vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4509479

El Plan de Fosas 2021-2022 incluye una tercera actuación en Ses Figueretes e inicia tareas de excavación en Sant Francesc Xavier

Las intervenciones en Ibiza y Formentera se suman a las de cinco municipios de Mallorca, según han explicado la consellera Isabel Castro y el secretario autonómico Jesús Jurado

El inicio de las excavaciones en el cementerio nuevo de Sant Francesc Xavier es fruto del estudio previo que certifica la existencia de 58 víctimas mortales del penal de Formentera

El Plan de Actuaciones en Fosas de la Guerra Civil 2021-2022 del Govern de les Illes Balears prevé realizar una tercera fase en el cementerio viejo de Eivissa, en Ses Figueretes, y una primera actuación en el cementerio nuevo de Sant Francesc Xavier, en Formentera. Así lo aprobó la Comisión Técnica de Desaparecidos y Fosas de las Illes Balears el pasado 19 de noviembre, un órgano que cuenta con la participación del Fòrum per a la Memòria d’Eivissa i Formentera. Así lo han explicado hoy la consellera de Administraciones Públicas y Modernización, Isabel Castro, y el secretario autonómico de Memoria Democrática y Buen Gobierno, Jesús Jurado, en las presentaciones que han realizado en Eivissa y Formentera.

Estas dos intervenciones se suman a las cinco que se realizarán en municipios de Mallorca (en el cementerio de Inca, Selva, Mancor de la Vall, en la fosa del Pou de Son Danús, en Santanyí, y una segunda fase en el cementerio de Son Coletes, Manacor). En todas estas localizaciones se realizarán tareas de excavación, exhumación e identificación de restos de víctimas de la Guerra Civil.

El tercer Plan de Fosas del Govern incluye también el estudio y la posible intervención de una fosa en una finca privada de Cala Sant Vicenç, en Pollença, así como la elaboración de cinco estudios de viabilidad: en la calle de San Silvestre del cementerio de Palma, en Petra, en Muro, en Capdepera y el análisis de una posible tercera fase en Porreres.

El Plan se ha presentado este martes en Eivissa, a cargo de la consellera Isabel Castro, y en Formentera, a cargo del secretario autonómico Jesús Jurado, donde también se ha dado a conocer el Estudio histórico del cementerio nuevo de Sant Francesc Xavier, elaborado por Antoni Ferrer Abárzuza por encargo de la empresa ATICS dentro del Plan de Fosas 2019-2020. Estos actos han contado con la presencia del alcalde de Eivissa, Rafael Ruiz; de Paquita Riera, en representación del Fòrum per a la Memòria d’Eivissa i Formentera; de la consellera de Patrimonio del Consell de Formentera, Raquel Guasch, y del historiador Antoni Ferrer.

Tercera intervención en Ses Figueretes

En Ses Figueretes, la Conselleria de Administraciones Públicas y Modernización, a través de la Secretaría Autonómica de Memoria Democrática y Buen Gobierno, impulsa una tercera intervención arqueológica con el objetivo de continuar avanzando en la posible identificación de hasta setenta víctimas de la represión franquista.

La segunda intervención realizada los pasados meses de septiembre y octubre por la empresa ATICS permitió documentar la presencia de marcas de impacto de disparos de arma de fuego en la pared de una de las capillas. También se encontró munición de la época y varios fragmentos de cráneo, algunos con fracturas de aspecto perimortal —producidas alrededor del momento de la muerte— y otras con posibles lesiones producidas por el paso de un proyectil de arma de fuego.

En estos momentos, el equipo de ATICS está desarrollando el estudio genético de los restos localizados y ha empezado a preparar la extracción de marcadores genéticos de 24 restos óseos que son compatibles con víctimas.

