vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 3940722

Tres de cada cuatro estudiantes de FP encuentran trabajo en los tres años posteriores a titularse

Iago Negueruela y Martí March presentan los resultados de un estudio que analiza la inserción laboral de este colectivo

Más del 75% de las personas que estudian Formación Profesional en las Balears tienen trabajo tres años después de haber acabado sus estudios. Esta es una de las principales conclusiones del estudio que este miércoles han presentado el conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, y el conseller de Educación, Universidad e Investigación, Martí March.  

El trabajo, elaborado entre las dos consellerias y la IBESTAT, se enmarca dentro del análisis de la Formación Profesional que prevé el Plan Integral de Formación Profesional de las Islas Baleares 2018-2021 y tiene como objetivo dar información a estudiantes que se estén planteando matricularse en estos tipos de estudios, además de conocer en profundidad el grado de adecuación de la oferta formativa con las necesidades del mercado laboral.

Los resultados demuestran que la formación profesional es una herramienta efectiva para mejorar la empleabilidad de las trabajadoras y trabajadores. En este sentido, Negueruela ha remarcado que opciones como la Formación Profesional de grado superior son “una de las mejores salidas hacia el mercado laboral”.

El 15% de las personas que estudian FP tienen 30 años o más y, en este sentido, Negueruela ha afirmado que este tipo de estudios “nos permiten mejorar la situación de personas que no acabaron la enseñanza obligatoria o que quieren mejorar su cualificación”.

Por su parte, March ha definido el FP como un “elemento clave” que no solo mejora la empleabilidad de las personas que la cursan, sino también una herramienta “contra el abandono escolar prematuro” porque nos permite “recuperar personas” que, en otras circunstancias, saldrían del sistema educativo.

El estudio permite elaborar un perfil de las personas que estudian FP, con un 52,3% de hombres y un 47,7% de mujeres, pero también analizar cuáles son las familias profesionales que ofrecen mayores oportunidades laborales. Así, los ciclos formativos relacionados con el mantenimiento, edificación y obra civil y sanidad tienen unas tasas de inserción superiores al 75%, mientras que otras formaciones generan una empleabilidad más baja.

En cualquier caso, el trabajo también muestra cómo, a mayor cualificación de la formación, mayor es la tasa de inserción: de hecho, seis de cada diez personas que estudian una Formación Profesional de grado superior finalizan el ciclo teniendo un trabajo, una cifra que en el caso del FP de grado medio llega a las cinco personas de cada diez. Y es por este motivo que también adquiere relevancia el hecho que uno de cada tres estudiantes de Formación Profesional básica (que permite el acceso a las FP de grado medio) continúa sus estudios después de obtener el título.

A la presentación del estudio han asistido también el director general de Economía y Ocupación, Llorenç Pou, y el director general de Formación Profesional y Enseñanzas Artísticas Superiores, Antoni Baos.