vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4184718

El Govern da sus previsiones sobre el impacto económico que tendrá en las Balears el COVID-19

Negueruela pide al estado un plan de reconstrucción del sector turístico específico para las Islas

La crisis sanitaria del COVID-19 tendrá un impacto en la economía balear de un 31,6% del PIB. Estas son las previsiones del Govern, que han explicado en rueda de prensa telemática este lunes el conceller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, y el director general de Modelo Económico y Ocupación, Llorenç Pou.

A partir de un estudio hecho por la Dirección General, se proyectan varios escenarios que tienen en cuenta el impacto del periodo de confinamiento y el impacto posterior, ambos en función de cuando se recuperará la movilidad de las personas tanto a nivel estatal como internacional y de la recuperación de sectores clave para la economía de las Islas, como el turístico.

El estudio incluye momentos de recuperación más próximos y otros más lejanos: mantener la parada de la actividad hasta el 25 de abril, por ejemplo, tendrá un impacto sobre el PIB de las Baleares del 3,8% y sobre la ocupación de las Islas de un 3,6%. En cuanto al impacto posterior al levantamiento del estado de alarma, el conseller ha explicado que se valora la reducción del consumo, la reducción de la inversión y la caída de la demanda turística.

El escenario en que trabaja la Conselleria incluye una caída del PIB del 1,9% por la bajada en el consumo, una reducción de la inversión del 50% (con un impacto sobre la ocupación del 7,1%) y un descenso del 19,6% del PIB como efecto de la caída en la demanda turística (que se reflejaría en una reducción del 16,3% en la ocupación). Así, el impacto total seria, si se cumplen las proyecciones del Govern, de 9.273 millones de euros, un 31,6% del PIB, y 147.732 lugares de trabajo, una caída de la ocupación del 29,2%.

“Nos encontramos ante una situación inédita, sobrevenida y nunca vivida por estas Islas”, ha afirmado Negueruela, quienes también ha reivindicado que “ahora es momento de grandes pactos”. “Nadie es responsable de esta situación y nadie tiene que ser responsable de dejar alguien atrás”, ha añadido el conseller. En este sentido, Negueruela ha pedido a la Unión Europea que “esté a la altura de las circunstancias si quiere ser una unión de verdad”.

Ante esta situación, Negueruela también ha reivindicado la necesidad de un plan específico de ayudas para las Balears que nazca desde el gobierno central y que tenga en cuenta “las características específicas del tejido productivo y el hecho insular”. El conseller ha defendido un abanico de mecanismos que incluya “protección para las personas y liquidez para las empresas que permita limitar las pérdidas y la caída del PIB”.

En este sentido, Negueruela ha recordado que el turismo es el motor económico de las Baleares y “ya ayudó al Estado en momentos de dificultades”, motivo por el cual “este sector tiene que recuperar ahora el apoyo del gobierno central”.


ERTE

El conseller también ha dado durante la rueda de prensa los últimos datos actualizados en cuanto a la presentación de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo. La Dirección General de Trabajo ha registrado ya 18.000, lo que equivale, aproximadamente a 158.000 trabajadores y trabajadoras. Así, los datos se acercan ya a las previsiones iniciales de la Conselleria.

Del total de ERTE recibidos, se han resuelto ya unos 4.200, el que supone un 23% del total. Negueruela ha recordado que este trabajo ha sido posible gracias a la tarea de 150 persones funcionarias que “trabajan diariamente en el proceso de tramitación de ERTE para reducir el tiempo de respuesta tanto como sea posible”.

El conseller también ha recordado que ya se han empezado a tomar medidas para proteger las personas trabajadoras, por un lado, y las empresas y personas autónomas, por otro. “La principal preocupación del Gobierno estas semanas es materializar la idea que nadie puede quedar atrás: tenemos que salir de esta crisis juntos”, ha afirmado Negueruela. En este sentido, el conseller ha lanzado otra petición al Estado: alargar las ayudas estatales derivadas de los ERTE y las ayudas para autónomos durante un tiempo después de levantar el estado de alarma y no inmediatamente después.