El estudio que abre las puertas al cementerio de Sant Francesc Xavier

En Formentera, la actuación prevista en el cementerio nuevo de Sant Francesc Xavier es una de las más importantes que se realizarán, por el número de víctimas que se podrían localizar y la delimitación clara de las zonas donde sería viable la exhumación. La incorporación de esta actuación dentro del tercer plan de exhumaciones es fruto del estudio histórico elaborado por Antoni Ferrer, que da por definitiva la cifra de 58 víctimas mortales del penal de Formentera entre 1941 y 1942 y define tres lugares del cementerio de Sant Francesc donde se pueden realizar intervenciones viables para tratar de localizar sus restos.

El informe, elaborado a partir de las investigaciones realizadas hasta hoy y de las aportaciones de diferentes testigos, recoge las condiciones inhumanas en las que vivían los presos en Formentera: amontonados, en instalaciones insalubres y con una falta generalizada de alimentos que les conducía al hambre y, finalmente, a la muerte.

Para determinar la cifra exacta de víctimas mortales de la prisión de Formentera, Antoni Ferrer añade nuevas fuentes documentales. Hasta ahora se habían analizado los libros del Registro Civil de Formentera y el libro de defunciones de la parroquia de Sant Francesc Xavier, y Ferrer añade otras dos fuentes, hasta ahora inexploradas: los expedientes de Administración de justicia del Archivo del Consell de Formentera y los padrones municipales de habitantes. Los resultados son coincidentes y corroboran la cifra de 58 víctimas mortales.

Sobre el lugar de inhumación de las víctimas, el estudio explica que el cementerio nuevo de Sant Francesc se inauguró en 1940, unos meses antes de que se produjera la primera muerte documentada en la prisión de Formentera, datada en abril de 1941. No se han encontrado testigos directos de aquellos entierros, pero sí que hay dos testigos secundarios que coinciden en indicar como posible ubicación dos de los cuatro cuadrantes de los que consta el cementerio nuevo, ubicados en la parte oeste y que ya se habían terminado de construir en 1938. El historiador concluye, a partir de la documentación consultada, que las inhumaciones se hicieron de acuerdo con el rito cristiano católico. Lo que no podemos saber es si en su día las tumbas estaban identificadas.

El estudio incluye, como novedad, no solo información de las víctimas mortales sino también de la totalidad de personas encarceladas en el penal de Formentera—unos 1.500 nombres— a partir de la transcripción de listas de los padrones y su procesamiento.

Fosas intervenidas actualmente

Desde el año 2014, en las Illes Balears se ha excavado en 17 fosas: Sant Joan (2014), Porreres (2016, 2020), Sant Ferran (Formentera, 2017), Plan de Fosas 2018 (Alaró, Marratxí, Sencelles, Calvià, Ses Figueretes, Llucmajor, Santa Maria, Montuïri, el Pou de s’Àguila en Llucmajor, el Pou de Son Lluís en Porreres), Plan de Fosas 2019-2020 (4 actuaciones nuevas en Son Coletes, Manacor, Bunyola, Coll d’Artà y Valldemossa; segundas intervenciones en Sencelles, Porreres, Ses Figueretes, Pou de Son Lluís y Santa Maria).

Fruto de estas intervenciones se han recuperado los restos de 92 cuerpos y se han identificado 25 víctimas de la represión franquista, ya sea a través de actuaciones impulsadas por el Govern (14 identificaciones en Porreres en 2016 y 8 dentro del Plan de Fosas 2018-2019) o intervenciones previas por parte de la Associació Memòria de Mallorca, con la UIB y el Ayuntamiento de Sant Joan (3 identificaciones en 2014 en la fosa de Sant Joan). Veinte de estas víctimas identificadas ya han sido retornadas a sus familias.

Desde que en las Illes Balears se aprobó la Ley autonómica de fosas, en junio de 2016, el Govern ha destinado unos 1.400.000 € a la exhumación y el análisis de los restos localizados en las fosas de las Illes Balears. Este tercer Plan de Fosas cuenta con un presupuesto inicial de 380.000 €, que se ejecutará mediante un contrato bienal (2021-2022). Después de su aprobación por parte de la Comisión Técnica de Desaparecidos y Fosas de las Illes Balears, este plan inicia su tramitación administrativa de cara a su licitación y adjudicación pública.