vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4509435

El tercer Plan de Fosas prevé actuaciones en siete municipios de las Illes Balears y el estudio de otras cinco posibles fosas

El plan de exhumaciones 2021-2022 actúa por primera vez en los municipios de Inca, Selva, Mancor, Santanyí y el cementerio nuevo de Sant Francesc Xavier, en Formentera
El Plan presentado por la consellera Isabel Castro y el secretario autonómico Jesús Jurado continuará excavando en Son Coletes y Ses Figueretes y estudiará una tercera fase en Porreres

El Plan de Actuaciones en Fosas de la Guerra Civil 2021-2022 del Govern de les Illes Balears prevé siete actuaciones, de las cuales cinco se realizarán en municipios de Mallorca (en el cementerio de Inca, Selva, Mancor de la Vall, en la fosa del Pou de Son Danús, en Santanyí, y una segunda fase en el cementerio de Son Coletes, Manacor), una tercera fase en el cementerio de Ses Figueretes, en Eivissa, y una actuación en el cementerio nuevo de Sant Francesc Xavier, en Formentera. En todas estas localizaciones se realizarán tareas de excavación, exhumación e identificación de restos de víctimas de la Guerra Civil.

El tercer Plan de Fosas del Govern, que han presentado hoy la consellera de Administraciones Públicas y Modernización, Isabel Castro, y el secretario autonómico de Memoria Democrática y Buen Gobierno, Jesús Jurado, incluye también el estudio y la posible intervención de una fosa en una finca privada de Cala Sant Vicenç, en Pollença, con probables restos de la Guerra Civil. Además, se realizarán cinco estudios de viabilidad: en la calle de San Silvestre del cementerio de Palma, en Petra, en Muro, en Capdepera y el análisis de una posible tercera fase en Porreres.

La consellera de Administraciones Públicas y Modernización, Isabel Castro, ha reafirmado el compromiso del Govern de les Illes Balears para continuar con la localización, identificación y retorno a las familias de las víctimas de la Guerra Civil y la represión franquista. «Es una obligación legal y también un deber moral de las administraciones con los familiares de las personas desaparecidas. Pero sobre todo es un signo de madurez democrática de nuestra sociedad dar a estas personas el reconocimiento que merecen por dar la vida en nombre de la libertad», ha subrayado.

En palabras del secretario autonómico de Memoria Democrática y Buen Gobierno, Jesús Jurado, «la puesta en marcha del tercer Plan de Fosas nos sitúa al frente en el impulso de políticas de memoria democrática dentro del Estado. Ello no habría sido posible sin el impulso del movimiento memorialístico y la constancia de las familias de las víctimas».

El acto de presentación se ha celebrado este lunes en Ca n’Oleo y ha contado con la presencia del director general de Memoria Democrática, Marc Herrera, y de la presidenta de la Associació Memòria de Mallorca y representante de la Comisión Técnica de Desaparecidos y Fosas de las Illes Balears, Maria Antònia Oliver. Previamente, la consellera Isabel Castro y el secretario autonómico Jesús Jurado se han reunido telemáticamente con representantes de los diferentes municipios mallorquines donde actuará este tercer Plan de Fosas para compartir el conjunto de actuaciones previstas. Mañana, martes, está previsto que el Plan se presente en Ibiza y Formentera.

Continúa el trabajo en las grandes fosas de represión

Este plan de exhumaciones del Govern de les Illes Balears fue aprobado por la Comisión Técnica de Desaparecidos y Fosas de las Illes Balears el pasado 19 de noviembre, un órgano en el que están representadas las entidades memorialistas Associació Memòria de Mallorca, Memòries de Menorca y el Fòrum per a la Memòria d’Eivissa i Formentera.

El Plan actúa por primera vez en municipios como Inca, Selva, Mancor de la Vall y Santanyí, mientras que apuesta por continuar exhumando en lugares de represión tan significativos como Son Coletes, en Manacor, y por el estudio de una tercera fase en el cementerio de Porreres, debido al elevado número de víctimas que fueron asesinadas allí y que todavía no han sido localizadas.

En Formentera, la actuación prevista en el cementerio nuevo de Sant Francesc Xavier es una de las más importantes que se realizarán, por el número de víctimas que se podrían localizar y la delimitación clara de las zonas donde sería viable la exhumación. La incorporación de esta actuación dentro del tercer plan de exhumaciones es fruto del estudio histórico elaborado por Antoni Ferrer Abárzuza dentro del segundo Plan de Fosas del Govern de les Illes Balears, que da por definitiva la cifra de 58 víctimas mortales del penal de Formentera entre 1941 y 1942 y define tres lugares del cementerio municipal de Sant Francesc donde se pueden realizar intervenciones viables para tratar de localizar sus restos.

Destaca también el número de estudios que se realizarán, un paso previo a futuras intervenciones: cinco estudios en total, entre los que están el análisis de una posible actuación en la calle de San Silvestre del cementerio municipal de Palma para comprobar la existencia o no, según informaciones de la Associació Memòria de Mallorca, de los restos de cuarenta o cincuenta personas que no habrían sido retiradas al osario del cementerio.

La prioridad del Govern a la hora de diseñar los planes de exhumación sigue siendo la localización de fosas donde hay enterradas víctimas represaliadas de las Illes Balears.

Fosas intervenidas actualmente

Desde el año 2014, en las Illes Balears se ha excavado en 17 fosas: Sant Joan (2014), Porreres (2016, 2020), Sant Ferran (Formentera, 2017), Plan de Fosas 2018 (Alaró, Marratxí, Sencelles, Calvià, Ses Figueretes, Llucmajor, Santa Maria, Montuïri, el Pou de s’Àguila en Llucmajor, el Pou de Son Lluís en Porreres), Plan de Fosas 2019-2020 (4 actuaciones nuevas en Son Coletes, Manacor, Bunyola, Coll d’Artà y Valldemossa; segundas intervenciones en Sencelles, Porreres, Ses Figueretes, el Pou de Son Lluís y Santa Maria).

Fruto de estas intervenciones se han recuperado los restos de 92 cuerpos y se han identificado 25 víctimas de la represión franquista, ya sea a través de actuaciones impulsadas por el Govern (14 identificaciones en Porreres en 2016 y 8 dentro del Plan de Fosas 2018-2019) o intervenciones previas por parte de la Associació Memòria de Mallorca, con la UIB y el Ayuntamiento de Sant Joan (3 identificaciones en 2014 en la fosa de Sant Joan). Veinte de estas víctimas identificadas ya han sido retornadas a sus familias.

Desde que en las Illes Balears se aprobó la Ley autonómica de fosas, en junio de 2016, el Govern ha destinado unos 1.400.000 € a la exhumación y el análisis de los restos localizados en las fosas de las Illes Balears. Este tercer Plan de Fosas cuenta con un presupuesto inicial de 380.000 €, que se ejecutará mediante un contrato bienal (2021-2022). Después de ser aprobado por la Comisión Técnica de Desaparecidos y Fosas de las Illes Balears, este plan inicia la tramitación administrativa de cara a su licitación y adjudicación pública.