vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4113560

El Govern establece las medidas organizativas en la función pública para garantizar los servicios y la protección de los trabajadores

El acuerdo prevé asegurar la protección de las trabajadoras y de los trabajadores públicos en sus puestos de trabajo, facilitar el teletrabajo en los casos en los que sea posible y reforzar los servicios públicos esenciales

Ante la declaración de estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, el Consell de Govern ha acordado establecer medidas organizativas en la función pública con el fin de garantizar el mantenimiento de los servicios públicos y, a la vez, cumplir con las obligaciones de confinamiento que se han declarado.

En este sentido, los miembros del Govern quieren manifestar su agradecimiento a todos los empleados y empleadas públicos que prestan servicios a la ciudadanía en esta situación de emergencia con total serenidad y responsabilidad.

La declaración de estado de alarma comporta, por un lado, garantizar todos los servicios públicos y reforzar los que son más esenciales en este momento. Y, a la vez, la aplicación de medidas que posibiliten el confinamiento de los empleados públicos que puedan trabajar en remoto desde sus hogares, para contribuir así a evitar situaciones de riesgo que afectan a toda la ciudadanía.

Por otra parte, para los trabajadores públicos que se tengan que mantener de manera presencial se han adoptado medidas para que las tareas se lleven a cabo en condiciones adecuadas de seguridad, para evitar riesgos de contagio.

Hay que tener en cuenta que las restricciones establecidas a la movilidad de la ciudadanía determinan necesariamente la reducción de público en los servicios administrativos.

Así mismo, ante esta situación excepcional, quedan interrumpidos todos los plazos para la tramitación de los procedimientos del sector público. Ello implica la suspensión inmediata de los procedimientos en tramitación durante el periodo de estado de alarma, lo cual permite las restricciones en los registros de todas las dependencias administrativas y en los servicios de atención al público.

Por eso, el acuerdo al que se ha llegado este lunes en el Consell de Govern contempla las siguientes medidas:

• Se tiene que garantizar la presencia de los titulares de los órganos directivos y de los órganos unipersonales de dirección de los entes del sector público instrumental, salvo razones justificadas.

• Como regla general, todo el personal funcionario de naturaleza directiva permanecerá presencialmente en su puesto de trabajo. En caso de ausencia, se deberá garantizar su suplencia con personal funcionario de su servicio.

• El personal de limpieza y seguridad permanecerá presencialmente en su puesto de trabajo.

• Los titulares de los órganos directivos, con el apoyo de los jefes de departamento o de servicio, determinarán la modalidad de trabajo presencial o en remoto y los turnos que, si procede, se establezcan, comunicándolo a la secretaría general correspondiente. También tienen que establecer medidas internas de control del teletrabajo de su personal.

• El personal que no tenga atribuidas funciones en remoto y no resulte necesario para la realización de tareas presenciales en el puesto de trabajo, queda a disposición inicial de la conselleria respectiva para el encargo de otras tareas o funciones que sean esenciales; en última instancia, se pondrá a disposición de la Consejería de Administraciones Públicas y Modernización para la eventual atribución de tareas de refuerzo de aquellos servicios que lo necesiten, dada la nueva situación de estado de alarma. Esto puede suponer el destino inmediato o en cualquier momento, mediante atribución temporal de funciones, a los departamentos o servicios de la Administración Autonómica, o sus entes públicos instrumentales, que necesiten reforzar la plantilla. Servicios como por ejemplo emergencias, telefonía de atención al público del 061, de el 112, de gestión de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), entre otros.

• Los turnos de presencia y teletrabajo se tienen que establecer por días. A todos los efectos para toda la conselleria se intentará, siempre que sea posible, que las personas con cargas familiares queden excluidas de los turnos rotatorios y se acojan al teletrabajo.

• Desde esta misma mañana (lunes 16 de marzo), se están estableciendo medidas de seguridad para la ubicación del personal que tenga que prestar servicios presenciales, medidas tales como la de garantizar que entre los trabajadores haya como mínimo un metro de distancia entre si. Esta distancia es la misma para los trabajadores que presten sus servicios de cara al público. Se ha colgado cartelería con la información básica de higiene personal, se han ofrecido guantes de plástico a trabajadores públicos... Se ha limitado el aforo de los espacios comunes y públicos de las consejerías. Las reuniones se harán por videoconferencia siempre que sea posible.

• Todos los miembros de los gabinetes de las consejerías y de las secretarías autonómicas, como regla general, permanecerán a su puesto de trabajo.

Estas medidas ya han sido comunicadas a todos los empleados y empleadas públicos de esta comunidad y mañana martes se convocará a los representantes sindicales para explicarles este acuerdo.