vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4210920

Las personas trabajadoras de las Balears que se han visto protegidas por un ERTE superan las 141.000

La afiliación cae en las Islas un 8,7% el mes de abril y el paro se incrementa un 62% interanual

Desde la declaración del estado de alarma, más de 141.000 personas trabajadoras de las Illes Balears se han visto afectadas por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). El conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, así lo ha explicado este martes en una rueda de prensa donde también ha valorado los datos de afiliación y paro del mes de abril y que ha dado acompañado del director general de Modelo Económico y Ocupación, Llorenç Pou.

El hecho que más de 141.000 personas entren dentro de una medida de protección del empleo como es uno ERTE implica que todas ellas cobrarán durante el tiempo que dure la crisis sanitaria y la parada de la economía una prestación extraordinaria, que no consume tiempo de paro ni requiere de un mínimo de meses cotizados. Por Islas, los trabajadores y trabajadoras que se han beneficiado son: un 81,8% en Mallorca, un 7,5% en Menorca, un 11,6% en Ibiza y un 0,3% en Formentera.

Negueruela ha explicado que, para mantener estos lugares de trabajo (cuando una persona entra dentro de un ERTE, su contrato no se extingue, sino que queda en suspensión), el SEPE ha hecho una inversión en nóminas durante el mes de abril en las Illes de aproximadamente 130 millones de euros.

El conseller ha valorado los ERTE como “principal mecanismo de protección del empleo” y de las personas trabajadoras. Así, el nivel de cobertura por subsidio o prestación o tasa de protección se ha incrementado notablemente en el Archipiélago, puesto que el mes pasado era del 48,8% y en abril se cerró con una cobertura del 70,3%: es decir, siete de cada diez demandantes de empleo están cobrando un subsidio o prestación.

 

CAÍDA DE La AFILIACIÓN Y AUMENTO DEL PARO

La situación laboral derivada de la crisis sanitaria se ha visto claramente reflejada a los datos de afiliación del mes pasado. El mes de abril cerró en las Islas con una caída de la afiliación sin precedentes, puesto que se registraron 460.850 personas afiliadas, 44.091 menos que el mismo mes del año pasado, un 8,7% menos. Esta reducción se explica especialmente por la no contratación de personas trabajadoras de carácter temporal, que no han sido llamadas este año, y a todas aquellas personas con un contrato indefinido que desde la declaración del estado de alarma han sido despedidas de manera improcedente. A nivel estatal, la caída de la afiliación ha sido del 4%.

En este sentido, el conseller ha recordado que las personas incluidas dentro de un ERTE no entran dentro de las estadísticas de paro por el hecho de continuar de alta en la empresa y mantener la relación contractual con ella. Es por eso que ha valorado tan positivamente “una herramienta de protección que no destruye puestos de trabajo”, pero ha hecho un llamamiento a reflexionar sobre las políticas de contratación “para ir hacia un empleo de calidad que evite la precariedad laboral”.

Además de la reducción tan pronunciada de la afiliación, el mes de abril registró un aumento muy importante del paro: el mes pasado había en las Baleares 72.542 personas paradas, una cifra que, por Islas, se desglosa de este modo:

  • Mallorca: 57.009 personas paradas, un 58,7% más que el abril pasado
  • Menorca: 5.465 personas paradas, un incremento del 57,9%
  • Ibiza: 9.711 personas paradas, un aumento del 87,7% 
  • Formentera: 357 personas paradas, una subida del 101,7%.

A nivel autonómico, el aumento es de 27.812 personas respecto  abril del 2019, es decir, un 62,2% más de paro.

“Estos datos nos muestran la crudeza de tener una tasa de temporalidad tan elevada”, ha afirmado el conseller, quien también ha reivindicado la necesidad de “cerrar el círculo de la protección” con medidas como un ingreso mínimo vital: “tenemos que trabajar juntos en la reactivación de la economía, pero tenemos la responsabilidad de mantener medidas de protección que se han demostrado eficaces”.

Negueruela también ha explicado, en este sentido, que la Consellería ha hecho una proyección para saber que habría pasado si las empresas no hubieran dispuesto de una herramienta de protección como son los ERTE, puesto que todas las personas incluidas dentro de los expedientes de regulación de empleo habrían sido despedidas y, por lo tanto, entrarían en las estadísticas de paro. En estas circunstancias, “estaríamos hablando de una cifra próxima a las 170.000 personas paradas y de un incremento del 281% respecto a los datos del año pasado”, ha dicho el conseller.

Aquí podéis consultar las declaraciones del conseller: https://www.youtube.com/watch?v=X06dYzM5Owc&feature=youtu.be