vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4518524

El Govern inicia la compra de viviendas de grandes tenedores con la adquisición de los ocho primeros

Descarga de imágenes

 

El conseller de Movilidad y Vivienda, Marc Pons, ha anunciado hoy que el Govern ya ha adquirido las primeras viviendas vacíos de grandes tenedores.

Esta primera operación se ha hecho ejerciendo el derecho de tanteo y retracto, recogido al Decreto 3/2020 que otorga en el Govern el derecho preferente de compra cuando un gran tenedor pretende vender sus viviendas a otro gran tenedor, por el mismo precio ofertado.

Así pues, el Govern ya ha adquirido ocho viviendas que eran propiedad del Grupo de Banco de Sabadell y se encuentran parados, en buenas condiciones de conservación y mantenimiento. Seis de las viviendas están ubicados en Palma, uno en Manacor y otro en Es Mercadal. El coste total de la compra de estas ocho viviendas ha sido 900.609 euros, con una media de 112.576 euros por piso.

Estas viviendas pasan a formar parte del parque público de vivienda que gestiona el IBAVI y se destinarán todos a vivienda de protección oficial. En este sentido, el conseller ha destacado que: “esta medida tiene una doble función: combatir la especulación inmobiliaria de bancos y fondos buitres y aumentar el parco público de vivienda para satisfacer la demanda de vivienda social que tenemos en las Illes Balears”.

Estas ocho viviendas son el inicio del camino que ha diseñado el Govern para ir adquiriendo viviendas de grandes tenedores e incrementar así el parco público de vivienda. De este modo, el ejercicio del derecho de tanteo y retracto no es la única herramienta de la que dispone el Govern para adquirir pisos de grandes tenedores.

El conseller también ha anunciado que se iniciarán 60 expedientes de expropiación de uso a grandes tenedores. Este primer bloque de expropiaciones se formalizará una vez acabadas las visitas e inspecciones, que se calcula que será dentro del mes de febrero.

La Ley de Vivienda de las Illes Balears reconoce que en el caso de que haya una necesidad objetiva y generalizada de acceso a la vivienda por parte de la ciudadanía, existe la posibilidad de exigir en los grandes tenedores la cesión temporal de estas viviendas desocupadas para poderlos destinar a alquiler social. De este modo se ha tomado la decisión de empezar con la expropiación temporal de 60 viviendas que en estos momentos se encuentran vacíos y en manso de bancos o fondos de inversión.

Finalmente, la tercera rama que cierra la estrategia en relación a los grandes tenedores es el régimen sancionador, que distingue entre infracciones leves (60 a 3000 euros), infracciones graves (3001 a 30.000 euros) e infracciones muy graves (30.001 a 90.000 euros). Así pues, hasta el momento ya se han abierto 86 expedientes a grandes tenedores, de estos, 24 se han archivado, otros 47 permanecen abiertos por un importe de 318.018 euros y 15 ya se han resuelto y sancionado por un importe de 219.268 euros que ha ido a la Administración. Suma un total de 537.286 euros los expedientes que en estos momentos se encuentran abiertos o bien que ya se han cerrado y se han cobrado. A esta cifra también hay que sumarle 180.000 euros en sanción por tanteo y retracto, sumando así una cifra global de  717.286 euros en sanciones a grandes tenedores.

El conseller Marc Pons, ha destacado que: “hemos trabajado dentro de un terreno que no nos era favorable, molidos de grandes tenedores no nos lo han puesto fácil, pero hoy ya vemos los resultados con estos primeros 8 pisos adquiridos”. También, gracias al trabajo hecho los grandes tenedores han empezado a movilizar sus viviendas, introduciendo vivienda, que lo tenían desocupado y cerrado, en el mercado minorista. Así pues en estos momentos el Govern tiene 764 viviendas inscritas al registro de viviendas desocupadas de grandes tenedores. En el mes de noviembre de 2019 esta cifra se situaba a 1.425, hecho que confirma que más de 700 viviendas de grandes tenedores han entrado al mercado minorista o bien por compraventa o bien por alquiler cumpliendo así uno de los objetivos del Governque era que estos pisos no se encontraran vacíos y cercados por finalidades especulativas de los grandes tenedores.