vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4456330

El Govern pone la primera piedra de una nueva promoción de vivienda pública de 22 HPO en Vilafranca de Bonany

/Es la primera promoción de vivienda pública al municipio

El conseller de Movilidad y Vivienda, Marc Pons, acompañado del director general de vivienda, Eduardo Robsy, la gerente de la IBAVI, Cristina Ballester y del alcalde de Vilafranca, Monserrat Rosselló, ha puesto hoy la primera piedra de una nueva promoción de viviendas de protección oficial en Vilafranca de Bonany.

Se trata de la primera promoción de vivienda pública al municipio y se calcula que estará acabada y a punto para adjudicar en 16 meses. Una nueva promoción de 22 viviendas de protección oficial situada en la calle Molí Nou,1 de Vilafranca con un presupuesto de ejecución de obras de 2,7 millones de euros y con un coste total (incluye la compra del solar, tasas, etc) 3,3 millones de euros.

El conseller Marc Pons ha destacado que: “cumplimos nuestro compromiso de aumentar el parco público de vivienda y lo hacemos a un ritmo muy elevado para poder dar respuesta a la problemática de la vivienda en las Islas Baleares”. Así pues, con el inicio de esta promoción ya son 421 las viviendas que están en construcción en estos momentos y al acabar el 2020 serán 500 los HPO que estarán en marcha.

La promoción estará formada por 22 viviendas: 1 de ellos con 3 dormitorios, 19 de ellos con dos dormitorios (2 viviendas adaptadas) y 2 de ellos con un dormitorio (1 vivienda adaptada).

Es una promoción de vivienda sostenible donde se utilizan elementos constructivos cerámicos (cierres, pavimentos, enladrillados...) cocidos 100% con biomasa o energías renovables. Debido a los materiales constructivos utilizados, permite que este edificio no le haga falta disponer de sistemas de climatización. Funciona con placas fotovoltaicas. Y estéticamente con las cubiertas inclinadas de teja árabe, las fachadas de vacíos y las tapias de marino que extienden el zócalo del edificio le otorgan un carácter capaz de integrarse y dialogar con el lugar sin recurrir a mecanismos simètics.