vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4049067

Educación ha convocado a las asociaciones de directores para tratar el tema de los remanentes

La Conselleria de Educación, Universidad e Investigación ha convocado a los representantes de las asociaciones de directores de primaria, secundaria y adultos el próximo miércoles 15 de enero, para tratar el tema de los remanentes.

El objetivo de la reunión es aclarar las dudas generadas por la situación actual y establecer una vía consensuada con los centros para reducir los remanentes de los centros y encontrar una solución satisfactoria para todo el mundo a corto y medio plazo.

Además de la reunión con los directores, también está prevista un encuentro con los representantes de las asociaciones de padres y madres para tratar esta cuestión.

En este sentido, el conseller Martí March, tras la reunión de hoy de la sectorial de Educación, ha explicado que “somos conscientes que hay malestar entre los centros educativos y cuando hay un problema nosotros no queremos esconder nada sino que queremos dar una respuesta sobre esta problemática, por eso hemos convocado a las asociaciones de directores esta semana”. March ha añadido que “dentro de esta solución también queremos implicar a las asociaciones de madres y padres de alumnado puesto que hacen aportaciones en los centros”.

March ha remarcado que “no se ha tocado ningún remanente de ningún centro. Los centros continúan teniendo el mismo remanente que tenían. Lo que se ha hecho es modificar las aportaciones que tienen que recibir los centros para 2020. De hecho, hay 165 centros que no han visto modificada su aportación de 2020 puesto que tenían remanentes adecuados”, es decir, como máximo el 110% de su asignación anual, y el resto, 215, que tienen más del 110% de su asignación anual como remanentes, han tenido algún tipo de modificación a la aportación que los corresponde este año. “Lo que queremos es poner unas bases mejores para la gestión de centros y no se verdad que los centros no puedan asumir los gastos que los corresponden como la calefacción en los centros de secundaria pero no es sostenible presupuestariamente que haya centros con mucho remanente y que éste se vaya incrementado año tras año” ha explicado.

March ha reconocido la necesidad “de acordar con los centros qué remanentes se tienen que tener, queremos pactar unas reglas del juego y que este dinero se utilice para mejorar las infraestructuras y servicios de los centros”.

Más de 20 millones de remanente

Los centros educativos de las Illes Balears en su conjunto han acumulado desde hace años más de 20 millones de euros de remanentes, es decir, dinero que tienen en sus cuentas y que no se han gastado.

En aplicación de la disposición final decimoquinta de la ley de presupuesto , aquellos centros que, como mínimo, tienen acumulado como remanente el 110% de la cantidad que recibieron el 2019 verán modificada su dotación para 2020, con un límite máximo del 66%. Los centros que se ven afectados por el límite máximo (66%) son, en su inmensa mayoría, centros que acumulan un remanente que duplica o incluso triplica la asignación que recibieron el 2019.

Para hacer el cálculo se ha valorado el remanente a inicio de año, el saldo a final de año y los fondos finalistas. Este cálculo se ha hecho centro por centro del total de 380 que hay en Baleares.

Se consideran fondos finalistas: SOIB, Erasmus, Becas comedor y NEE, y fondo de reutilización de libros.

En total, una vez hechos estos cálculos, el 2020 se destinan 8.700.000 euros al funcionamiento de los centros.