vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4370362

Iniciada la segunda fase de excavaciones en el Cementeri Vell de Eivissa sa para localizar a unas setenta víctimas

La consellera Isabel Castro y el secretario autonómico Jesús Jurado han visitado el inicio de esta actuación del segundo Plan de Fosas de las Illes Balears, que prevé sondeos en cuatro zonas de la fosa común izquierda del cementerio, donde se encontraron restos en 2018

Las tareas de excavación y exhumación del Cementeri Vell de Eivissa, en el barrio de Ses Figueretes, ya están en marcha. El equipo técnico de la empresa ATICS, adjudicataria del segundo Plan de Fosas de las Illes Balears, ha empezado a excavar manualmente una de las cuatro zonas de la fosa común izquierda, ubicada en un lateral del corredor central de la entrada principal del cementerio.

Es aquí donde en 2018 se localizaron los restos parciales de dos personas que, por sus características, podrían ser víctimas de la represión franquista, a pesar de que no se pudieron identificar por el mal estado de los restos. Era el resultado de la primera intervención arqueológica realizada por la Sociedad de Ciencias Aranzadi.

Ahora, esta segunda intervención en el cementerio de Ses Figueretes, que se prevé que se alargue hasta el 2 de octubre, continúa la tarea iniciada entonces para intentar identificar hasta setenta víctimas de la represión franquista. 

Así lo han podido comprobar este mediodía la consellera de Administraciones Públicas y Modernización, Isabel Castro, y el alcalde de Eivissa, Rafel Ruiz, acompañados del secretario autonómico de Memoria Democrática y Buen Gobierno, Jesús Jurado, el director general de Memoria Democrática, Marc Herrera, el presidente del Foro para la Memoria de Ibiza y Formentera y miembro de la Comisión Técnica de Desaparecidos y Fosas de las Illes Balears, Lluís Ruiz, el coordinador del segundo Plan de Fosas, Cesc Busquets, de la empresa ATICS, así como la directora técnica de la excavación, la arqueóloga Almudena García Rubio.

Propuesta de intervención

El proyecto de intervención en el cementerio de Ses Figueretes, presentado por ATICS en la Comisión Técnica de Desaparecidos y Fosas de las Illes Balears, incluye cuatro sondeos en diferentes zonas de la fosa común izquierda, separadas por tumbas subterráneas diseminadas, la única área ya sondeada en 2018 donde los resultados fueron positivos.

Toda la excavación se realizará de forma manual, dada la imposibilidad de utilizar maquinaria debido a la topografía del cementerio, hasta lograr un metro de profundidad respecto al nivel actual, que es donde se localizaron los restos óseos durante la primera intervención.  

Los investigadores trabajan, además, con la dificultad de no contar con ningún rastro documental de los hechos que allí se produjeron. Prácticamente la totalidad de las setenta personas asesinadas entre el mes de septiembre de 1936 y junio de 1937 en Eivissa fueron inscritas en los registros civiles sin referir la causa de la muerte (excepto un caso).

Estos asesinatos no fueron investigados, no fueron recogidos por la prensa de la época ni tampoco aparecen en el libro de actas del cementerio, que no tiene ninguna entrada desde mediados de 1936 y hasta el año 1941.

Por lo tanto, los investigadores han reconstruido los hechos con testimonios orales y la documentación del registro civil y de acuerdo con estas investigaciones se han diseñado las excavaciones.

El equipo técnico que realizará esta actuación arqueológica está formado por un grupo de hasta siete especialistas de la empresa ATICS, entre arqueólogos y antropólogos forenses. La dirección técnica está en manos de la arqueóloga Almudena García, que ya formó parte del mismo equipo de trabajo que realizó los primeros sondeos hace unos dos años. La coordinación de las tareas es a cargo del presidente del Foro para la Memoria de Ibiza y Formentera, Lluís Ruiz.

La exhumación del cementerio de Ses Figueretes se pone en marcha después de que la Sociedad de Ciencias Aranzadi hiciera una primera intervención arqueológica en noviembre de 2018 que permitió incluir este lugar en el segundo Plan de Fosas que impulsa el Govern de les Illes Balears, mediante la Secretaría Autonómica de Memoria Democrática y Buen Gobierno.