vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4533064

La EPA del cuarto trimestre deja una ocupación de 523.800 personas, con un descenso interanual del 8,1%, que trunca una serie de 8 años de crecimiento

El paro se sitúa en 109.900 personas, y deja una tasa de paro del 17,3%

La ocupación del cuarto trimestre de 2020 se ha situado en 523.800 ocupados, según los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta cifra, presentada hoy en rueda de prensa por el conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, y el director general de Modelo Económico y Ocupación, Llorenç Pou, supone un descenso de 50.000 personas respecto al trimestre anterior, el descenso más acusado de todo el Estado.

Como balance anual, la ocupación media de 2020 ha sido de 528.200 personas ocupadas, un 7,5% menos que en 2019. El conseller Negueruela ha valorado que se trata de un dato muy delicado, que demuestra hasta qué punto las Islas Baleares, con una economía centrada en el turismo y los servicios, se ven perjudicadas por la pandemia, puesto que el archipiélago ha sido el territorio que mayor descenso de la actividad ha registrado.

De todas maneras, Negueruela ha indicado que la política de fomento de los ERTE ha permitido que la ocupación se mantuviera en mejores condiciones que la anterior crisis. De hecho, ha apuntado que los datos de ocupación del último trimestre de 2020 son superiores a las del mismo periodo de 2017, cuando la economía de las Islas se encontraba en pleno auge del mercado laboral y con un nivel de turismo muy superior.

Según Negueruela, esto demuestra que “lo que está funcionando es la política de protección y extensión de los ERTE, un auténtico escudo en mantenimiento de puestos de trabajo”. De esta forma, ha añadido, el comportamiento del desempleo no está reflejando un efecto tan negativo como en la anterior crisis, cuando el número de personas desocupadas rozó los 150.000 con una tasa de paro del 23,2% en 2012, lo que sin duda permite a las Islas Baleares “estar en una posición de recuperar el empleo perdido de manera mucho más rápida”.

 

CALIDAD DEL EMPLEO

Negueruela ha afirmado también que, tal y como ponen de manifiesto los últimos datos de la EPA, tres de cada cuatro puestos de trabajo perdido son temporales. Por ello, ha continuado defendiendo que el empleo indefinido ha resistido “gracias a la política de ERTE y por tanto, la temporalidad es un factor que ha agravado la precariedad de muchos trabajadores, sobre los que ha recaído esencialmente el ajuste laboral de esta crisis”.

En esta línea, el conseller ha apostado por seguir profundizando en la necesidad de acabar con la precariedad y seguir perseverando en medidas que la reduzcan.

 

TASA DE PARO DEL 17,3%

Por otro lado, el paro del cuarto trimestre de 2020 se ha situado en 109.900 personas, el que supone un incremento del paro del 25% respeto el trimestre anterior, y del 75% si se compara con el cuarto trimestre de 2019.

Este comportamiento del paro ha hecho que la tasa de paro de la EPA se sitúe en las Islas Baleares en el 17,3%, ligeramente por encima de la media nacional (16,1%) y 4,4 puntos porcentuales por encima de la registrada el año pasado. En todo caso, el conseller ha añadido que esta tasa de paro, aun reflejando una situación muy dura, sitúa a las Islas muy por encima al punto de partida de recuperación de la anterior crisis, en la que “con el Gobierno del PP, se tardaron 5 años a generar empleo”.

Como balance de 2020, estos datos confirman la tendencia que las Islas Baleares vienen acumulando en trimestres anteriores, y que han supuesto la ruptura de una tendencia de ocho años consecutivos de creación de empleo.