vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4210114

COVID-19: Can Sales ofrece un servicio de préstamo a domicilio para mayores de sesenta años

La Biblioteca Pública de Palma Can Sales abre mañana martes 12 de mayo sus puertas al público con un nuevo servicio de préstamo a domicilio para mayores de sesenta años. Cuatro voluntarios de Protección Civil con la coordinación del técnico director de Emergencias, Martín Mancha, repartirán libros y material audiovisual al colectivo de riesgo de mayores de sesenta años en un radio de dos kilómetros de la biblioteca. El reparto se efectuará los martes y jueves, y los interesados podrán solicitar los títulos a través del correo electrónico bpcansalas@bibliotecapalma.com o llamando al 971176030. 

La conselleria de Presidència, Cultura i Igualtat y la de Administracions Públiques han trabajado conjuntamente para poner en marcha este programa que cumple con los protocolos sanitarios y de seguridad contemplados a la Fase 1 del desconfinamiento de la Covid-19. En este sentido, Can Sales ha habilitado una sala vacía para poner en cuarentena durante catorce días los libros recibidos.

Además, los mayores de sesenta años contarán con un horario presencial exclusivo de lunes a viernes de 10 a 11 horas. Para el público general, Can Sales ha incorporado un servicio de recomendaciones literarias por teléfono los lunes, martes y jueves de 18 a 19 horas a través del teléfono 689139324.

La apertura de Can Sales al público, de 9 a 18 horas, se ha preparado con medidas individualizadas para cada sección de la biblioteca. En este sentido, se han instalado mamparas de protección en los espacios de contacto entre trabajadores y usuarios.

Por otro lado, los usuarios recibirán -con limitaciones de aforo- los servicios de préstamo y devolución, lectura en sala, así como el de información especializada. Las obras serán solicitadas por los usuarios y proporcionadas por el personal, mientras que los fondos de libre acceso permanecerán cerrados al público.

Por motivos de seguridad no se podrán utilizar los ordenadores y medios a disposición del público, ni los catálogos en línea o en papel. Tampoco será posible llevar a cabo actividades culturales o de préstamo interbibliotecario.

En cuanto a las medidas de higiene, los usuarios encontrarán dispensadors de gel hidroalcohólico y se recomienda el uso de mascarillas, así como respetar la distancia interpersonal, señalada en las instalaciones.