vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4457227

La presidenta Armengol y el ministro Planas presentan la nueva reserva marina de interés pesquero de Sa Dragonera

La reserva marina aprobada por el ministerio añade 457 hectáreas protegidas a las 912 que forman la reserva del Freu

La presidenta del Govern, Francina Armengol, y el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Lluís Planas, acompañados por la consejera de Agricultura, Pesca y Alimentación, Mae de la Concha, han presentado la nueva reserva marina de interés pesquero de Sa Dragonera en el municipio de Andratx. Al acto también han participado el alcalde del municipio, Joan Manera; la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, y la delegada del Gobierno en las Islas Baleares, Aina Calvo, entre otras autoridades.

La presidenta ha mostrado su satisfacción por la declaración de la nueva reserva marina por parte del ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, puesto que "tenemos la experiencia de qué cuando ponemos mecanismos de protección y regulación obtenemos buenos resultados para todos", ha asegurado. Armengol se ha mostrado convencida que "las reservas funcionan" y ha explicado que solo en dos años, en la reserva del Freu, la población de peces se ha multiplicado por tres.

"Las reservas marinas son una forma de entender la protección de nuestro mar totalmente ligada al resto de políticas medioambientales del Gobierno", ha explicado Armengol que ha agradecido la colaboración del ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en este proyecto, pero también la del ministerio de Transición Energética con la creación del Corredor de Migración de Cetáceos del Mediterráneo, iniciativas "que ayudan a conservar nuestra biodiversidad".

El ministro Planas también ha defendido la figura de la reserva, puesto que "todo el que hacemos se tiene que hacer pensando en asegurar el futuro de la pesca" y ha asegurado que la protección "es absolutamente necesaria porque si no estamos hipotecando el futuro no solo de la actividad pesquera, sino también el de un medio que es fundamental desde un punto de vista económico y social".

La consejera de Agricultura, Pesca y Alimentación, Mae de la Concha, respecto a la apuesta por la sostenibilidad en la pesca, ha manifestado que "en Baleares vamos avanzados respecto a otros territorios en cuanto al modelo de pesca sostenible que pide Europa. Por eso esperamos que esto se tenga en cuenta en la hora del reparto de los nuevos fondos FEMP para nuestra pesca".

"Después de la declaración de la reserva marina de Sa Dragonera, contamos ya en las islas con 11 reservas marinas y más de 16.000 hectáreas de superficie marítima protegida, y esto nos coloca como el territorio con las aguas más protegidas en beneficio de la pesca y del medio marino", ha recordado De la Concha.

La presidenta también ha agradecido el esfuerzo y el empuje del ayuntamiento de Andratx, de los pescadores de la zona y de las entidades que han conseguido con su lucha que la protección y conservación de nuestro medio marino sea una realidad.

La reserva marina de interés pesquero de Sa Dragonera

La declaración por parte del ministerio de la nueva reserva marina de interés pesquero de Sa Dragonera supondrá una protección integral de los recursos marinos en todo el litoral del islote, ampliando el espacio marítimo protegido en 457 hectáreas.

De este modo, ahora, a las aguas de levante de la isla hacia Mallorca, 912 hectáreas, quedan protegidas por la figura de la reserva marina del Freu, de competencia autonómica, puesto que son aguas interiores; y la zona suroeste quedará protegida en 457 hectáreas, a través de esta figura establecida por el ministerio.

La zonificación aprobada para la nueva reserva contempla una parte de reserva integral de 82 hectáreas, donde solo se autorizarán trabajos científicos debidamente justificados, y una zona de usos restringidos con puntos para el buceo de recreo. Alrededor de estas dos zonas se permitirá la pesca profesional de tipo artesanal (de palangre, de potera para calamares y curricán de superficie) y de recreo (curricán de superficie y volantí).

Por otro lado, la regulación de las actividades pesqueras (profesionales y recreativas) en aguas exteriores se armoniza en la zona con las ya existentes para aguas interiores de las Baleares, que buscan favorecer la práctica de actividades sostenibles, especialmente la pesca artesanal. Y en cuanto a las inmersiones de buceo de recreo, se ha establecido una regulación adecuada en cuanto a puntos de inmersión en consenso con el sector, para que su práctica sea compatible con el objetivo de protección y regeneración de los recursos pesqueros y sus hábitats.

Según especifica la orden ministerial, las embarcaciones que entren a la reserva para la práctica de actividades permitidas tendrán que comunicarlo al servicio de vigilancia. Además, las embarcaciones autorizadas solo podrán ejercer la actividad con un único arte o aparato en cada jornada de pesca.

Esta orden ministerial amplía el convenio ya existente entre ambas administraciones para la gestión compartida de la reserva de Levante de Mallorca-Cala Rajada.