vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4046712

El grupo parlamentario VOX podrá visitar los centros educativos solo fuera de horario lectivo

El reglamento del Parlament establece que los diputados pueden acceder a las dependencias públicas

La supervisión de los centros educativos es competencia exclusiva de la Inspección Educativa

Educación confía absolutamente en el trabajo de los docentes de todos los centros educativos de las Islas Baleares y en la Inspección Educativa

 

El grupo parlamentario VOX solicitó a través de la Mesa del Parlament de las Islas Baleares visitar 52 centros educativos de las Balears en virtud del establecido en el artículo 15.5 del Reglamento del Parlament de las Islas Baleares, que determina que los diputados pueden acceder a las dependencias públicas, con la condición que las visitas se harán en tiempo y forma para permitir el normal funcionamiento del servicio.

Una vez consultados los servicios jurídicos de la Conselleria de Educación, Universidad e Investigación, dado que la legislación vigente ampara el derecho de los diputados autonómicos para acceder a dependencias públicas para el cumplimiento de su función parlamentaria, la administración tiene que concretar los detalles de las visitas para garantizar que se harán en tiempos y forma para permitir el normal funcionamiento del servicio, sin interferencia en el derecho a la educación y a la libertad de enseñanza.

En este sentido, se considera que si bien no hay inconveniente al eventual acceso de una delegación parlamentaria en el interior de los centros docentes, otra cosa es que este acceso llegue al interior de las aulas, en el momento que la actividad lectiva tiene lugar, dado que esto puede afectar al derecho a la educación del alumnado. En este sentido, el artículo 7.3 del Decreto 121/2010 de Derechos y deberes de los alumnos establece que “Los alumnos tienen derecho en un ambiente de trabajo que favorezca el aprovechamiento de la actividad programada”. Por lo tanto, se entiende que la presencia de terceros durante el periodo lectivo, como sería una delegación parlamentaria, resulta desproporcionada puesto que puede afectar los alumnos (la inmensa mayoría del alumnado es menor de edad) tanto en la libertad de intervenir en clase con los compañeros y/o el maestro o profesor, como en el desarrollo, si se tercia, de pruebas y trabajos.

Por otro lado, el Decreto 36/2001 establece que las funciones de la Inspección son supervisar y controlar, desde el punto de vista pedagógico y organizativo, el funcionamiento de los centros educativos y los programas que  inciden; y supervisar la práctica docente, la función directiva y colaborar en su mejora continua. Por lo tanto, no se podría autorizar una visita a los centros educativos a personas que pretenden ejercer funciones que corresponden a cuerpos especializados cómo es el caso de los inspectores de educación.

Teniendo en cuenta estas consideraciones,  la Conselleria de Educación, Universidad e Investigación ha establecido el procedimiento que se tendrá que seguir en todas las visitas y antes de cada una de ellas contactará con los centros correspondientes:

  • Las visitas se llevarán a cabo a partir del mes de enero, fuera de horario lectivo, y se circunscribirán a las dependencias que considere oportuno la dirección del centro.
  • Las visitas contarán con un máximo de dos representantes del grupo parlamentario solicitante, acompañados por el director/a (o por un miembro del equipo directivo en quien delegue) y por el inspector de zona correspondiente, atendiendo las funciones que les otorga el ordenamiento jurídico.
  • El inspector/a del centro acompañará los diputados y al representante de la dirección en la visita, para comprobar que la visita se ajusta a los términos establecidos en este escrito.
  • Las solicitudes de documentación del centro, en caso de producirse, se tendrán que hacer a través de la Presidencia del Parlament, según lo establecido en el artículo 15.2 del Reglamento del Parlament de las Islas Baleares.

Desde la Conselleria se consideran inaceptables los intentos por parte de determinadas formaciones políticas de poner en entredicho el buen funcionamiento de los centros educativos de Baleares y de los docentes que trabajan en ellos, que han sido acusados de manera continuada de prácticas que no tienen que ver con la realidad  y quiere manifestar su apoyo absoluto a la tarea ejercida por parte de los docentes y de los inspectores de educación. La mejora continua del sistema no sería posible sin su esfuerzo y dedicación.