vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4048914

El Plan de Fosas 2019-2020 intervendrá en nueve lugares de Mallorca y Eivissa

El Plan, que ha sido adjudicado a la empresa ATICS, S.L., prevé la localización de restos de al menos 40 personas

Se elaborarán informes antropológicos de los 35 cuerpos exhumados en Porreres y un estudio histórico sobre el cementerio nuevo de Sant Francesc Xavier, en Formentera

 

El Plan de Fosas 2019-2020 del Govern de les Illes Balears contempla actuaciones en nueve localizaciones de ocho municipios de Mallorca y Eivissa, la mayoría cementerios, donde se realizarán tareas de excavación, exhumación e identificación de restos de víctimas de la Guerra Civil. En estas fosas se prevé localizar los cuerpos de al menos cuarenta personas, según la documentación y los estudios preliminares. Se actuará por primera vez en lugares emblemáticos como Son Coletes, en Manacor, el cementerio de Bunyola, el de Valldemossa y un horno de cal del collado de Artà-Salma, mientras que también se incluyen segundas actuaciones en Sencelles, en Porreres (en la zona ajardinada), en ses Figueretes, en el Pou de Son Lluís de Porreres y en el cementerio de Santa Maria.

El Plan de Actuaciones en Fosas de la Guerra Civil, que han presentado hoy la consellera de Administraciones Públicas y Modernización, Isabel Castro, y el secretario autonómico de Memoria Democrática y Buen Gobierno, Jesús Jurado, contempla dos líneas de trabajo más. Por un lado, se elaborará un informe antropológico detallado de 35 cuerpos exhumados en la fosa de Porreres, y no identificados por prueba de ADN, durante la intervención realizada en noviembre de 2016. Este informe debe aportar características físicas de cada uno de los individuos que permitan determinar la edad y todos aquellos aspectos que den información sobre su identidad ―rasgos físicos particulares, indicios de cualquier patología, malformaciones de los huesos, etc.

La tercera línea de trabajo de este Plan 2019-2020 encarga un estudio histórico sobre el cementerio nuevo de Sant Francesc Xavier, en Formentera. El objetivo es doble: saber si hubo en este espacio inhumaciones de personas asesinadas durante la Guerra Civil y, en segundo lugar, si estas pueden continuar enterradas allí, o por el contrario el espacio ha sido alterado. Este es un estudio necesario para plantear futuras intervenciones en el citado espacio.

El contrato para desarrollar este Plan 2019-2020 ha sido adjudicado a la sociedad ATICS, S.L., Asociación de técnicos de investigaciones culturales y sociales S.L. La empresa, con sede en Mataró, está especializada en la realización de intervenciones arqueológicas, la restauración, la difusión y museización, la realización de estudios históricos y la aplicación de nuevas tecnologías en la investigación e inventariado del patrimonio. Ha desarrollado múltiples proyectos relacionados con la Guerra Civil, como tareas de intervención arqueológica, antropológica y recogida en superficie de restos óseos de la Guerra Civil española en diferentes municipios catalanes desde el año 2010, por encargo de la Dirección General de Memoria Democrática de la Generalitat de Catalunya.

La empresa ha presentado hoy el equipo humano que se encargará de desarrollar este Plan de Fosas 2019-2020. Cesc Busquets, técnico en patrimonio cultural y arqueología de ATICS, será el coordinador general del proyecto; el historiador Tomàs Suau Mayol será el técnico coordinador de las intervenciones. El equipo también contará con la doctora en historia contemporánea, Queralt Solé Barjau; el arqueólogo Jordi Ramos Ruiz; la especialista en antropología física, Núria Armentano; el médico forense, Ignasi Galtés y la genetista Assumpció Malgosa, del Laboratorio de ADN antiguo y de antropología física de la Universitat Autònoma de Barcelona.

Este es el segundo Plan de Actuaciones en Fosas de la Guerra Civil que impulsa el Govern de les Illes Balears. Durante el primer Plan de Fosas 2018, desarrollado por la Sociedad Aranzadi, de las 12 actuaciones previstas inicialmente se ha intervenido en 10 fosas en Mallorca y Eivissa (cementerios de Alaró, Marratxí, Sencelles, Calvià, ses Figueretes, Llucmajor, Santa Maria, Montuïri, el Pou de s’Àguila de Llucmajor y el Pou de Son Lluís, en Porreres). En Deià se descartó la excavación para considerarse técnicamente inviable y queda pendiente la intervención prevista en el cementerio de Porreres.

Como resultado de estos trabajos se han recuperado restos de 24 cuerpos de posibles represaliados de la Guerra Civil, entre los que se han identificado 4 víctimas: Miquel Marquet Perelló, Joan Ferrà Ferrà, Juana Baño Morales y Julià Fullana. Con estas cuatro víctimas son 21 las personas identificadas en las Illes Baleares hasta hoy de unos setenta cuerpos exhumados, ya sea a través de actuaciones impulsadas por el Govern (14 identificaciones en Porreres en 2016 y 4 dentro del Plan de Fosas 2018-19) o intervenciones previas por parte de la Associació Memòria de Mallorca, junto con la UIB y el Ayuntamiento de Sant Joan (3 identificaciones).

Al acto han asistido la alcaldesa de Porreres, Francisca Mora, el alcalde de Sencelles, Joan Carles Verd, el alcalde de Valldemossa, Nadal Torres y la regidora de Museos y Archivos del ayuntamiento de Artà, Maria Bel Llinàs en representación de los municipios donde actuará el Plan de Fosas 2019-2020, así como diversos miembros de la Comisión Técnica de Desaparecidos y Fosas de les Illes Balears.