaluación, y en evaluación externa. Además, también se establece que la dirección del centro garantizará la participación de todos los sectores de la comunidad educativa (personal docente y no docente, alumnado y familias) en la evaluación del centro educativo, que será un referente a tener en cuenta en la evaluación del ejercicio de la función directiva y de la función pública docente en el centro.
  • Artículo 28.- Entre las funciones de la dirección se incluye la de proponer, de acuerdo con el proyecto educativo y la normativa vigente, la relación de puestos de trabajo del centro y las modificaciones sucesivas, así como la definición de requisitos de titulación y capacitación profesional de algunos puestos de trabajo en los procedimientos de provisión de personal docente por comisión de servicios.
  • Artículo 36.- Los directores pueden optar para continuar en el ejercicio del cargo hasta completar un total de dos periodos consecutivos de 4 años cada uno (hasta ahora eran tres periodos), previa evaluación positiva de la tarea desarrollada al final del primer periodo. Transcurridos los dos periodos, si el director desea continuar ejerciendo el cargo, tendrá que participar nuevamente en el procedimiento de selección.
  • Artículo 44 y 45 - Modificación de la composición del Consejo Escolar, otorgando mayor representatividad a familias y alumnado, en aplicación de la LOMLOE y se recuperan las competencias del Consejo Escolar anteriores a la LOMCE.
  • Artículo 53 y 54- Se refuerza la coordinación horizontal del profesorado, y se da más autonomía en los centros, para que puedan constituir órganos propios de coordinación docente que se adecuen mejor a las necesidades de cada centro y se posibilita la creación de comisiones pedagógicas diferenciadas para cada nivel, simplificando su composición.
  • Artículo 58.- Se regulan los ámbitos (agrupaciones de materias) o departamentos didácticos en los centros de secundaria, que se podrán constituir para cada especialidad o como resultado de agrupar distintas materias, áreas o ámbitos, a fin de favorecer el enfoque competencial e interdisciplinario del currículum. Los centros podrán constituir ámbitos o departamentos de coordinación didáctica por niveles, ciclos o etapas.
  • Artículo 60.- En todos los centros habrá comisiones de coordinación de normalización lingüística y de coeducación que se encargarán de la coordinación de todas las acciones relativas a sus ámbitos respectivos.
  • Artículo 61 y 62.- En los centros de secundaria organizados por ámbitos y equipos docentes, se podrán nombrar excepcionalmente dos tutores. Los tutores y tutoras de los ciclos de educación infantil, de primer ciclo de educación primaria y primer ciclo de educación secundaria obligatoria serán preferentemente profesores con destino definitivo en el centro. Entre las funciones de la tutoría se incluye como novedad efectuar un seguimiento global de los procesos de enseñanza y aprendizaje del alumnado para detectar dificultades y necesidades especiales.