vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4516224

El Govern restringe las entradas y salidas de la isla de Formentera para protegerla de la covid-19

El cierre perimetral, acordado a petición del Consell Insular, permanecerá vigente a partir de mañana sábado hasta el 30 de enero

Las entradas y salidas de Formentera estarán restringidas a partir de mañana, para proteger la isla de la COVID-19. El Govern de las Illes Balears, a petición del Consell Insular de Formentera, ha acordado esta medida, que se vehicula a través de un decreto de la presidenta y que permanecerá vigente a partir de su publicación en el Boletín Oficial de las Illes Balears, mañana por la mañana, hasta el 30 de enero.

Así lo han explicado hoy la portavoz del Govern y consellera de Presidencia, Pilar Costa, y la presidenta del Consell Insular de Formentera, Alejandra Ferrer. Tal como ha indicado la portavoz, este cierre perimetral "incluye las excepciones que prevé el decreto de estado de alarma a nivel estatal". Por lo tanto, podrán entrar y salir las personas que lo hagan por causas como la asistencia a servicios sanitarios, a servicios docentes y educativos o el regreso a la residencia habitual, entre otras. Costa ha resaltado que las restricciones responden a la situación epidemiológica en que se encuentra la isla y que en nivel de las Islas Baleares es "muy mala".

Según ha explicado Alejandra Ferrer, se trata de una medida de restricción que tiene diferentes objetivos: por un lado “proteger a los ciudadanos y ciudadanas de Formentera, y por otra ser solidarios y colaborar para que se pueda mantener la atención sanitaria en nuestra área de Salud de Eivissa y Formentera”. La presidenta ha destacado también “la importancia de tratar de llegar al verano con la situación más favorable posible, para poder garantizar la reactivación económica turística, y también para que se pueda hacer el proceso de vacunación con normalidad, básico para finalizar con la pandemia y dar pasos hacia la normalidad”. Además, ha explicado que la institución insular será la encargada de llevar a cabo la coordinación de los controles en los puertos.

De acuerdo con los indicadores epidemiológicos, Formentera, con una incidencia acumulada a 14 días (IA14) superior a los 200 casos por 100.000 habitantes, se encuentra en una situación muy diferente de la de las otras islas y especialmente de la de Eivissa, que es la más isla cercana y donde la IA14 es superior a los 1.000 casos por 100.000 habitantes.

Concretamente, en el caso de Formentera, la IA14 había disminuido con rapidez desde el pasado 29 de diciembre (644 casos por 100.000 habitantes) hasta el día 7 de enero (198) pero presenta un nuevo repunte de incidencia, que ayer, día 14, era de 22,94 casos/100.000 habitantes.

Este freno y nuevo ascenso se aprecia mejor en la tasa de incidencia acumulada a 7 días. La IA7 era de 66 casos/100.000 habitantes el 7 de enero y ha pasado casi a triplicarse el 14 de enero con 165,14 casos/100.000 habitantes. En cuanto al valor de reproducción instantáneo, el cual había llegado a ser inferior a 1 desde el 26 de diciembre, fue de 1,5 el día 12 de enero, lo cual indica que el número de casos que se producirán en los próximos días presentarán un crecimiento importante.

Además, el índice de potencial crecimiento epidèmic (EPG) ha pasado de ser de 186 puntos el día 8 de enero a 317 el día 12, y sigue una evolución a la alza.

Por otro lado las pruebas diagnósticas que se realizan en Formentera y presentaban un porcentaje de positividad del 11'3 % el 30 de diciembre, siguen estancadas prácticamente en el mismo valor y duplican los niveles aconsejados por la OMS y el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC).

Todos estos indicadores justifican la decisión de adoptar medidas de cierre perimetral de la isla, la cual se mantendrà en el nivel 3 de alerta sanitaria. De este modo, se la protege de la influencia de las otras islas -las cuales se encuentran en el nivel 4 de alerta-, y muy especialmente de la vecina Eivissa, que actualmente, presenta una IA14 superior a los 1.000 casos por 100.000 habitantes, que, por lo tanto, se sitúa más de 15 veces por encima de las cifras que la ECDC considera de riesgo, y una tasa de positividad de las pruebas diagnósticas de 25,50 % a 7 días y de 21,95 % a 14 días. Estos datos superan en más de 7 veces los puntos porcentuales por encima de la recomendación de este organismo, que sitúa un territorio en riesgo epidemiológico cuando esta tasa supera el 3 %.

Debido a esta situación, se ha considerado oportuno restringir la entrada y salida de personas en Formentera, si bien se exceptúan las actividades siguientes:

a) Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.

b) Cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales o empresariales.

c) Asistencia a centros docentes y educativos, incluyendo las escoletes de educación infantil.

d) Regreso al lugar de residencia habitual o familiar.

e) Asistencia y cuidado de gente mayor, personas menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

f) Desplazamientos a entidades financieras y de seguros.

g) Para llevar a cabo actuaciones requeridas o urgentes ante los órganos públicos, judiciales o notariales.

h) Para hacer renovaciones de permisos y documentación oficial, así como otros trámites administrativos inaplazables.

y) Para hacer exámenes o pruebas oficiales inaplazables.

j) A causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

k) Cualquier otra actividad de naturaleza análoga