torna

Detall de la notícia

Imatge 3974202

El Govern duplica la deducción por mecenazgo cultural, científico y tecnológico

El Govern balear ha incrementado la cuantía máxima de 600 a 1.200 euros y el porcentaje de deducción del 15% al 25%, del importe de las donaciones en materia de mecenazgo cultural, científico y de desarrollo tecnológico para los casos de proyectos o actividades culturales organizadas por la CAIB y sus entes públicos. Además, la aplicación de esta deducción deja de estar condicionada por la base imponible total del contribuyente: se elimina el límite de 12.500 euros en el caso de tributación individual y de 25.000 euros en el caso de tributación conjunta.

La medida, incluida a la Ley de Presupuestos 2020 de la Comunitat Autónoma, afecta el impuesto sobre la renta de las personas físicas. Se incrementa el porcentaje de deducción —que pasa del 15% al 25%—, y dobla la cuantía máxima —que pasa de 600 euros a 1.200 euros—, del importe de las donaciones dineràries o el valor de las otras modalidades de mecenazgo previstas en la Ley 3/2015, de 23 de marzo, por la cual se regula el consumo cultural y el mecenazgo cultural, científico y de desarrollo tecnológico, y se establecen medidas tributarias, para los casos de proyectos o actividades culturales organizadas por la Administración de la Comunitat Autónoma o sus entidades instrumentales, y beneficiarias en todo caso del mecenazgo, más allá en estos casos de la base imponible de los contribuyentes.

"En los presupuestos de 2020, el Gobierno sigue apostando por la capacidad inversora con la conselleria de Cultura y además apostamos por una reforma legal de la Ley de Mecenazgo Cultural que modifica los porcentajes y permite que cualquier persona pueda participar de la ley sin ninguna limitación de los ingresos de su renta", ha explicado la consellera de Presidencia, Cultura e Igualdad del Govern balear, Pilar Costa.

La delegada de Presidencia para la Cultura, Catalina Solivellas, por su parte, ha destacado que su departamento, con la colaboración de la conselleria de Hacienda, ha estudiado la ley "para abrirla buscando su aplicación en los márgenes que permiten las competencias estatales". La medida cumple uno de los acuerdos de gobernabilidad "pensando siempre en desarrollar proyectos culturales que ayuden a los creadores y, por lo tanto, a las industrias culturales".